frank fosterFrank Foster, (1928-2011), era uno de los saxofonistas tenores más importantes de la era del swing; de extraordinaria habilidad con el instrumento, poseedor de un sonido arrollador, fue también un excelente compositor y arreglista de calidad perdurable y un exitoso director de orquesta en la última etapa de su vida profesional.

Hablar de Frank Foster, es hablar, ineludiblemente del “jefe” de la sección de vientos, de la gran orquesta del maestro Count Basie, donde estuvo más de 11 años. El y Frank Wess, le dieron cuerpo, sonido y contenido a una de las secciones de viento mas importantes de la era del swing, y a una de las mas importantes big bands de la historia del jazz. 

Foster era de Cincinnati, Ohio, donde su padre trabajaba para el servicio postal de Estados Unidos y su madre era trabajadora social. Puesto al piano desde el principio, pronto se graduó en clarinete y empezó tocando en un grupo local llamado: “Jack Jackson and his Jumping Jacks”; ya en edad juvenil, Foster compaginó estudios de secundaria, con sus primeros “pinitos2 en la composición para gran orquesta, y fue en esa época, cuando adoptó el saxo tenor como instrumento que le acompañaría para toda la vida. Foster decidió estudiar música y se matriculó en la Universidad Wilberforce en Ohio, después de haber sido rechazado por el Conservatorio de Música de Cincinnati por motivos raciales. 

Mientras estaba en Wilberforce, comenzó a hacer giras como solista principal y arreglista con la banda de baile de la universidad, un grupo llamado “The Collegians”. Ganadores en 1947 de la encuesta anual “Negro College Dance Band”, patrocinada por el periódico Pittsburgh Courie, el premio le dio la posibilidad de actuar durante una semana en el famoso “Savoy Ballroom” de Harlem, el escenario más emblemático de la era del swing en new York. 

Foster dejó la universidad de Wilberforce en 1949 sin completar su título, para dirigirse a Detroit en busca de su bien ganada fama de ciudad bulliciosa y especialmente receptiva a los sonidos afroamericano de jazz. Fue contratado para tocar en el célebre club “Blue Bird” de Detroit, entonces el centro del jazz moderno en la ciudad, y actuó junto a músicos estrella visitantes, como el saxofonista tenor Wardell Gray, quien, con Sonny Stitt, fue su principal influencia temprana.

Incorporado al ejército de los Estados Unidos en marzo de 1951, durante la guerra de Corea, y finalmente liberado en mayo de 1953, Foster, que había seguido tocando en varios conjuntos del ejército, tomó una decisión trascendental en su vida cuando se unió a la banda de Count Basie dos meses después. Basie había abrazado durante mucho tiempo la idea de las "batallas de saxos tenores", un concepto que había comenzado con Herschel Evans y Lester Young en la década de 1930, y quería hacer lo mismo con los dos tenbores de su orquesta: Frank Wess, y Frank Foster. 

La aportación de Frank Foster como compositor y arreglista para la big band de Count Basie fue enormemente amplia y de una calidad extraordinaria. Decenas de canciones y arreglos que Foster y Basie terminaban casi siempre por incorporarlas al repertorio de una de las mejores big bands de la historia.

“Stockings”, “All Right”, “OK, You Win”, “Blues in Hoss 'Flat”, o “Blues Backstage”, fueron algunos de los grandes éxitos de la orquesta, y no es exagerado decir que las composiciones y arreglos originales de Foster jugaron un papel clave en el resurgimiento de finales de la década de 1950 en la carrera de Basie.

Foster, que ya había grabado bajo su propio nombre y como acompañante en muchos álbumes de hard bop bajo líderes tan variados como Thelonious Monk, Kenny Burrell y Milt Jackson, dejó la banda de Basie en el verano de 1964 para desarrollar su propia carrera como líder de sus grupo. Tenía la capacidad creativa suficiente para abrazar las nuevas tendencias del jazz que venían de Coltrane y otros saxofonistas del periodo posterior al Bebop. 

Tras la muerte de Count Basie en 1984, el trompetista Thad Jones había tomado el testigo de la orquesta, ya sin el “conde”, y dos años más tarde, tras enfermar Jones, Foster se hizo cargo de la dirección de la orquesta que amplificaba el legado de Count Basie por el mundo. Dirigió la orquesta durante los siguientes nueve años, refrescando su repertorio sin dejar de respetar sus temas clásicos, y contribuyó a que, aún sin el líder, la orquesta de Count Basie, tuviese la calidad suficiente como para que no se perdiese su legado.

Con Frank Foster al frente, la orquesta de Count Basie realizó giras por todo el mundo, y grabó incluso algunos discos importantes como “The Legend, the Legacy” en 1989. Finalmente, Foster se retiró de la escena y regresó a sus arreglos, publicó tres libros con su trabajo, y fue merecedor, hasta su muerte a los 82 años del reconocimiento y el elogio de sus colegas de profesión, de la critica y del público.

 Instrumento:

Saxo tenor

Web recomendada:

Frank Foster

Contacto 
 Mis discos de Frank Foster 
Basie is our BossVer discografía de Count Basie Chiquito Loco 
billy harper trying frank-foster-chiquito-loco 
Arriba