0
0
0
s2smodern

 

julio-abantalRESTAURANTE ABANTAL (SEVILLA)

Calle Alcalde José de la Bandera, 7. 41003 Sevilla.
 
 
Teléfono de reservas: (+34) 954 540 000
Horario de atención para reservas
De martes a sábado de 12.00h a 14.00h y de 17.00h a 19.00h:

Horario de llegada de clientes
De Martes a Sábado 
Almuerzos: 14.00h a 16.00h 
Cenas: 20.30h a 22.30h

http://www.abantalrestaurante.es
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
https://www.facebook.com/abantalrestaurante/

 

 

RECONOCIMIENTOS Y PREMIOS:

2005.- Julio Fernández Quintero, Mejor cocinero andaluz.
2009-2017.- Una Estrella Michelín
2012.- 2 Soles en la Guía Repsol.
2015.- Premios Andalucía del Turismo.
2016.- Premio Gurmé ABC como mejor restaurante de cocina creativa de Sevilla. (Voto del Jurado)

 

Relación calidad-precio:

Presentación:

Cocina:

Servicio:

 

Mala Aceptable Buena Muy Buena Excelente

abantal-apoloybacoJulio Fernández Quintero y Abantal, Abantal y Julio Fernández Quintero, un binomio unido por un proyecto gastronómico que desde hace más de una década, van indisolublemente ligados al patrimonio gastronómico de Sevilla. La capital de Andalucía, es un territorio donde, todo el mundo coincide, se tapea de lujo. Pero abrir un bar de tapas es una cosa, y abrir un restaurante es otra. Ser cocinero es una cosa, y ser un Chef, es otra. De hecho en nuestra opinión, en Sevilla solo hay cuatro o cinco fogones que se puedan considerar que tienen un Chef detrás: Abantal, (Julio Fernández), Tribeca, (Pedro Giménez); La Taberna del Alabardero, (Juan Marcos) Hotel Alfonso XIII (Willy Moya) y Malandanza (Víctor Gamero) . Y de todos ellos, solo uno, Abantal, tiene reconocida desde 2009 la prestigiosa “Estrella Michelín” con el chef Julio Quintero Fernández (Santiponce-1975), en los fogones.

Julio Fernández dio sus primeros pasos en la cocina de la Escuela de Hostelería de La Taberna del Alabardero, un espacio por el que en los últimos años, han pasado la flor y nata de la gastronomía, sevillana, andaluza y española. Tras un breve paso por los EE.UU. Julio volvió a Sevilla y en el año 2005, ganó el concurso de Mejor Cocinero Andaluz del Año con una receta de: Pularda rellena de higaditos y arroz cremoso de trufa y espejo de comino y orégano. Fue el principio de muchas cosas. Sin renunciar al deporte del piragüismo, su pasión fuera de los fogones, Julio entendió que su futuro profesional estaba en los fogones y decidió, junto con sus socios Santiago Pérez y Jaime Márquez, abrir en 2004, el restaurante Abantal, (que significa, en castellano antiguo: Delantal).

abantal-apoloybacoLos que saben de retos, dicen que lo difícil no es llegar, sino mantenerse, y Abantal lleva más de una década abriendo sus puertas al abrigo de una merecidísima “Estrella Michelín”, concedida por primera vez en la edición de 2009 y que mantiene ininterrumpidamente desde entonces. Hoy, Julio Fernández es un cocinero mediático y conocido por toda Sevilla por su participación en un conocido espacio radiofónico en la Cadena SER, pero no olvida ni sus orígenes, ni sus duros inicios en la hostelería. Fue en diciembre de 2004 cuando tras un exhaustivo periodo de formación en la Escuela de Hostelería de la Taberna del Alabardero, donde estuvo tres años hasta sacar la diplomatura, dio el paso para abrir Abantal. Sus comienzos no fueron fáciles, y la ubicación del restaurante (alejado de la zona turística de Sevilla) tampoco favorecía.

