Después de que una representación de la Junta directiva de Apoloybaco asistieramos a una de las jornadas de Vinoble 2016, nuestro amigo Fernando Solis nos había recomendo un sitio muy característico de la comida jerezana y hacía allí dirigimos nuestros pasos, es la conocida Venta Esteban en Jerez de la Frontera (Cádiz).

Vinoble es la feria mas importante del mundo de los vinos generosos "vinos nobles" que se celebra cada dos años en Jerez y es un lujo y una gran stisfacción para los amantes de los vinos generosos poder asistir a este evento, por ello Apoloybaco desde que se inicio esta feria y esta ha sido ya la IX edición, siempre ha estado presente. 

Jerez sin duda alguna es sinonimo de vino, la tierra del gran agrónomo de época romana, Columela, ha visto sus campos siempre sembrados de vides y ya por entonces sus vinos eran conocidos en la capital del Imperio romano, y ahora sus vinos se han convertido en una seña de identidad de Jerez fuera de las fronteras españolas. 

Pero no sólo de vino vive el hombre, su gastronomía también cuenta con un gran reconocimiento tanto nacional como internacionalmente. Heredera, como no, de las distinta culturas y pueblos que han pasado por estas milenarias tierras.

Pues bien uno de los rincones que mejor representan esa gastronomía es el Restaurante Venta Esteban, eso sí, actualizado a los nuevos tiempos, pero insistimos sin perder un apice sus esencias de la vieja cocina jerezana, cargada de aromas y sabores. Y es por ello que para este mes de agosto os recomendamos este entrañable lugar gastronómico.

Restaurante Venta Esteban, se encuentra a la salida de Jerez en la carretera que se dirige a la autopista de Sevilla - Cádiz, sus propietarios son los hermanos Ballesteros (Esteban, Paco, José, Manuel y Pedro), que fundaron un primer establecimiento en el año 1983 en la avenida Fernando Portillo. Y en el año 2002 se trasladan al actuaal emplazamiento. 

El restaurante tiene todas las características de lo que era una venta de camino, eso si todo modernizado y muy confortable, cunta con varios salones y terrazas bien acondicionados tanto para el frío como para el calor, y algo que se agradece mucho, que son amplios aparcamientos. 

Nada mas atrevesar sus puertas de entrada, se observa unas vitrinas con una exposición de auténticas joyas enológicas de los vinos del Marco de Jerez (Amontillados, olorosos, finos, manzanillas, palos cortados, Pedros Ximenez). Y a continuación se encuentra uno con una amplia barra, donde poder tomar unas tapitas con un buen vino de Jerez o una siempre refrescante cervecita. Ya en la barra se aprecia claramente el tipo de establecimiento, en el que entramos, una venta, pero de mucha categoría.

Una ristra de jamones colgados dan la bienvenida, así como el expositor de los mariscos y pescados, como dice un viejo amigo mío cada vez que entramos en un restaurante con este tipo de expositores: "Un cachito de oceáno dentro de un bar". En este mismo espacio también cuenta con algunas mesas para desahogo de los salones interiores.

Son varios salones de distintas dimensiones, decorados sin grandes estridencias, sencillo pero agradable y lo mas importante muy luminosos, el aforo según nos comentan los camareros es de unas 300 personas.

Restaurante Venta Esteban es un lugar ideal para los amantes de la cocina tradicional y regional, donde no faltan los platos de cuchara como la Berza jerezana con su exquisita pringá o los fideos con almejas, sólo por mencionar algunos.

Los Hermanos Ballesteros si tienen claro que el éxito de su negocio se encuentra en la calidad de la materia prima, productos de mercado y principalmente de temporada, como los mariscos y pescados de la Bahía. Y por supuesto el cariño y el amor por la cocina, en este caso la cocina jerezana, y como ellos mismos dicen elaboradas al gusto de todos y eso se aprecia sobre todo en los platos de creación propia.  

Una carta amplia, una auténtica paleta de colores, aromas y sabores que seguro será capaz de satisfacer los sentidos mas exigentes de los comensales. Entre las ensaladas destacan las rodajas de tomate con melva canutera, según los expertos es la mejor de las melvas, al tratarse de los ejemplares mas joven de este pesacado y que ha dado lugar a la Indicación Gográfica Protegida Melva de Andalucía y que en la costa gaditana llega a su máxima expresión de sabor y textura. El cóctel de marisco y el paté de cabracho, completan lo mas destacado de este apartado. 

A demás de revueltos como las tagarninas esparragadas y sopas diversas, como la de marisco, destaca su ya famosa ensaladilla de gambas, elaborada con un pequeño truco celosamente guardado y que le da un toque especial y muy singular. Y algo que también esta para chuparse los dedos y por supuesto hacer "barquitos" son sus almejas, tanto a la marinera, como al Sr. Esteban. Entre los mariscos , como no podía ser de otra manera los langostinos de Sanlúcar están para chillarles, pero me llama la atención un marisco que hace unos cuantos años se le conocia como "la cigala de los pobres", cirtamente recuerdo que en Rota donde veraneaba con mis padres, hace ya varias décadas lo ponian como aperitivo para acompañar la bebida, me estoy refiriendo a las Galeras, aquí las preparan cocidas o a la plancha, enhorabuena por la recuperación para los grandes restaurantes de este estupendo marisco.

En las carnes cuentan con solomillos elaborados de diferentes maneras y sobre todo destaca el rabo de toro, yo donde mejor lo he comido es en Córdoba y aquí en Jerez, son excelentes artesanos de este sabroso y jugoso plato.

Aunque sin duda el mayor surtido lo encontramos en los pescados, tanto fritos, al estilo gaditano como plncaha y en distintos guisos. Nosotros como entrantes nos decidimos por unas puntillitas que estaban en su junto punto de fritura y de harina, frescas y muy tiernas. Y por unas almejas al Sr. Esteban, para ello unas refrescantes cervezas acompañaron perfectamnte. 

Y como platos principales, atún a la plancha y calamares rellenos en salsa, con sus patatitas fritas. Es conveniente y recomendable dejar un hueco para los postres, son de elaboración propia. Cuentan también en la carta con un apartado de "Epecialidades" que al decir de los camareros muy solicitados por los clientes. Entre ellos, uno muy sencillo pero con una gran aceptación: El Antojo, que no es mas que dos huevos fritos, patatas fritas, cebolla frita y jamón ibérico, pero hay oras dos especialidades quee se llevan la palma: El carpaccio de atún salvaje de almadraba y el Tartar de atún salvaje de almadraba. 

En el Restaurante Venta Esteban, destaca también sobremanera la bodega de vinos. Mención especial para los vinos del marco de Jerez, todos los tipos de estos singulares y apreciados vinos se encuentran en su carta. De los llamados vinos tranquilos (tintos y blancos) de la provincia de Cádiz, también tienen una amplia representación y por supuesto no faltan los vinos de las mas conocidas denominaciones de origen de la geografía española. 

No podemos dejar de mencionar el trato tan cercano y profesional del personal que conforma la plantilla de este restaurante, diligencia en el servicio, información amplia y correcta de las distintas opciones para comer y sobre todo amabilidad y simpatia. Venta Esteban un lugar de obligada parada si se va a Jerez o se pasa por Jerez.

Dirección: Colonia de Caulina, C. 11 - 03 - Entrada Autopista Sevilla - Cádiz - Jerez de la Frontera. Reservas solo por teléfono: 956 316 067.

 

Arriba