MICROHOSTAL-RESTAURANTE LA PUERTA DEL PERDÓN. (VILLAFRANCA DEL BIERZO - LEÓN).

Plaza de Prim, 4. 24500 Villafranca del Bierzo (León).

Télefono: 987 540 614

Web: La Puerta del Perdón.

Relación calidad-precio:

Presentación:  

Cocina:

Servicio:

 

 

Mala   Aceptable   Buena   Muy Buena   Excelente

El camino de Santiago conduce a cada peregrino a encontrarse consigo mismo y a transformar sus vidas. Esto fue que lo que les ocurrió a Pilar y a Herminio una vez que recorrieron esta mágica senda. En julio del 2006 emprendieron una aventura con la que transformaron sus vidas y dieron forma a este maravilloso rincón ubicado en la antigua capital del Bierzo (Villafranca).

Con la amplia experiencia culinaria de Pilar forjada en la familia y en los fogones de importantes restaurantes, nace este “microhostal-restaurante”; La Puerta del Perdón, como sus propietarios lo han bautizado...Lugar acogedor y hospitalario tanto para el peregrino del camino de Santiago de Compostela, como para el que ha decidido conocer con detalle esta impresionante tierra de encrucijadas que es el Bierzo.

La cocina que nos ofrecen en su acogedor restaurante está basada en la tradición pero a su vez les introducen un toque de modernidad en su presentación. Las materias primas de la tierra, elegidas y tratadas con cariño se transforman en todo un deleite para nuestro paladar.  En nuestra visita pudimos degustar como entrantes algunas de las especialidades entre las que se encuentran los crujientes de langostinos, una variedad de croquetas caseras de botillo o marisco, una excelente ensalada de trufa negra (canónigos, foi  fresco y trufa negra al natural), y la Terrina de Foi, que es “el plato estrella” de los entrantes y que no se puede dejar de probar si se visita esta casa.

Los diversos comensales que compartimos mesa degustamos un exquisito rabo de toro realizado con una receta que se pierde en los tiempos ya que se estima que puede tener mas de trescientos años, celosamente transmitida a través de las ramas femeninas familiares, y que hoy podemos degustarla gracias a Pilar.

También pudimos probar un lomo de  bacalao cuya textura y punto es digno de mencionarse, simple en cocina pero delicioso en sabor. Pilar lo confita en aceite de oliva a muy baja temperatura para guardar todo su aroma, textura y sabor. Solomillo de ternera con guarnición fue el otro plato del que dimos cuenta y que no por su sencillez se quedó atrás en calidad y presentación.

Los postres merecen mención aparte. De elaboración casera y cuidada presentación pudimos tomar un exquisito arroz con leche, un “bocado de santo” compuesto por hojaldre con crema pastelera y nata y delicioso carpaccio de piña. Nuestra comida estuvo regada por los caldos de Pago de Valdoneje Viñas Viejas 2008  de  uva  de la variedad de bodegas Valtuille. En resumen un lugar muy recomendable para todo aquel que pase por Villafranca del Bierzo, o que acuda de forma expresa para compartir una agradable comida en un lugar donde Herminio y Pilar han hecho del acogimiento un arte.

Arriba