Rutas Gastronómicas por los barrios de Sevilla: Centro urbano - Sierpes.
Calle General Polavieja, 4. 41001 Sevilla.
 

Relación calidad-precio:

Presentación:

Cocina:

Servicio:

Tapa destacada: Jamón Ibérico.

Otras tapas: Chacinas y quesos.
 

 

  Mala   Aceptable   Buena   Muy Buena   Excelente

En el corazón de la Sevilla eterna, situada a espaldas de la calle Sierpes y a tiro de piedra del Ayuntamiento, casi esquina con la preciosa Capilla de San José en la calle Jovellanos, abre sus puertas desde tiempo inmemorial, una de las más famosas tabernas de Sevilla, la Bodega Mestre.

Local con amplísima historia tabernaria en Sevilla, es Bodega de venta de vinos desde principios del Siglo XX y en sus bocoyes, hoy en desusos, se vendían una enorme cantidad de litros de Vinos del Condado, Manzanillas, Olorosos, amontillados, Pedro Ximénez y Moscatel. La fundó como está actualmente, Miguel Mestre Pérez, natural de la vinícola localidad de Villalba del Alcor, aproximadamente en 1961, fundador también de las Bodegas Coviellas existentes hace mucho tiempo en las inmediaciones del Arenal en la calle Rodo.

Actualmente la Bodega la regenta su hijo, Miguel Mestre. Antes de encargarse del negocio de la Bodega Mestre en la calle General Polavieja, regentaba “Los Navarros" y la Bodeguita Romero en la cercana calle Sagasta.

De su importancia vinícola en otros tiempos, da fe el hecho de que el Consejo Regulador de la D.O de Vinos del Condado de Huelva, distinguiera a la Bodega Mestre por su aportación a la gastronomía Andaluza.

Como buena bodega y taberna lo suyos son los vinos y caldos andaluces, pero acompañados por unas excelentes chacinas de la Sierra de Huelva, un jamón fuera de serie de la DO Huelva, una panceta ibérica que se mete por los ojos y una caña de lomo ibérica de lujo.

El Bar Mestre, como no podía ser de otra manera, es sitio de reunión de grandes aficionados al toreo. Allí confluyen ganadores, tratantes, intermediarios, toreros y novilleros, y entre sus cuatro paredes, antes y después de la corrida, los buenos aficionados comentan el desarrollo de la lidia.

El Bar Mestre es también un excelente sitio de encuentro de familias enteras de sevillanos que se citan en sus bodegas durante el recorrido procesional de la Semana Santa dado que la "carrera oficial" discurre prácticamente por sus puertas. De sus paredes cuelgan imágenes de la Esperanza Macarena y del Señor de la Sentencia, la Hermandad de la familia.

   

 

Arriba