Si tuvo claro desde el principio el concepto de restaurante que quería abrir: cocina innovadora, creativa, con personalidad, arraigada con los sabores y recetas del sur de España y dentro de un estilo minimalista en lo decorativo, cómodo en su espacio, y donde sus clientes disfrutaran plenamente de su almuerzo o cena; justo los conceptos que valoraron los rigurosos inspectores de la Guía Michelín cuando le concedieron allá por diciembre de 2008, la apreciada “Estrella Michelín” que casi una década después, Julio Fernández enarbola como emblema de una propuesta gastronómica distinta a todas las que existen en Sevilla.

La fachada del restaurante ya transmite lo que encontrarás tras sus puertas: Predominio de colores cálidos, paredes blancas, maderas pulidas de roble, granito y aceros y correcta iluminación. El interior de Abantal, amplio y luminoso está concebido para que el comensal encuentre un ambiente cómodo, íntimo y relajante. Una pequeña barra a la entrada permite, en el caso de grupos como éramos nosotros, esperar a todos los comensales con una copa en la mano. Ya en el salón, las mesas, estupendamente vestidas y convenientemente dispuestas, están correctamente separadas entre sí, permitiendo un amplio espacio de intimidad que nos garantiza una conversación sosegada y sin interrupciones y la concentración que merece el disfrute de los platos de su menú. La sala tiene capacidad para unos 25 comensales a la carta y hasta 50 cuando se trate de grupos. Y en su cocina, diáfana y a la vista del público, materias primas de excelente calidad, productos de cercanía y una carta que de manera adecuada, propone siempre productos de temporada.

abantal-apoloybacoUna vez instalados en mesa, tras los aperitivos de cortesía en barra, el servicio de sala hace un trabajo espectacular. Cambio de cubiertos con cada plato, diferentes tipos de vajilla, copas adecuadas al tipo de vino que se ofrecía en mesa y tanto Santiago d ela Higuera, como Jefe de Sala, como Pilar Pérez Vaca, ejerciendo su labor de sumiller, atendieron la mesa con una gran corrección y sabiduría. Trato muy profesional, y al mismo tiempo muy agradable, siempre atentos, pero nunca indiscretos; ayudando al comensal sin agobios inoportunos y sobre todo, y no es fácil, ayudando a que los platos del menú degustación (esa fue nuestra elección), llegaran oportunamente a la mesa. Previo a los platos, llegaron a la mesa una abundante cesta de panes con seis variedades para acompañar a los platos. Especial mención para el sumiller que presentaba los vinos con una muy correcta explicación de lo que te ibas a encontrar.

En nuestra visita como grupo elegimos la opción de Menú degustación maridado (7 pases) que constó de los siguientes platos:

1.-NAVAJA CON COLIFLOR.-

Excelente sabor, en su punto exacto de cocción y por supuesto exentas de cualquier atisbo arenoso.
Maridado con Manzanilla Callejuela DO Manzanilla de Sanlúcar de Barrameda.

2.-SALMOREJO DE REMOLACHA CON MOJAMA DE ATÚN Y ALMENDRAS

Realmente sabroso. El fino dulzor de la remolacha, contrastaba muy bien con el salazón de la mojama. Riquísimo.
Maridado con Manzanilla Callejuela DO Manzanilla de Sanlúcar de Barrameda

3.-TARTAR DE LOMO DE ATUN ROJO CON GAZPACHO DE VERDURAS ASADAS Y GRANIZADO DE PEPINO

En opinión de todos los comensales, uno de los mejores tartar de atún rojo que habíamos probado hasta entonces. La fusión con el acompañamiento verdaderamente sublime.
Maridado con Amontillado Gran Barquero D.O Montilla-Moriles.

4.-OSTRA CON BONIATOS, CITRICOS E INFUSION DE ESPECIAS

Un plato muy bien elaborado y mejor presentado. Un par de ostras fresquísimas Gillardeau de buen tamaño.
Maridado con Mountain Blanco 2013. D.O Sierras de Málaga.

