art tatumLa historia del jazz está llena de grandes encuentros entre músicos. Unas veces eran provocadas artificialmente por la industria del disco, otras eran como consecuencia de algún concurso o festival, y otras, como la de esta obra de arte, realizadas por la iniciativa de un productor que dio mucho días de gloria al jazz. Nos estamos refiriendo a Norman Granz. En la mayoría de los casos, el resultado musical no acompañó a las expectativas, pero hubo honrosas y admirables excepciones.

Este disco responde a lo segundo. En 1956, tanto Art Tatum como Ben Webster, estaban en plena madurez creativa, aunque el pianista moriría ese mismo año. Tatum era considerado el campeón incontestable del piano jazzistico desde sus portentosas grabaciones de comienzos de los años treinta, todavía hoy asombrosas por su envergadura técnica. Por su parte, Ben Webster, que vivió su momento de mayor gloria quince años atrás en la orquesta de Duke Ellington, se había consolidado mientras tanto como una de las voces mas originales del saxo tenor.

Este encuentro fue un coloquio entre iguales. El pianista representaba el grado máximo del barroquismo musical, el saxofonista, sin embargo, deslumbraba con su elegante sencillez. Supo profundizar en la faceta lírica de su instrumento, y consiguió tocar el blues como si fuera una balada, y la balada como si fuera un blues. Su impresionante sonido, con unos finales de frase donde la música se desvanece hasta quedar reducida al puro hálito, y con un vibrato terminal que casi puede palparse, ha sido imitado hasta la saciedad. Tatum por su parte, fue un pianista extraordinariamente dotado hasta el punto de carecer de parangón con ningún otro, un fenómeno aislado, al margen de estilos y modas, incapaz a la postre de dejar una escuela propia. A Art Tatum, se le elogiaba sin escatimar halagos, pero seguirle o imitarle , era arriesgarse a la trivialidad o al fracaso.

La complejidad de la música de Art Tatum, no generó ninguna clase de acritud musical. Al contrario, su universo es de una acusada evanescencia y amabilidad. A Tatum le gustaba diseccionar la melodía y hacer que el swing se presienta incluso por detrás de sus pasajes sin tiempo definido. Por todo ello, este disco, desde el comienzo hasta el final, esta presidido por la elegancia de un tiempo ralentizado; las invariables aperturas de Tatum y las serenas explicaciones del saxofonista, ajeno a enfatismos y evocando a su amigo Johnny Hodges en provechosas subidas al registro agudo son un monumento jazzistico de primer orden. Al mismo tiempo, contrabajo y batería, se mueven en el terreno de la forzosa y agradecida discreción.

En resumen, gracias al trabajo de Norman Granz al frente de su sello "Pablo", Art Tatum, pudo grabar al final de su vida la música que el quería hacer, y en los formatos que el quiso. Esta extraordinaria serie de discos, reunidos genéricamente bajo el título de "The Tatum Group Masterpieces" y complementadas con las realizadas a pianos solo bajo el titulo de "Art Tatum Solo Masterpieces", constituyen el testamento musical del pianista mas grande que haya dado el jazz en toda su centenaria historia, y este disco, absolutamente imprescindible en cualquier discoteca, es una obra maestra intemporal absoluta.

¡Disfrutadlo!

LOS MÚSICOSLOS INSTRUMENTOSFICHA TÉCNICA
Red CallenderBajoSello disocgráfico: PABLO RECORDS
Bill DouglasBateríaNúmero de serie: CD 2405-31
Ben WebsterSaxo tenorFecha de grabación: 11 de septiembre de 1956
Art TatumPiano y líderLugar de grabación: New York
  Calificación: 5* sobre 5

 

 OTROS DISCOS RECOMENDADOS DE ART TATUM.

 

ART TATUM (1932-1934)

PIANO STARTS HERE

ART TATUM SOLO MASTERPIECES. VOL. THREE

Para empezar un disco con las primerísimas grabaciones de Art Tatum acompañando a la cantante, Adelaide Hall en 1932. Esta excelente recopilación recoge igualmente sus primeros discos de 1933, con el celebérrimo "Tiger Rag" y hasta un total de cuarenta temas (hay un segundo volumen que comprenden los años 1934-1940) en los que Tatum ya muestra en su estilo todos los elementos que contribuyeron a su enorme fama.

Por misterio de la casa Columbia, en este extraordinario disco, aparecen por un lado los cuatro temas que Art Tatum grabó para Decca-Brunswick en 1933. El resto del disco es el soberbio concierto que Tatum, ofreció en el Shine Auditórium de Los Ángeles el 2 de abril de 1949, con entre otras maravillas, un "Yesterdays" memorable.

Art Tatum, grabó en los últimos años de su vida, una larga serie de discos para el sello "Pablo", propiedad de Norman Granz. El productor tuvo la habilidad de dejar a Tatum que grabara todo cuanto quisiera y con el repertorio que escogiera. En total son mas de ocho horas de música extraordinaria (121 temas) que constituyen el testamento musical de este genio del piano de jazz. De la integral recopilada en 10 Cd's, hemos elegido este tercero para que admiren la extraordinaria versión de la composición de Fats Waller: "Jitterbug.

tatum
tatumtatum

 

ART TATUM.

