0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

vinos vinodelmes 112017 barrilEste verano tuvimos la ocasión de visitar una gran bodega de Jerez de la Frontera (Cádiz), invitados por Fran León, sumiller y gran conocedor de los vinos andaluces, que recientemente ha pasado a formar parte de la Bodega Diéz Mérito, sin duda una decisión muy acrtada por él y por la bodega.

La visita comenzó como no podía ser de otra manera por el viñedo: "Viña del Diablo" así es como se llaman estas magníficas vides, sembradas sobre la blanca y rica tierra de albariza. En este bonito paraje nos recibieron el director comercial de la bodegas José Luis Pérez y el director general y miembro de la familia propietaria de las bodegas Salvador Espinosa. 

Desde aquí nos transladamos a las bodegas situadas en el centro de Jerez: Casco de bodega El Cuadro data de 1819, una bodega tipo catedral, bajo el que se alinean las andanas formadas por las botas de 500 litros de capacidad, hechas con madera de roble americana, envinadas previamente con los mismos vinos de la bodega. Al cruzar la calle se entra en la majestuosa bodega Bertemati, erigida en 1770 y diseñada con cubiertas de cupulillas rebajadas, es la mejor conservada de las del siglo XVIII en Jerez de la Frontera. En sus naves las botas del oloroso Victoria Regina y el amontillado Fino Imperial, dos de los vinos VORS de la bodega. En la misma nuestro anfitrión, Salvador Espinosa venenció el amontillado Fino Imperial, desde la misma bota donde día tras día, año tras año se hace grande, majestuoso, inigualable, uno de los mejores amontillados del Marco de Jerez, es uno de esos vinos que te embelesan, que te transportan a otra dimensión, a mi con este vino me pasa un poco como con la explicación de la existencia o no de dios, soy incapaz de explicarlo, soy agnóstico. Y este es el vino que os recomendamos para este mes de noviembre.

vinos vinodelmes 112017 botella> Amontillado Fino Imperial. VORS. Es una auténtica joya enológica, nacida y elaborada en El Marco de Jerez. Tradicionalmente, el disfrute de estos vinos estaba reservado a algunos privilegiados -miembros de las familias bodegueras o empleados de confianza- o bien se utilizaban para el agasajo de autoridades o personalidades de visita por tierras jerezanas.

Al objeto de dotar a estos vinos de una certificación oficial que permita identificar su vejez y calidad extraordinaria, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Jerez-Xérès-Sherry creó en el año 2000 dos categorías especiales de Vinos de Jerez con Vejez Calificada: Vinos de más de 20 años o "V.O.S." y Vinos de más de 30 años o "V.O.R.S." La normativa sobre vinos con Vejez Calificada prevé la aplicación de una terminología específica. En el caso de los vinos de más de 30 años, las iniciales a utilizar son V.O.R.S., correspondientes a "Vinum Optimum Rare Signatum" (Vino Seleccionado como Optimo y Excepcional) y coincidentes igualmente con la frase inglesa "Very Old Rare Sherry".

La crianza de este vino tiene su origen en las antiguas Bodegas de “DÍEZ HERMANOS”, fundadas en 1876. Este vino generoso elaborado con la uva palomino de las tierras albarizas de Jerez Superior, se someten a un prensado continúo y a dos fases fermentativas; la primera es tumultuosa y la segunda fase es lenta de 22° a 24°, controlada por sistema de frío. 

Es un vino envejecido mediante una primera fase de crianza biológica – bajo velo de flor a 15° de alcohol – durante cinco años. La pérdida de la flor, de forma natural y a través de los más de treinta años de envejecimiento en botas de roble americano, provoca la exposición del vino a la oxidación. En contacto con el aire, el vino desarrolla a partir de ahí toda una serie de nuevas características organolépticas, adquiriendo una graduación alcohólica natural de 18°

Amontillado Fino Imperial. VORS; muestra un bello color de oro viejo tendente al ámbar, con una nariz muy atractiva y compleja, intensa y agradable, profundo y persistente, con aromas de vainilla, frutos secos, caramelo y delicados recuerdos a mueble viejo. En boca es suave, seco y vigoroso, con una buena acidez, es muy largo, atractivo y con mucho carácter, con un retrogusto persistente y de gran nobleza. Se aconseja servir a 14º C, sin duda es un vino que nos ofrecerá instantes sublimes dificiles de olvidar.

vinos vinodelmes 112017 bodega

En 1876 los hermanos Díez y Pérez de Muñoz comenzaron en Jerez un negocio bodeguero. Años más tarde se les unió su hermano Francisco creando “Díez Hermanos”, fue entonces cuando su majestad el Rey Alfonso XII les concede el título honorífico de “Proveedor de la Real Casa” y con ello el uso del “Escudo de Armas Reales” en facturas y etiquetas.

En marzo de 2016, la familia jerezana Espinosa, adquiere las bodegas constituyendo Bodegas y Viñedos Diez- Mérito, volviendo a dotar a la compañía de entidad propia, incorporando viñedos y bodegas de sobria presencia, como la de Bertemati, majestuoso edificio que data de 1790, que debe su nombre a uno de sus primeros propietarios: el Marqués de Misa, y la bodega de El Cuadro, en las que la sabiduría de Jerez impregna cada rincón.

Desde las bellas sacristías donde se catan los vinos y los diferentes cascos de bodega, compuestos de arcadas y bóvedas, donde los vinos reposan y envejecen de manera silenciosa, hasta los patios y jardines que oxigenan a través de puertas y ventanas a las centenarias Criaderas y Soleras donde se puede oler y sentir la fuerza de uno de los vinos más antiguos del mundo; el prestigioso Amontillado Fino Imperial, las cuales se remontan al año 1876.

Las Bodegas Díez Mérito organizan visitas guiadas a diario, incluso sábados, que incluyen sesiones de cocina en directo, y por supuesto la degustación de sus excelentes vinos, especialmente para grupos. Es sin duda alguna una visita muy recomendable. Actualmente solo destina el 30% de su producción a la exportación.

Ir Arriba