Rutas Gastronómicas por los barrios de Sevilla: Triana - López de Gomara.
Calle López de Gomara, 11. 41010 Sevilla
 

Relación calidad-precio:

Presentación:

Cocina:

Servicio:

Tapa destacada: Pinchito Moruno.

Otras tapas: Berenjenas con miel, anchoas de Santoña, Bacalao frito y Patatas a la brava. 

  Mala   Aceptable   Buena   Muy Buena   Excelente

 

En el corazón del barrio de Triana, en esa especie de frontera natural que marca la calle López de Gomara, se ubica desde hace más de treinta años, concretamente desde 1961, fecha de su apertura, el templo de Salomón, autoproclamado “Rey de los Pinchitos”, y a fe que no estamos ante un ejercicio de autobombo, sino que al contrario, el Bar Salomón viene ejerciendo su reinado con majestuosidad gastronómica con toda justicia.

Entrando por las puertas del Bar Salomón ya no es necesario visitar Marrakech para comer un auténtico pinchito moruno, puesto que el sabor, la especia, y la materia prima forman un todo de excelente calidad. Solo hay que poner un pero, que dadas las circunstancias y las costumbres gastronómicas del sevillano, son justificadas.

El pinchito moruno del Bar Salomón, no es de cordero, sino de cerdo de primera calidad. Aclarado este punto, nada nos impide proclamar, que estamos ante el mejor pinchito moruno que jamás hayamos probado.

Dos hermanos judios sefardies, oriundos de Melilla, Salomón y Abraham, consiguen el milagro de llenar diariamente su establecimiento, un pequeño, pero coqueto bar de barrio sin más pretensiones que aunando calidad, buen servicio, buena presencia y una magnifica materia prima, consiguen que su clientela, numerosísima y de prácticamente toda Sevilla, salga satisfecha.

La estrechura del local, se compensa con una amplia y agradable terraza que siempre está muy solicitada. El secreto de su tapa estrella, aparte del toque de carbón y el especiado realmente moruno y suave a la vez, está en su excelente carne: limpia de nervios y con un braseado óptimo que la deja realmente en su punto y en la utilización de la harina de semola en los fritos.

Salomon y Abraham nos invitan a que probemos otras especialidades de la casa como son el taco de bacalao frito, los excelentes boquerones en vinagre, o las magnificas patas a la brava, opciones todas donde es menester disponer de un estómago a prueba de úlceras.

Ya más suaves son las opciones de la ensaladilla, los fritos de pescados, o las berenjenas con miel de caña, una delicatessen propia de un Rey. Para poner la guinda al Bar Salomón, es muy destacable la carta de vinos que ofrece, destacando entre esos caldos, algunas joyas enológicas de distintas DD.OO como son: Viña Pomal, Campillo, Vega Real, Ramón Bilbao, Roda I, Ramírez de Ganuza y Castell del Remei. Lo dicho un autentico Rey que ofrece calidad a buen precio desde su palacio gastronómico en Triana.

  

 

 

Arriba