0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Uno de los derivados del vino es el aguardiente de vino, uno de los licores mas populares, que ha acompañado gran parte del devenir histórico de Sevilla, y seguramente de muchos otros lugares del mundo. Pues la técnica de la destilación ya era conocida en China a principios del siglo I a.c. y en el Antiguo Egipto, donde se han encontrado textos que describen la destilación.
Sin embargo, con el mundo árabe la destilación sufrirá un importante impulso. Los árabes fueron los primeros responsables de la destilación del alcohol. En el siglo X el filósofo Avicena realizó una descripción completa de un alambique. Y al igual que alquimia, alambique o alquitara, la palabra alcohol es de origen árabe.
En la Edad Media, la destilación se practica sobre todo en el interior de los monasterios, pero los alcoholes que se obtienen son muy vastos y se usan únicamente con finalidades terapéuticas. Será en el siglo XIII cuando el médico y teólogo Arnau de Vilanova, profesor en la universidad de Montpellier publico los secretos de la destilación del vino en su Liber Aqua Vitae. Su discípulo, el filósofo y químico, Ramón Llul continuó con sus experimentos y lo llamó Aqua Ardens, agua que arde.
Aunque los destilados obtenidos debían tener un sabor poco agradable, puesto que, para su consumo medicinal solía macerarse con hierbas o frutas, que contribuían a disimular el sabor. Este fue, también, el nacimiento de los licores.
Con la llegada de la ciencia moderna, A finales del siglo XVIII, la destilación evolucionó gracias a Edouard Adam, que inventó un sistema para rectificar alcoholes, consiguiendo así eliminar malos olores. Y desde el siglo XIX la destilación de vinos y la fabricación de licores fueron ya una actividad económica ampliamente extendida por todas las comarcas y pueblos de Sevilla, alguno llego a tener su propia denominación de origen, tomando el topónimo de su población: “El Cazalla”. Así durante la segunda mitad del siglo XIX y la primera del XX en casi todos los pueblos de la provincia de Sevilla existía alguna destilería.
La elaboración de anisados, aguardientes y licores, es pues, una de las practicas mas ancestrales que forman parte de nuestra cultura, que aún continua activa en la provincia de Sevilla, gracias a un puñado de perseverantes, románticos y atrevidos “alquimistas”, empeñados en producir estas bebidas, auténticos duendes de la destilación. Sevilla cuenta actualmente con nueve destilerías, donde como este "barroco" alquimista ejecutado magistralmente por el pintor David Teniers "El joven" intentan y lo consiguen, extraer el alma del vino: Los Destilados.

ANIS BRAVO (Estepa)ANIS EL CLAVEL (Cazalla de la Sierra)LA FLOR DE UTRERA
ANIS LOS HERMANOS (Carmona)ANIS EL METRO (Marchena)MIURA (Cazalla de la Sierra)
REGUERA (Pruna)ANIS RIGO (Fuentes de Andalucía)LA VIOLETERA (Constantina

 

Ir Arriba