0
0
0
s2smodern

 

De Tapas por la Provincia de Sevilla

De Tapas por Sevilla CapitalRutas Gastronómicas por Sevilla
La Cocina de Autor en Sevilla
Los Mercados de Abastos de Sevilla

Actividades y Eventos gastronómicos

 


Está suficientemente documentado, que fue en Andalucía donde nació el concepto de tapa allá por la primera mitad del siglo XIII. Cuentan las lenguas antiguas que en su origen fueron llamadas así porque se servían acompañando a una bebida alcohólica -cerveza o vino - y cuyo vaso era tapado en su embocadura por un pequeño trozo de pan con alguna chacina con objeto de que en el interior del recipiente no cayeran impurezas o insectos y de paso el vino conservara su aroma.

La tapa era una pequeña porción de comida que apareció como forma de alimentación en el sistema de trabajo a finales del siglo XIX. Los obreros y trabajadores interrumpían la jornada laboral el menor tiempo posible dada la imposibilidad de trabajar sin luz solar y la tapa, cumplía a la perfección ese objetivo. Característica común a las tapas de aquélla época, era el escaso valor económico de las mismas puesto que el obrero no podía permitirse el lujo de derrochar en las tapas el dinero destinado a la comida del conjunto de la familia. De ese modo los ingredientes de las primeras tapas conocidas, eran los más baratos y disponibles en su tiempo: despojos del cerdo, camarones, garbanzos, aceitunas, altramuz, bacalao seco, pimientos asados, etc.


Otras teorías avalan la tesis contraria y adjudica el origen de las tapas en las clases mas pudientes. Para ello se basan en antiguas recetas encontradas y conservadas durante décadas que por su riqueza de condimentación, hace pensar que los destinatarios de las mismas, eran las clases altas de la sociedad. Más allá de leyendas y mitos sobre su origen, es preciso destacar aquí la definición que alguien tan eminente en cuestión de letras, como la erudita María Moliner, (1900-1981), una de nuestras grandes lexicógrafas, en su prestigioso "Diccionario de uso del español" glosa el término "tapa" de esta manera en su octava acepción:"...Rodaja de jamón, tocino o embutido que se sirve en las tabernas cubriendo las cañas y chatos de vino". El origen, sigue diciendo María Moliner, es andaluz, aunque el término enseguida pasó al resto de España para designar a cualquier aperitivo servido comoacompañante de las bebidas.

Sea cual fuese su origen, es evidente que desde el punto de vista gastronómico, el concepto de la tapa, fue revolucionario en su tiempo y se adelantó, dos siglos atrás, a lo que hoy está de moda en este mundo globalizado y despersonalizado que se conoce como fast food o comida rápida, muy en boga en los países anglosajones. Pero no valen confusiones, la práctica de la comida rápida, a diferencia de la de la tapa, pierde todo el encanto y la elegancia de la misma, dado que "tapear" es un rito pausado que sirve para atemperar los ánimos, provoca la conversación, ayuda a fomentar la amistad y fortalece la convivencia con un modelo de vida basado en las relaciones humanas.

Te invitamos a pasear por el mundo gastronómico de Sevilla, donde las costumbres gastronómicas se fusionan en una variada muestra de sabores y recetas ancestrales esperando ser descubierta por el viajero. La riqueza gastronómica de la provincia de Sevilla es tan variada como sus paisajes y productos y la mejor manera de conocerla es sectorializando nuestras rutas gastronómicas a través de las comarcas en el caso de la provincia y de los barrios o distritos cuando se trata de la capital. La provincia de Sevilla es la más extensa de la Comunidad Autónoma de Andalucía y ello hace necesario que escudriñemos cada rincón de ella para encontrar lo mejor de cada localidad. Sus pueblos y ciudade

s gozan de un extenso patrimonio natural, monumental, gastronómico y cultural pero, sin lugar a dudas, son sus gentes, abiertas y hospitalarias, el mayor patrimonio de nuestra provincia.

En sus tascas, bares, tabernas, restaurantes, mesones y bodegas, el visitante encontrará una muestra culinaria y gastronómica difícilmente igualables en el territorio español. Enrique Becerra, tabernero mayor de Sevilla y amigo incondicional de Apoloybaco, sostiene que una cosa es comer de tapas -algo que puede rayar en la vulgaridad- y otra cosa muy distinta tapear, esto es, entregarse en cuerpo y alma al arte del tapeo. Desde este pequeño rincón de nuestra web no pretendemos abarcar toda la variedad de establecimientos donde poder degustar las exquisitas tapas sevillanas, dado que es tarea imposible,  pero si queremos aproximar  a nuestros visitantes a una pequeña muestra de las especialidades que Sevilla ofrece, gastronómicamente hablando, a quienes la visitan.

Hemos querido sintetizar estas excelencias en más de una veintena de rutas gastronómicas donde degustar las que creemos son muy representativas, tapas sevillanas. Todas estas rutas tienen el denominador común de su calidad y de su originalidad. Y garantizamos que el equipo de Apoloybaco ha probado insitu las tapas y establecimientos que recomendamos. Es desde luego una opinión subjetiva, pero es nuestra opinión. Asimismo advertimos que el visitante encontrará establecimientos de distinto nivel social; nos guía la calidad de sus tapas más que las características de los establecimientos. Encontrarán aquí junto a restaurantes sofisticados, bodegas y tascas típicas donde el lujo brilla por su ausencia, pero en todos los lugares recomendados se puede tapear en la barra aquellas que creemos son específicamente sevillanas, o al menos tiene cierta raigambre de sevillanía.  Sevilla tiene, esperando ser descubierta, una excelente red de establecimientos gastronómicos, que con independencia de su categoría, es necesario visitar. Las hemos localizado para ustedes y para hacer más fácil su búsqueda y su visita, hemos divididos los establecimientos por sus especialidades y por su situación geográfica en los distintos barrios y distritos de la ciudad. Será mucho más fácil recorrerlos todos, con parsimonia y tranquilidad, y disfrutareis más y mejor de las exquisiteces culinarias que ofrece Sevilla a través de sus tapas. Esperamos que las disfruten y sean bienvenidos.

Ir Arriba