Organizado por el Grupo Abades, Apoloybaco estuvo presente en una singular cata de vinos elaborados en Sevilla, en la misma también estuvieron presentes, como no podia ser de otra manera, representantes de la Asociación de productores de vinos y licores de la provincia de Sevilla. 

Grupo Abades es una empresa que cuenta con diferentes unidades de negocio bien diferenciadas que albergan más de 27 centros de trabajo, en sectores de hostelería, restauración y turismo. Y todo ello desde hace mas de 25 años, una larga experiencia que los consolida como un grupo de calidad y de una alta profesionalidad.

en Sevilla cuentan con uno de los restuarantes mas prestigiosos de la capital, situado en un entorno inigualable, a la orilla del río Guadalquivir, ofreciendo unas vistas de la ciudad que por si solas ya alimentan, sobre todo el espíritu y el sentido de la vista.

Abades Triana situado en la calle Betis de Sevilla ha decidido ofrecer en su carta de vinos a sus clientes los vinos y licores producidos por las bodegas y destilerias de la provincia. Sin duda alguna una bonita iniciativa y principalmente un gran acierto, porque los vinos y los licores que se están produciendo en estos últimos años en Sevilla son de una altísima calidad. No sólo los tradicionales y exquisitos vinos generosos, sino también extraordinarios vinos tintos y blancos y espumosos, elaborados con el método champenoise. Y además de sus centenarios anises y aguardientes, las destilerias sevillanas están elaborando unas ginebras premiun que están consiguiendo el reconocimiento de la crítica especializada y del público en general.

Y para dar a conocer esta iniciativa ofreció una cata dirigida y comentada de distintos vinos sevillanos. Ciertamente esta interesante y productiva iniciativa de Abades Triana debería de ser un ejemplo a seguir por otros restuarantes y hoteles de la ciudad.

Francisco Jesús Azuaga (Foto derecha) director de Abades Triana, dió la bienvenida a bodegueros, restauradores, sumilleres y prescriptores del vino que asistieron al acto. Julián Navarro presidente de la Asociación de productores de vinos y licores de Sevilla, explicó el esfuerzo, pero también el empeño y la ilusión de los bodegueros y destiladores de Sevilla para elaborar sus vinos y licores.  
Fran León uno de los grandes sumilleres de Sevilla fue el encargado de dirigir la cata de vinos, que lo hizó con maestría y de forma muy amena. Julian Navarro de las bodegas Colonias de Galeón y Rafael Salado de bodegas f. Salado, dos bodegas sevillanas de gran prestigio. 
De izquierda a derecha J.M. Botija enológo, Raúl Fernández de Bodega La margarita de Constantina una bodega con mucho presente y mucho futuro y Antonio Vázquez presidente de la asociación Apoloybaco. Desde la terraza de Abades Triana; el río guadalquivir y la torre del Oro a través del cristal que contiene uno de esos rutilantes vinos hechos en Sevilla, todo un goce para el alma y para el cuerpo. 
Un público encandilado con las explicaciones de Fran León que degusto vinos de las tres zonas vinícolas de la provincia: Bajo Guadalquivir, Aljarafe y Sierra Norte. Un vino blanco de Bodegas González palacios de Lebrija, otro vino blanco de Bodegas f. Salado de Umbrete, un vino tinto de bodegas La Margarita y otro vino tinto de Colonias de galeón estas dos bodegas de la Sierra Norte. 
Una copa con mucho arte: vino, arquitectura y la silueta de un bello rostro.  Enhorabuena al Grupo abades por esta iniciativa y nuestras felicitaciones a los bodegueros y destilerias de Sevilla.
Arriba