vinos baqus patioUn nuevo restaurante acaba de abrir sus puertas en el centro de Sevilla, en lo que otrora fue el barrio judio de la ciudad, justo al lado de la iglesia de Santa María la Blanca, en el Hotel Las Casas de la Judería.  Baqus es el nombre que han elegido sus propietarios. cosa que ya nos indica que este restaurante va a ser una apuesta clara por los vinos singulares y esto es así porque su propietario, Luis Gutiérrez, es un gran amante de los excelentes vinos que hay en nuestro país. 

En Baqus, el vino se escribe con mayúsculas. En la actualidad cuenta con más de 250 referencias, 80 de ellas procedentes del Marco de Jerez y Sanlúcar, y esta cifra seguirá creciendo en los próximos meses. Hablamos de pequeñas producciones que nacen del esfuerzo y, a veces, de la locura de algunos viticultores que ponen en cada botella el alma y el corazón.

Una visita a Baqus es un viaje por toda la geografía vitivinícola española. Se puede visitar desde los albariños y godellos de Galicia a los vinos tintos de Almería pasando por zonas vinícolas como el Bierzo gracias a Bodegas La Senda, que nace con la vocación del respeto por el entorno y que consigue transmitir años de historia y cultura a través de una botella de vino. Después podríamos pasarnos por Rueda para disfrutar de la personalidad de los verdejos de producción exclusiva y limitada de Sanboal, así como otras conocidas y afamadas Denominaciones de origen de Castilla y León. Pasar también a los vinos de Castilla La Mancha, con para previa en la sempiterna Rioja. Y recorrer Lérida hasta llegar a Castell d’Encus, donde el vino se fermenta en los antiguos lagares de piedra de los monjes de una orden hospitalaria del S.XII. Sin olvidarnos por supuesto de Andalucía, porque Andalucía es tierra de vinos. 

En Baqus se pueden encontrar los diferentes tipos de vinos que se producen en la geografía española;Los cavas, una propuesta de Luis Gutierrez para implantarlo en una ciudad como Sevilla, donde tomar un buen cava en esas horas de más calor puede mejorar el día. Los vinos tintos, jovenes y de crianza, los vinos blancos tanto los monovarietales como los de coupage, los refrescantes y alegres rosados y como no los deliciosos y exclusivos vinos generosos. Los vinos maridan a la perfección con la cocina mediterránea con un toque vanguardista que ofrece Baqus. El magret de pato con toffe y el Pulpo se va a la feria son dos platos que uno no debería perderse. Una buena comida no tiene un buen fin si no se termina con un delicioso postre. Y para esto no hay nada mejor que la Tarta de queso idiazábal con caramelo violeta.

Con estas credenciales, el Hotel Las Casas de la Judería, lugar donde se emplaza el restaurante, acogió la inauguración de este restaurante que pretende convertirse en un lugar de culto para los amantes del vino en Sevilla. Fueron muchos los que no quisieron perderse esta puesta de largo en uno de los salones del local; un patio sevillano que a buen seguro hará las delicias de muchos en las noches de verano. Ignacio Medina, duque de Segorbe y su esposa, la princesa María de la Gloria de Orleans-Braganza, propietarios del Hotel Las Casas de la Judería, no quisieron perderse este acto, junto a diversas personalidades del mundo de la política,la cultura y el periodismo. Apoloybaco también estuvo presente en este evento, al que deseamos todos los éxitos posibles. Y es que Baqus es el segundo proyecto gastro-enológico que Luis Gutiérrez abre en Sevilla. Su proyecto empresarial comenzó en Tomares hace 4 años con De Re Coqvinaria, un local donde también se puede disfrutar de la esencia de los vinos singulares y que ya se ha hecho con un público fiel en estos años.

vinos baqus anfitrionvinos baqus vinos
Luis Gutiérrez propietario del restaurante explicando las pretensiones del mismo a Vicente Sanchis vicepresidente de Apoloybaco. Restaurante Baqus: perfecto maridaje de cocina mediterránea con los vinos españoles. 
vinos baqus botellasvinos baqus primos
El vino es el gran protagonista y una de las señas de identidad del Restaurante Baqus. Antonio Vázquez presidente de Apoloybaco y Vicente Sanchis vicepresidente. 
Arriba