En un acto presidido por la Junta directiva de Apoloybaco, el pasado 25 de febrero se hizo entrega de los premios del Concurso fotográfico: 13 Añadas de Apoloybaco. Una iniciativa que surge al calor de la distribución de nuestro vino tinto entre nuestros socios y amigos.

El acto se celebró en la Taberna de Doña Blanca (Avda. Miraflores) Sevilla con la asistencia de los miembros del jurado del concurso que fueron Juan Manuel de la Fuente, María del Carmen Solis y Alejandro Vázquez. Y por supuesto de los ganadores del mismo.

Un consurso en el que se ponía en juego la originalidad, la estética, la simpatía y como no la presencia de nuestro 13 añadas de Apoloybaco. A decir de los miembros del jurado todas las fotos y selfies recibidos tuvieron un alto nivel de calidad y la decisión para otorgar los premios no fue fácil.

Desde aquí, la Junta directiva quiere agradecer la participación de todos los consursantes y animarles para que en próximas ediciones continuen participando. Nuestro agradecimiento también a los miembros del jurado por su trabajo y colaboración. Y nuestra enhorabuena a los ganadores del concurso y que disfruten solos o mejor en compañía de estos extraordinarios premios: tres, dos y una botella (primero, segundo y tercer premio) del 13 añadas de Apoloybaco.

Primer Premio: La Creación, su autora María del Carmen Espallargas Moya. María del Carmen recoge el premio de la mano del presidente de la asociación.
Segundo Premio: !Alegría! sus autoras Laura y Lidia Vázquez Gómez.Laura y Lidia recogen el premio de la mano del Vice-presidente de la Asociación.
Tercer Premio: Pata Negra, su autora Consuelo Baus Rodríguez. Recoge el premio Manuel Vela (Consulo no pudo asistir por motivos laborales), de la mano de Juan M. de la Fuente, jurado del concurso.
A los miembros del jurado por su colaboración se les obsequió con una botella de vino.Fernando Solis miembro de la Junta Directiva y responsable de gastronomía. En esta ocasión ejercio de fotógrafo. 
Ganadores y jurado, todos con el vino tinto 13 añadas de apoloybaco. Un acto entrañable, una experiencia muy interesante y un concurso que posiblemente se repita en ediciones venideras.
Al final del acto un brindis como siempre: Por las cosas buenas que tienen que venir.Uno de los protagonista del evento: el 13 añadas de apoloybaco, acompañado de sus correspondientes "tapitas".
Arriba