El pianista, Art Tatum (1910-1956) nació en el seno de una familia de músicos aficionados. Aquejado de una ceguera casi total, ingresa con trece años en un Instituto de Columbus para estudiar violín y piano. Con dieciséis años empieza a tocar en clubes y dos años después, en 1928, y ya como profesional, es contratado por una emisora de radio local, la WSPD, en la que ocupa un programa diario de quine minutos que dado el éxito, pronto seria retransmitido a toda América por la NBC, hecho que además de publicidad, le daría una reputación extraordinaria como músico, aun sin salir de Ohio, su ciudad natal.

En 1932 se trasladó a la ciudad de Nueva York para acompañar a Adelaide Hall, con la que hizo su primera grabación, y al año siguiente graba para el sello Brunswick, sus primeros éxitos a piano solo como "Tiger Rag" o "Tea for Two", que causaron autentica sensación. Tatum fue contratado en los siguientes cinco años en los mejores clubes del país, desde Cleveland a Chicago (en el famoso "Three Deuces", de ahí a Hollywood, donde dio el famoso concierto en el "Paramount Theatre" y finalmente New York, en el "Famous Door". Su fama como el mejor pianista de la historia del jazz, ya esta solidamente establecida entre los críticos, en el publico, y por supuesto entre sus colegas músicos que lo respetan y veneran de una forma extraordinaria. En 1938, viaja a Londres para tocar en el "Ciro's" y en el "Paradise Club". De vuelta a New York, y tras un breve paso por la Costa Oeste, Art Tatum, toca en diversos locales: "Onyx Club"; "Kelly's"; y el "Café Society Downton".

En 1943, Tatum rompe con en el mundo de las actuaciones en solitario y forma un trío con el guitarrista, Tiny Grimes y el bajista Slam Stewart. El éxito del trío es instantáneo y los discos que firma para el sello MCA, son ejemplares y alcanza en aquélla época su mayor cuota de popularidad. En 1944, Tatum es una de las figuras del jazz invitadas para el célebre concierto organizado por el Metropolitan Opera House de New York para la revista "Esquirre" junto a Louis Armstrong, Billie Holiday, y Coleman Hawkins, entre otros. En los años siguiente, y ya convertido en una figura mítica, toca en los clubes de la Calle 52 de New York, realiza cada año giras por todo el país, y ni siquiera el advenimiento del bebop, le resta un ápice de fama. En 1953, firma un contrato con Norman Granz, a la razón productor del sello "Pablo" (Nombre dado en honor del pintor español, Pablo Picasso, amigo suyo y quien en correspondencia, le dibujaría el anagrama del sello) y graba en menos de tres años, un numero impresionante de discos en solitario o rodeado de algunos de los mejores músicos del momento, como Benny Carter, Ben Webster, Roy Eldridge, Buddy Rich, Lionel Hampton o Buddy de Franco, entre otros. Son sus celebres series "The Tatum solo Masterpieces" (Pablo, 1953-1955) y su no menos extraordinaria colección titulada: "The Tatum Group Masterpieces" (Pablo, 1954-1956).

Con su salud muy deteriorada y agravada por el ritmo de vida que había llevado en años anteriores, tocando noche tras noche enteras sin dormir, abusando del alcohol y rodeado de humo permanentemente, Art Tatum, empieza a mostrar signos evidentes de su enfermedad. No obstante, y sin querer abandonar la actividad musical, un soberbio concierto celebrado el 15 de agosto de 19546 en el "Hollywood Bowl" ante cerca de veinte mil personas, y la extraordinaria sesión de grabación realizada al mes siguiente, el 11 de septiembre, junto a Ben Webster, será su canto del cisne. El 4 de noviembre de 1956, lo ingresan en el "Queen Of Angels Hospital" donde fallecería una semana mas tarde, el 11 de ese mismo mes de una crisis de uremia los cuarenta y seis años de edad.

Art Tatum, ha quedado para la historia del jazz, como el mas impresionante pianista de todos los tiempos, y se le considera la figura de mayor relevancia entre prácticamente todos sus sucesores. Cualquier especialista del piano que lo escuchase hoy por primera vez, experimentará sin duda el mismo impacto que los que lo hicieron en los años treinta, y su influencia, a pesar de ser un músico clásico y no revolucionario, es incontestable en todas las generaciones de pianistas posteriores. 

Temas

Duración

Gone with the wind2,20
All the things you are2,00
Have you met Miss Jones?3,17
My one and only love1,59
Night and day2,51
Mi ideal3,20 
Where or when5,21 
Gone with the wind (toma b)2,10 
Gone with the wind (toma c)3,00 
Have you met Miss Jones? (toma b)2,21 
Arriba