Comenzamos el ciclo de catas de Apoloybaco en este nuevo año con una variada muestra de vinos de la geografía española, desde La Rioja a las Islas Baleares, pasando por la Ribera del Duero y por Jumilla, para colocar el broche de oro con el nuevo tinto dulce de las Bodegas y viñedos Colonias de Galeón de Cazalla de la Sierra (Sevilla). Para esta ocasión los encargados de elegir los vinos fueron Antonio y Vicente y el restaurante fue propuesto por Salvador.

Este restaurante ya lo conociamos algunos de nosotros, es el Restaurante Platón, en la Avenida de la Filosofía nº 30 en Mairena del Aljarafe. El chef Víctor Funez, elabora sus creaciones a base de productos de mercado y reproduce con fidelidad, recetas tradicionales andaluzas o de otras comunidades autónomas. Los productos para los elaborados, son en su mayoría de denominación de origen, provenientes de todos los rincones del país. En este Enlace se encuentra el reportaje que hicimos en su día sobre el mismo: Restaurante Platón.

Para esta cata en la que todos los vinos eran tintos, la cocina de Platón nos prepararón primero un Foie caramelizado con tostá y naranja, para continuar con una Tempura de verduras con langostinos y mayonesa de soja, Aunque los cuatro vinos que degustamos se fueron catando de forma indistinta, es decir sin seguir un método preestablecido, si podemos decir que el tinto Valtosa, un monovarietal de Syrah fue muy bien con estos dos platos y también a pesar de la complejidad del mismo con las alcachofas con salsa de naranja, germen de rabano y queso parmesano, con esta difíl plato de combinar con los vinos, también resulto buen maridaje con el ÁN/2 de las Islas Baleares, que también combinó con mucho acierto con el Risoto con boletus y queso parmesano. Los dos últimos platos, que fueron los huevos rotos con jamón de pato y queso de cabra y un muy conseguido y sabroso Carbón de presa con patatas y mojo picón, que fueron estupendamente con el riojano Gran Reserva 890 y el ribereño Corimbo I. Nuestras felicitaciones al chef y su equipo por la excelencia de estos platos y su buen maridaje enológico.

< ÁN/2. 2014; Es un vino tinto con crianza, es un coupage de variedades autóctonas de la isla (Callet 65%, Mantonegre y Fagoneu 20%), y de la Syrah 15%. Fermentación en depósitos de acero inoxidable y de cemento a temperaturas controladas. Maceración de 15-20 días. Maloláctica en depósitos de cemento. Anima Negra ÀN/2 2014 ha envejecido en barrica de roble durante unos 13 meses, 70% francés y 30% americano. El 35% de las barricas son nuevas y el 65% restante, con un máximo de tres Vinos.

Es un tinto de marcada personalidad, de perfil frutal y mediterráneo, Muestra un color rojo guinda oscuro pero de media capa, muy limpio y brillante. En nariz sorprende su amplio abanico de aromas, se muestra muy abierto y accesible, aromas de fruta madura fresca, notas dulces y balsámicas y un fondo mineral. En boca, es seco con un suave amargor que hace que el vino persista en el recuerdo. Es intenso, equilibrado y de trago fácil, junto con su buena acidez, ofrecen una deliciosa y refrescante sensación. En el postgusto, unos ligeros tostados y unas notas de montebajo. Para ser consumido preferentemente entre 2017 y 2021. Precio aproximado: 18,50€. Y ha merecido puntuación de robert parker: 92.

> Valtosca. 2012; elaborado por la bodega Casa Castillo de la D.O. Jumilla, es un monovarietal de Syrah, plantadas en un suelo cubierto por un tipo de piedra caliza de la zona denominada "tosca" en las parcelas de Valtosca y Aguilanda. Encubada la uva despalillada en pequeños lagares subterráneos abiertos donde después de una maceración prefermentativa en frío durante 3 días, fermentó en temperatura de 24 a 27ºC durante 5 días. Final de fermentación alcohólica en barricas de roble francés de 500 litros y americano de 225 litros. Crianza de 14 meses en barricas: el 80% en barricas de roble francés de 500 litros y el 20% en barricas de roble americano de 225 litros.

