Rutas Gastronómicas por los barrios de Sevilla: Plaza de la Encarnación-José Gestoso.
Calle José Gestoso, 11. 41001 Sevilla.
Teléfono: 954 210 753.

 

Desde nuestra última visita.

Relación calidad-precio:

Presentación:

Cocina:

Servicio:

Tapa destacada: Menudo de Ternera.

Otras tapas: Pringá casera.
 

 

  Mala   Aceptable   Buena   Muy Buena   Excelente
 

En la calle José Gestoso, esquina a calle Arguijo está situada esta pequeña bodeguita cuya mayor virtud es servir de avituallamiento en pleno centro de Sevilla con una buena pringá, que como anuncian en su pizarra, es traída diariamente de La Algaba. Asimilar buena pringá con el pueblo de La Algaba es muy recurrente, dado que en tiempos fue famosa en Sevilla entera, la Venta de La Pringá, en la carretera que une Sevilla con la Algaba.

Parece increíble que en apenas 12 o 15 metros cuadrados este establecimiento pueda atender a tantas personas que se acercan diariamente en busca de algunos de sus guisos caseros que componen su bien surtida carta de tapas. Atendido amablemente por David, su propietario, Apoloybaco probó un par de tapas especialidades de la casa, la ya citada pringá casera, y el también casero Menudo de Ternera.

Era un mediodía lluvioso de una Semana Santa de 2008 especialmente lluviosa y cuando entramos todavía no estaba lleno el bar. Angosto, pequeño, con dificultades incluso para moverse en su interior, el Bar Er Tito no es un sitio cómodo para tapear, pero si es cierto que con destreza conseguimos al menos hacernos un hueco en su también pequeña y estrecha barra. Allí nos tomamos un par de cervezas bien frías en espera de su famosa pringá y su reconocido menudo.

Cuando llegó la pringá comprobamos que siendo buena la materia prima empleada, y correctamente equilibrada, (algunas tienen una excesiva  tendencia a exagerar el sabor de la morcilla, que no es el caso), si lamentamos que la pringá estuviese servida en bollería industrial, algo que a nuestro juicio no ayuda a realzar la calidad de la pringá.

Aunque de correcto sabor, sinceramente esperábamos más de esta tapa anunciada a bombo y platillo en su pizarra. Correcta en cualquier caso. La cosa mejoró cuando catamos el menudo de ternera. Fue una sorpresa agradable porque el menudo de ternera, además de bien presentado, estaba cocinado magníficamente. Bien cortado, bien limpio, de color y textura correcta y con un sabor muy sevillano.

Nos marchamos del Bar Er Tito en cualquier caso con la sensación de que merece la pena visitar este establecimiento. Su cerveza está bien fría y sus guisos caseros bien condimentados. Mejoraría mucho la nota de cata, si a esa magnifica pringá le sustituyesen ese impersonal e insípido bollo industrial por otro más acorde con la materia prima que contiene. Sería sin duda una de las tapas absolutamente recomendables. 

 

 

Arriba