5.-ARROZ DE CERDO IBÉRICO Y BACALAO EN PAELLA

Arroz en su punto con el toque primoroso del jamón, chorizo y manitas de cerdo que liga con acierto los granos de arroz. Presentado en paella y con un taco de bacalao de textura muy fina y en su punto óptimo de sal. Una maravilla.
Maridado con Tierra 2015 Blanco. D.O. Rioja.

6.-ROMERETE DE CONIL CON ESPINACAS Y GARBANZOS

Fue la sorpresa del menú. Nadie conocíamos esta especialidad de pescado, natural de nuestras costas gaditanas. Y de la sorpresa inicial al entusiasmo general cuando lo probamos. Un plato excelente.
Maridado con Tierra 2015 Blanco. D.O. Rioja.

7.-COCHINILLO DESHUESADO, CUAJADO DE CASTAÑAS, MOJETE DE PAPAS Y SETAS AL AJILLO

Extraordinario sabor, preciosa presentación en forma de cilindro, y muy sabroso, tierno y jugoso. Otro plato extraordinario.
Maridado con Silente 2010. Vinos de la Tierra Sierra Norte de Sevilla.

POSTRES:

.- ESPUMA DE YOGOUR CON SORBETE DE HIERBABUENA Y LIMA
.- CANELÓN DE MANGO RELLENO DE CREMA DE QUESO Y CHOCOLATE BLANCO CON SOPA DE LEMON GRASS.

Maridados ambos postres con Chàteau Haut Bommes 2009. A.O.C. Sauternes.

abantal-apoloybaco

Estupenda la labor tanto del Jefe de Sala, excelente el trabajo de Pilar Pérez Vaca, sumiller del restaurante que nos propuso una armonía entre platos y vinos realmente sensacional.

La carta de Abantal rota periódicamente para favorecer la entrada de los productos frescos de temporada (el pescado procede mayoritariamente de la Lonja de Conil) y en su sugerente carta, que tiene como base la cocina tradicional andaluza con el sello personal de Julio Fernández Quintero, en clara coexistencia con la cultura árabe, no faltan una gran selección de aceites. La carta de vinos es amplia y moderna, (más de 300 referencias) y está en permanente rotación para satisfacer a una clientela tan exigente como la que corresponde a un restaurante de alta cocina. En su bodega junto a otros vinos españoles e internacionales, se reivindican los vinos andaluces y sevillanos, con una cuidada selección de las DO de Jerez, Málaga, Montilla-Moriles, y los emergentes vinos de la Tierra de Cádiz o la Sierra Norte de Sevilla, territorios enológicamente mucho más desconocidos, pero muy pujantes y cada vez más valorados.

Más allá de los horarios de comida, Abantal y Julio Fernández, ofrecen a petición de su clientela, distintos servicios formativos que en forma de “máster class”, “show-cooking”, presentaciones comerciales u otros servicios de restauración, van dirigidos a clientes interesados en conocer los detalles de la cocina de Abantal en directo y degustar sus elaboraciones. La oferta gastronómica de Abantal tiene dos líneas complementarias que sus promotores han denominado “in&out”, de manera que pueden ofrecer servicio a su amplia clientela, tanto dentro como fuera de sus instalaciones.

ABANTAL-apoloybacoNo queremos terminar esta reseña sin hablar de la faceta solidaria de Abantal, ya que Julio Fernández, en colaboración con el fotógrafo Jaime Martínez, han publicado un recetario titulado “Recetas con Alma”, y los beneficios de la venta van cedidos íntegramente al Banco de Alimentos de Sevilla, una organización sin ánimo de lucro y que se ha destacado de manera solidaria en estos años de crisis, a la tarea de atender a los que sufren falta de alimentos y riesgo de exclusión social.

En resumen, Abantal es un restaurante de obligada visita, cuenta con un equipo formidable, un chef que da lustre y esplendor al concepto de cocina creativa y andaluza y sus recetas hacen honor a su prestigiosa fama. Volveremos.

 

 

Ir Arriba