arrieros fachada propietarioRESTAURANTE ARRIEROS (LINARES DE LA SIERRA).

Calle Arrieros, 2. 21207. Linares de la Sierra-Huelva.
 
Teléfono de reservas: 959 463 717

Sitio web: Restaurante ArrierosRestaurante Arrieros

Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Horario: De 13:30 a 16:00. Abren por la noche sólo con reserva y menús degustación.

Relación calidad-precio: 

Presentación: 
 
Cocina: 

Servicio: 

Mala Aceptable Buena Muy Buena Excelente

 

 

 

arrieros los dosEn Otoño, la micología es un de los simbolos gastronómicos más importantes de España, y cuando llegan las lluvias a nuestras dehesas y montes, son cada vez más los aficionados que buscan en nuestros campos los hongos y setas que brotan con las primeras lluvias, y se recogen con cuidado y maña por manos expertas, para ser cocinados. Los “buscadores" de seta, gente sabia, conocedora del campo y paciente, jamás revelan el terreno donde crecen, y saben, por experiencia propia, que la temporada de recolección suele ser muy corta; empieza a partir de los veintiún días de los primeros chaparrones, y termina en cuanto aprieta el frio. Y los recolectores avisan que cada año, y como consecuencia del cambio climático, las temporadas de setas se acortan muchísimo. 

Innumerables son los restaurantes que en esta época del año, presentan en sus cartas las setas silvestres que crecen entre los árboles y bosques de nuestra tierra. Y uno de esos establecimientos donde ofrecen, año tras año, algunas de las mejores setas (amanitas, boletus, níscalos o cardos), es en el Restaurante Arrieros, en la localidad onubense de Linares de la Sierra, en el epicentro del Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, entre Alájar y Aracena.

A través de una serpenteante carretera comarcal, rodeada de castaños, alcornoques y encinas, y por donde cursan numerosos arroyos, Linares de la Sierra, aparece enclavada en el fondo de un frondoso valle rodeado de la Sierra de Picachanes, el Alto del Chorrito, y la llamada Era Rasa. Con apenas 400 habitantes censados, Linares de la Sierra es uno de esos pueblos rurales que hay que visitar si estás por Andalucía, y ahora, en pleno apogeo de la campaña de las setas, es un momento ideal. Sus empedradas calles, con los populares “llanos”, o teselas en sus portales —figuras geométricas construidas con cantos rodados y piedras—, y sus blancas fachadas de cal, esconden uno de los establecimientos gastronómicos más importantes, no sólo de Huelva, sino de toda Andalucía; hablamos de el Restaurante Arrieros, ubicado en el nº 2 de la misma calle, uno de esos templos donde el tiempo se detiene una vez que cruzas su umbral.

arrierros adela luismiGalardonado y reconocido por algunas de las más prestigiosas guías gastronómicas, (Repsol, Michelín..), sus propietarios, Adela Ortiz y Luis Miguel López, abrieron el local, después de una pequeña tentativa en 1997, en el año 2000, y tras un intenso proceso formativo en la Escuela de Hostelería de Islantilla, y un breve paso profesional por un reconocido restaurante extremeño. Y después de algunos años, empiezan a llegar los reconocimientos de la crítica gastronómica: En 2007 entran a formar parte de la prestigiosa Guía Michelin, y lucen con orgullo desde 2009, la calificación de “Bib Gourmand”, y desde 2017, forman parte del “universo” Repsol, cuando la famosa y reconocida guía gastronómica, les concede uno de sus valorados “Soles”.

El restaurante ocupa el solar de lo que fue antaño un establo, y hoy, ya restaurada, es una típica y acogedora casa rural de paredes encaladas y adornada de los aperos de labranza, siega y demás utensilios usados en la sierra, que se anuncia en un recodo del pueblo y donde te acompaña hasta su entrada, el olor a jara y romero. Ya en su interior, el visitante encontrará un ambiente rústico, íntimo y tranquilo, con una sugerente chimenea, techo de madera y un cuidado mobiliario rústico adaptado a los tiempos actuales. El restaurante cuenta con tres salones y una agradable terraza exterior donde se pueden acomodar unos 30 comensales.

arrieros salon okEl eje central de la oferta gastronómica del Restaurante Arrieros, es, por supuesto, el cerdo ibérico de bellota, y todos sus derivados, incluida la casquería, uno de los referentes gastronómicos del restaurante. Pero en su carta también hay hueco para platos, recetas y postres ancestrales propios de la comarca y de las costumbres culinarias de sus habitantes nucleadas en torno a las labores propias de la serranía, y a los productos que da la dehesa: membrillos, castañas, piñones, setas, hortalizas y verduras. Y por supuesto el aceite de oliva virgen extra de la comarca.

