Rutas Gastronómicas por los barrios de Sevilla: Barriada de Elcano.
Calle Corbeta, 1. 41012 Sevilla.
 

Relación calidad-precio:

Presentación:

Cocina: 

Servicio:

Tapa destacada: Pescado frito.

Otras tapas: Tortillita de camarones, rabo de toro y mariscos.

  Mala   Aceptable   Buena   Muy Buena   Excelente

 

La explosión demográfica y urbanística de Los Bermejales en la salida Sur de Sevilla, ha condenado al ostracismo a uno de los barrios sevillanos con más solera de los construidos en la primera mitad del Siglo XX. Nos referimos a la Barriada Elcano, un barrio creado en la época franquista por la antigua Empresa Nacional Elcano, embrión de la que años más tarde fue los Astilleros de Sevilla para ser usado de residencia por los numerosos trabajadores de su plantilla.

Entre esos trabajadores esta nuestro gran amigo Vicente Sanchís, que pasó los primeros años de su infancia correteando por las calles del barrio. De la importancia de este barrio de trabajadores, de constructores de barcos, de calles con nombres marineros: Corbeta, Fragata, Goleta, Bergantín.. cabe reseñar que tuvo incluso procesión propia del Corpus en la década de los sesenta y setenta. Aunque muy deteriorado, los vecinos de la Barriada Elcano siguen con su costumbre ascentral de decorar sus calles con macetas en las rejas de las casas y balcones y se esmeran en que sus fachadas conserven el color blanco y brillante de la cal.

Allí, casi engullido por el vecino barrio de los Bermejales, formando parte del paisaje del barrio permanece prácticamente desde la fundación del mismo, uno de los emblemas de la Barriada Elcano: El Restaurante Huracán. Frecuentado hace ya muchos años por los antiguos jugadores del club de Hockey Hierba que tenía enfrente, el Bar Restaurante Huracán era y es el lugar de encuentro de cualquier fiesta o celebración del barrio.

En su local se siguen celebrando bodas, bautizos y primeras comuniones y, sobre todo, se va a la terraza del Huracán, sin duda alguna y hoy por hoy tras la desaparición de algunas emblemáticas esparcidas por la ciudad, una de las mejores de Sevilla y que conserva todo el sabor de las terrazas veraniegas de Sevilla. La terraza de verano del Restaurante Huracán es uno de sus grandes atractivos. Allí es posible disfrutar del olor a jazmín, la dama de noche u otras plantas aromáticas, y a sus mesas, vestidas a la antigua usanza de Sevilla, llegan magnificas tapas y raciones en una elaborada y cuidada carta que cumple con las expectativas del cliente más exigente.

En su carta destacan sobremanera el "pescao frito"; excelentes las puntillitas, extraordinario el adobo a la manera sevillana, bien aliñado y flojo de textura, magnifico el bacalao en tacos o los boquerones presentados en manojos, las excelentes tortillitas de camarones, los mariscos y moluscos de la costa andaluza y también su magnifica variedad de pescados a la brasa que destacan por su frescura: pargo, lenguado, corvina, mero, urta, sargo, baylas etc, están, cuando los hay, siempre en su punto.

Llama la atención la decoración del restaurante, plagada de astas, cuernos, cabezas disecadas de ciervos y demás objetos que indican claramente que en temporada de caza, la carne de venado, es de primerísima calidad, bien en estofado o preparada a la brasa. El servicio es optimo y los platos y raciones llegan con fluidez a la mesa como consecuencia de un esmerado trabajo en cocina. No tengan duda si eligen pasar una agradable tarde-noche de verano, la terraza del Restaurante Huracán, es una magnifica opción. Los precios correctos.

 

 

 

Arriba