0
0
0
s2smodern

La vida en los ramajes

Olalla Castro Hernández

 

 

La granadina Olalla Castro Hernández ha sido galardonada con el premio Nacional de Poesía Miguel Hernández 2013, convocado por la fundación que lleva el nombre del poeta y dotado con 3.000 euros, por su obra «La vida en los ramajes».

Olalla Castro (1979), licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla y en Teoría de la Literatura por la Universidad de Granada, es, entre otros, autora y prologuista de la antología «Ocho paisajes, nueves poetas», así como ganadora del I premio internacional de Poesía «Piedra del Molino» con su obra «El camisón de Emily Dickinson». También es autora del blog literario «Soliloquio de la mujer-bala», ha sido columnista del diario «La Opinión de Granada» durante seis años y también cantante y letrista de varios proyectos musicales. El más reciente, la banda argelino-catalana «Nour», con la que ha firmado tres discos y realizado conciertos por varios países.

“La vida en los ramajes” es un recorrido en cinco partes por distintos lugares que, en principio, podrían parecer alejados los unos de los otros y que, sin embargo, están ligados por el cordón umbilical de la explotación (de clases, de género, de raza). Es un poemario que visibiliza a los explotados y los configura, no como víctimas del sistema, sino como corporeidades resistentes, como subjetividades que transgreden una norma opresiva e injusta en busca de resquicios de libertad. La primera parte del poemario, titulada “La vida en los ramajes”, reivindica una actitud vital fuera de las convenciones, revolucionaria en su desobediencia; una toma de posición ética, estética y política que trata de plantar cara al poder instituido. La segunda parte del libro, “Las Otras invisibles”, indaga en la tradición literaria a la que pertenece para rescatar a una serie de escritoras y personajes de ficción, reescribiéndolos en clave feminista. Denuncia la invisibilización y el olvido de la escritura de mujeres en la configuración del canon literario, así como la construcción interesada y machista de las imágenes de mujer en la literatura escrita por hombres. “La vida en los ramajes” está protagonizada por un sujeto poético en femenino, que se construye desde los valores que históricamente se le han negado a las mujeres: un sujeto poético fuerte, armado hasta los dientes, beligerante incluso en su deseo, tal y como puede verse en la parte titulada “Los modos del deseo o la Mujer-Sujeto” (una serie de poemas eróticos con los que se pretende dar la vuelta a la imagen de la mujer como objeto de deseo y reivindicar una sexualidad donde la mujer es sujeto activo y deseante). Ese sujeto poético-mujer se mira en la parte del poemario titulada “Negritudes” en el espejo de la historia de los afroamericanos desde la época de la esclavitud al surgimiento del Movimiento por los Derechos Civiles, pasando por el nacimiento del jazz como expresión musical de liberación, y establece un paralelismo metafórico entre el modo en que los negros y las mujeres han sido explotados y subyugados por el poder.

 

 

Ir Arriba