El Restaurante Arrieros ofrece al visitante una cocina de producto, aún con las dificultades añadidas de la ausencia de mercado de abastos en la localidad, pero se aprovisionan de las verduras y hortalizas de la huerta que ellos mismos cultivan, de sus huevos de corral, y elaboran mermeladas y compotas caseras. Algunos de sus platos clásicos en la carta, son de una sencillez extrema, —como su exquisita sopa de tomate—, pero elaborada sin pan, y a base de tomate embotado, mermelada de higos y algunas especias.

Algunos de esos platos que tienen al cerdo ibérico de protagonista, y que suelen estar presentes de forma habitual en su carta son: el carpaccio de presa ibérica con foie y vinagre del Condado, la crema de boletus y papada ibérica, las carrilleras ibéricas al vino tinto, el revuelto de morcilla ibérica con langostinos de Sanlúcar con toque de vainilla, la hamburguesa de pluma ibérica y setas, una magnífica asadura encebollada con un toque de cilantro, el solomillo ibérico relleno de foie con jamón.

arrieros delirioPara los postres, donde conviene guardar hueco, son originales, excelentes y sugerentes, y destacan de su carta una excelente poleá con azúcar moreno, un postre clásico de la Andalucía rural similar a las gachas, una magnifica tosta de queso de cabra de Aracena gratinado con miel y hierbas aromáticas, los orejones con melocotón, el cremoso de castañas con arándanos de Aroche, o el magnifico mousse de membrillo o de limón. En definitiva, estamos hablando de un repertorio de recetas inmemoriales y de sabores de antaño, con el toque personal y actualizado de Luis Miguel López, que conjuga memoria con innovación.

En nuestra visita al Restaurante Arrieros, compartimos entre cuatro comensales, un estupendo revuelto de setas de boletus, unas setas de cardo a la plancha, y unas verduras con huevo de corral; en los platos principales probamos sus exquisitas sopas: la de tomate ya citada, y la “sopa verde”, a la que Luís Miguel llama la “sopa de olores”, fina, elegante y sabrosísima, una presa ibérica asada al modo de Arrieros, y unas castañetas de ibérico. Fue una comida extraordinaria en todos los sentidos, equilibrada, y llena de matices y sabores ancestrales.

En cuanto a los postres, —insisto en dejar hueco para ellos—, probamos el cremoso de castañas con arándanos, los orejones con melocotón, una tarta de tres chocolates y un sublime mousse de membrillo. No podemos dejar de reseñar la buena bodega del Restaurante Arrieros, con alrededor de ochenta referencias, muchas de ellas andaluzas. Precisamente nuestra elección para armonizar los platos que vinieron a la mesa, fue “Delirio”, un monovarietal tinto de la uva merlot y originario de la Bodega Muñana y adscrita a la zona vinícola de “Vino de la tierra Altiplano de Granada”, con viñedos a más de 1100 metros de altitud, y envejecido durante seis meses en barrica de robles en cuevas naturales a más de treinta metros de profundidad. Fue una buena elección ya que nos resulto original, distinto y atractivo.

arrieros fachadaEs cierto que parece que el reloj no corre paseando por las veredas en Linares de la Sierra; Solo agua, piedra, olor a campo y silencio. Una mezcla relajante en un escondido valle y donde los “chicharreros”, como así se les conoce a los habitantes de Linares de la Sierra, ven pasar el tiempo alrededor de la fuente nueva y su lavadero circular donde todavía se lava a mano, y la plaza del pueblo, la misma que, en época de festejos, se utiliza como coso taurino.

Vayan a Linares de la Sierra, y disfruten de uno de esos lugares donde comer es auténtico placer para los sentidos; crucen el portal del Restaurante Arrieros; dejen fuera el estrés y las prisas urbanas y déjense llevar por esa experiencia sensorial que Luis Miguel López y Adela Ortiz nos proponen después de casi veinte años de experiencia, combinando en su cocina, tradición y modernidad. Ambos siguen diariamente abriendo las puertas de su restaurante en un paraje bucólico, innovando y evolucionando hasta convertir el Restaurante Arrieros en una referencia clave en la comida serrana y rural de Andalucía.

Que lo disfruten amigos...y felices fiestas a todos. Brindamos por un venturoso año 2020 para todos nuestros socios y visitantes de esta web.

arrieros receta tomatearrieros receta verde2arrieros receta revuelto
arrieros receta morcillaarrieros receta asaduraarrieros receta pluma
arrieros receta setasarrieros receta postre2arrieros receta postre vainilla
arrieros receta vainillaarrieros receta postre1arrieros receta postre3

Arriba