Presenta un bonito color Cereza oscuro, muy concentrado. En nariz fruta negra madura, tostados, recuerdos de caramelos de violetas tras aireación y especiados (pimienta negra, clavo). Su paso por boca es amplio y con buena carga frutal, muy sabroso, taninos muy presentes, con buena concentración, con un postgusto largo y persistente. Ha sido valorado  con 93 Puntos Peñin y con un precio aproximao de 15€

Al final del encuentro, Victor el chef del restaurante nos explico algunos de los platos que sirvieron para acompañar los vinos.Primer encuentro del año 2017: vinos, gastronomía, conversación (se puede y debe hablar de todo) y principalmente amistad.

< LA RIOJA ALTA. GRAN RESSERVA 890. 2001; Esta marca se elabora exclusivamente en añadas extraordinarias y 2001 es una de las mejores que se recuerdan. Para su elaboración se destinaron las viñas más viejas, plantadas en suelos pobres y con una alta proporción de caliza. Obtenido de las variedades Tempranillo (95%) de Briñas, Labastida y Villalba, Graciano (3%) y Mazuelo (2%) de las fincas Melchorón I y II (Rodezno), viñedos que superan los 40 años de edad. 

Crianza durante un periodo de 6 años en barricas de roble americano (20% nuevas y el resto de 4 años) Durante sus 12 trasiegas se seleccionaron nuevamente las barricas destinadas al coupage definitivo, 15.900 botellas se embotellaron en marzo de 2008. Con objeto de preservar al máximo los componentes aromáticos, este vino no se ha filtrado. Color rojo rubí con borde naranja intenso, capa media, limpio y brillante. De alta intensidad aromática, en el que sobresalen las notas balsámicas y especiadas de coco, vainilla y chocolates mentolados que cubren notas de frutas maduras. De gran cuerpo y estructura en boca, es sofisticado, equilibrado y con taninos marcados de excepcional elegancia y finura, dejando un retrogusto muy largo, especiado y complejo. Precio aproximado 80€ y con 95 Puntos Parker. 

> CORIMBO I. 2011; Elaborado con la variedad Tinta del País, de pequeñas parcelas en La Horra, Roa y pueblos colindantes (Burgos). Cepas en vaso con una edad media por encima de los 50 años. Vendimia: Del 21 de septiembre al 30 de septiembre. Fermentación alcohólica espontánea en tinas de roble francés (18 días antes del descubado), seguida por fermentación maloláctica en barrica. Estabilización: Por métodos naturales. Clarificación: Clara de huevo liofilizada. De color Muy intenso, con fondo oscuro y ribete rojo cereza. Con una nariz muy expresiva, honda, elegante. Perfectamente ensamblada la madera. Fruta negra madura, en la línea de la ciruela y la mora. Aparecen notas minerales y especias dulces de gran calidad, sensaciones de chocolate negro especiado y fruta negra. En boca de gran volumen, sensación de plenitud, fruta negra madura y fresca, mineral, con sutil recuerdo de cacao. Se aprecian las notas refrescantes y balsámicas de plantas aromáticas en el pinar. Tanino presente de gran calidad. Riquísimo postgusto donde se funden todos los aromas y sabores. Con un precio aproximado de 43€ y con 92 puntos Parker.

Foie caramelizado.  Risoto con Boletus.
 Huevos rotos con jamón de pato. Carbón de presa con patatas.

El postre; fue una deliciosa leche frita con helado de limón, una mezcla muy equilibrada y sabrosa, dulce pero sin empalagar, para combinarlo con un grato regalo que nos hizo el amigo Julian el intrepido bodeguero de Colonias de Galeón en Cazalla de la Sierra (Sevilla) con su nueva creación; un tinto dulce, es un vino de producción ecológica, como todos sus vinos, y elaborado con la variedad merlot. 

Estos son vinos no muy demandados por estas tierras sureñas, pues para vinos dulces ya se tienen los peros ximenez y los moscateles, pero este es un vino que no deja indiferente y que puede cubrir muy bien ese espacio entre lo extremadamente dulce de los PX y la pasa de los moscateles. Pues su dulzor esta muy equilibrado, deja perfectamente que se saboré la fruta madura, frutos rojos con su fondo a regaliz. En boca es sabroso, envolvente, con presencia de los taninos eso sí muy elegantes. 

Una vez mas hay que felicitar a Bodegas Colonias de Galeón por esta nueva propuesta enológica a la que le auguramos grandes éxitos y que sin duda alguna volveremos a repetir en futuros encuentros enogastronomicos.

Arriba