Rutas gastronómicas por los mercados de abastos de Sevilla. Barrio de Los Pajaritos. Distrito Cerro-Amate.
Mercado de Abastos de La Candelaria: Calle Gaviota 27, 41006 Sevilla.
 
350 candelaria mercado
350 pajaritos
 

pajaritosUno de los estudios más rigurosos sobre el origen, evolución y transformación de los Mercados de Abastos de Sevilla, fue el realizado por el Profesor de Historia Medieval de la Universidad de Sevilla, D. Antonio Collantes de Terán Sánchez, donde se documenta la importancia que para Sevilla, tienen los intercambios comerciales considerados estos como una de las actividades económicas más importantes y que dieron origen a las ciudades medievales.

Dentro de esas actividades económicas, el abasto, desempeñó siempre y de manera lógica, una función principal estando siempre presente entre las primeras preocupaciones de cualquier forma de gobierno de la ciudad. Y ahora toca hablar de uno de los mercados de Sevilla: El Mercado de La Candelaria, en el barrio de Los Pajaritos —estadisticamente, dicen. uno de los barrios más pobres de España—, en el Distrito Cerro Amate.

El mercado surte, en su veintena larga de puestos, a una población mayoritariamente de clase obrera, con un indice de desempleados muy por encima d ela media nacional, andaluza y sevillana. Pero eso son datos estadisticos que para nada empaña la calidad de los productos que se ponen a la venta diariamente en este longevo y vestusto mercado de barrio.

pajaritos1Cierto es, que el mercado, al igual que el barrio que lo acoge, adolece de inversiones que mejoren sus estructuras, mal conservadas después de más de cuarenta años desde su apertura; problemas estructurales que afectan a los servicios básicos: electricidad, humedades y filtrafciones de agua de lluvia, canalizaciones en mal estado, climatización inadecuada, y, en general a un progresivo deterioro de la imagen de un mercado que, al igual que su barrio, está en lamentable estado de conservación.

Promesas incumplidas de politicos de todo signo que se olvidan cuando llegan al poder, una vecindad castigada por el desempleo, especialmente en la juventud, con problemas serios de convivencia como consecuencia de la drogadición y tambien, poruqé no decirlo, con alto índice de delincuencia. El mercado del barrio no es ajeno a esa situción social, y los placeros hacen diariamente un esfuerzo enorme, primero por mantener el mercado a toda costa, y segundo por mantener unos niveles de calidad similares al resto de los mercados y plazas de bastos de Sevilla.   

AntesDespues PajaritosPero en Los Pajaritos y su entorno: Tres Barrios-Amate, hay muchas otras personas, que no salen en los reportajes periodisticos o televisivos, que se esfuerzan día a día por salir adelante a pesar de los índices de pobreza del mismo.

Personas dignas, educadas, y con el orgullo de sentirse clase obrera. Mujeres y hombres que se sacrifican diariamente para sacar adelante a sus familias; que no encuentran ayuda en el sistema asistencial, o que incluso están desahuciadas económicamente. Y eso tiene mucho mérito. El barrio, construído en 1960, se planificó mal, se hicieron bloques de pisos y habitaciones como cajas de cerillas, sin zonas verdes, sin infraestructuras de ocio y sin biblioteca.

Y en Los Pajaritos existe eso que algunos llaman caridad, y otros, solidaridad. Existen asociaciones y colectivos que ayudan a sus vecinos a sobrevivir entre tanta penuria. Que viene reclamando durante años a las administraciones públicas que inviertan en Los Pajaritos, que también forma parte de Sevilla.

Afortunadamente, tanto en lo que se refiere al Mercado de la Candelaria, como al propio barrio, se ha puesto en marcha un plan de intervención municipal, a través de la la empresa pública de vivienda (ENVISESA), que incluye una serie de actuaciones consensuadas con los placeros como prioritarias. De esta forma, se sustituirá y saneará la cubierta y las cornisas, se repararán todos los elementos de hormigón de la bóveda de la cubierta en sus extremos, se realizará una limpieza y pintado de los parámetros exteriores dañados y con humedades y se sustituirán las tapas de arqueta en las zonas comunes eliminando riesgos de caídas.

Y en cuanto a la barriada, ya existe, aunque con desigual acogida, un plan de captación de viviendas no usadas, o vacías, en el barrio para la renovación integral de la barriada. Hay dos bloques construidos con un total de 62 viviendas que va a permitir, por un aldo el retorno de algunas familias que se fueron del barrio, y en segundo lugar, la de evitar que las familias sigan huyendo del barrio, sobre la base de la permuta de su actual vivivienda, muy deteriorada, por otras de nueva construcción tras el derribo y posterior realojo de las familias en otros pisos.

Ojalá sirva esto para recuperar un barrio obrero sevillano, que no renuncia, ni a sus origenes, ni a su dignidad. 

Visita estos establecimientos gastronómicos en el distrito Cerro-Amate, recomendado por nuestros socios.

Arriba