Organizado y convocado por la asociación de sumillers de Sevilla, tuvo lugar el pasado mes de octubre la presentación y cata de los vinos de Bodegas Buezo, el sitio elegido para tal evento fue el nuevo restaurante Rocala, situado en la Gran Plaza, un espacio renovado y muy adecuado para actos de este tipo y por supuesto para disfrutar de su cocina, muy creativa e innovadora sin perder los necesarios toques que aportan también la cocina tradicional.

La asociación de Sumilleres de Sevilla, se fundo en el año 2004 y su actual presidente es Rafael Bellido, que fue también socio fundador de la misma. Rafael cuenta con una amplia y especializada formación en el mundo de los vinos y los licores, fue el cuarto español que obtuvo en Londres el prestigioso diploma Wines and Spirits Education Trust, que lo acredita como especialista en elaborar y catar las más diversas bebidas, y es también propietario del restaurante La Mojigata situado en la calle Moratín en Sevilla. 

Rafael Bellido fue el encargado de presentar a Miguel Corral sumiller de la bodega Buezo y un gran apasionado por el mundo de los vinos. Comenzó presentandonos las características generales de la bodega y su emplaamiento, situada tanto la bodega como la plantación en la Finca de Valdeazedón, en el municipio de Mahamud (Burgos) dentro de los vinos calificados con la D.O.Arlanza. Una situación geográfica privilegiada, uno de los mejores microclimas del norte español para vinos de crianza, propicia una adecuada maduración fenólica, consiguiendo un perfecto equilibrio azúcar-acidez-aroma-estructura.

Miguel Corral (izquierda de la foto), comento que la primera cosecha obtenida fue la de 2004, ya que Buezo es una bodega joven que se encuentra al servicio de la calidad y ha sido construida con una cuidada arquitectura de vanguardia, integrada en el paisaje natural de Castilla León. En Buezo combinamos - nos dice Miguel - la artesanía ancestral de los vinicultores con nuevos procedimientos y tecnologías. La filosofía de Bodegas Buezo está basada en una combinación perfecta de tradición e innovación, a través de la que se conjugan los procesos artesanales con la última tecnología. Y yo diría también con la investigación y experimentación como son actualmente sus vinos Nattan, un tinto de la variedad Tannat y tempranillo. Un blanco, aún sincomercializar de las variedades Semillón, Chardonnay y Sauvignon Blanc. Y un nuevo proyecto de cepas centenarias (garnacha, tempranillo y mencia fundamentamente), que todavía se encuentra en proceso de elaboración.

La calidad del vino de Buezo se consigue gracias a un proceso minuciosos y muy estudiado: la vendimia se realiza a mano, las uvas se someten a una doble selección, todos los trasiegos se realizan por gravedad, los depósitos tienen un diseño especial que propicia el contacto del hollejo con el líquido, y para finalizar su elaboración el vino recoge todos los olores y sabores en las más de 700 barricas de roble francés, centroeuropeo y americano. El cuidado proceso se culmina con un embotellado realizado bajo una atmósfera de nitrógeno para evitar oxidaciones, y un dormitorio en la que descansa con temperatura y humedad constante.

Miguel Corral desgranó con gran maestría las características organolépticas de cada vino, así como sus procesos de elaboración.Se cataron los vinos que elabora actualmente la bodega. Comenzamos por El Buezo Tempranillo 2004, una fusión entre uva tradicional y la esencia del sabor mas actual. 
El segundo vino fue Buezo Varietales 2004, un coupage de Tempranillo, Merlot y Cabernet Sauvignon. Un vino con un carácter especial y de sensaciones únicas. Uno de sus vinos mas atrevidos es Buezo Nattan 2004, un vino experimental elaborado con la variedad Tannat y Tempranillo, el resultado es un vino potente y sublime. 
Rafa Bellido y Miguel Corral, nos hablaron  de  esta joven bodega joven, con presente y futuro, a la que desde Apoloybaco deseamos los mayores éxitos. Junto a sumilleres de Sevilla y críticos del vino Apoloybaco estuvo presente en esta cita enológica, en la que también se cató Buezo Petit Verdot y Tempranillo. 
Arriba