vinos dorado cuadro

El Dorado es un vino muy singular, un vino diferente, un vino cuya forma de elaboración se convierte en su seña de identidad, junto con su zona de producción - Rueda-  y un vino que sobre todo está excelente. Como excelente podemos calificar este hermoso cuadro que nos sirve para ilustrar este artículo, del extraordinario pintor Johannes Vermeer, siendo uno de los pintores más conocidos del arte barroco neerlandes, que con esta obra "Muchacha con copa de vino" muestra la teatralidad y naturalidad de su pintura. Sin duda un bonito motivo para presentar este exclusivo vino "Dorado" de esta ancestral comarca vitivinícola castellana.

Es el vino histórico de Rueda, una reliquia que se remonta a la más antiguas tradiciones, que antaño se elaboraban en ésta comarca vitivinícola, que hoy en día constituye la actual Denominación de Origen Ruda y que afortunadamente aún se siguen elaborando por algunas bodegas de la zona. No hay que olvidar que los vinos más afamados de Rueda eran "Los Dorados"; un vino de licor, seco, obtenido por crianza oxidativa, con una graduación mínima adquirida de 15°, a partir de variedades autorizadas. Debiendo permanecer el vino en envase de roble durante, al menos, los dos últimos años antes de su comercialización. Un vino que llego a ser considerado como el vino de la Corte de los Reyes Católicos.

Uno de los vinos con más historia de la denominación de origen Rueda, es sin duda el vino dorado, un vino de complejos aromas y magnífico sabor. Es un vino rancio que tiene una crianza muy peculiar, estática y a la intemperie.

Debemos recordar que en los años 70 del pasado siglo XX, se consideraba al vino Dorado un vino de Lujo, memoria del vino blanco generoso que fué en el Siglo de Oro. Este vino rancio estuvo en su máximo apogeo con la Orden Real de 1911 en la que se declaraba al vino “Tierra de Medina” como un vino especial “similares a los de Jerez y Málaga”.

El vino antiguo de la Tierra de Media (Rueda) se cotizaba más caro cuanto más viejo. En esa época la mayor parte de los vinos se vendían jóvenes, incluso los vinos de Jerez, que hasta el siglo XVIII salían de los puertos gaditanos recién fermentados camino de su destino. Algunos documentos del siglo XVI distinguen el vino “trasañejo” (muy viejo) del “añejo” (más de un año), mientras que al vino nuevo se le llamaba “mosto”. En esta tradición está arraigado el Rueda dorado, como una reliquia  de la cultura vitivinícola de la zona. Y es que hubo un tiempo que la comarca vitivinícola de Rueda fue muy conocida por la elaboración de vinos generosos. Y el Dorado es uno de esos vinos con los que se recupera una tradición casi extinta en Rueda, la de elaborar exquisitos vinos rancios que recuerdan a Jerez. Un vino generoso, envejecido en damajuanas (1) de cristal durante un año y posteriormente durante un año más en botas de roble americano. Los meses de verano se dejan las damajuanas al sol, como marca la tradición. El resultado no puede ser más interesante y evocador.

vinos dorado uvasSe elabora con dos variedades, la variedad verdejo, cepas de verdejo en la foto derecha, en un porcentaje mínimo del 40% y también la palomino fino, típica de los vinos de crianza biológica de Jerez. Las uvas son sobremarduradas y la vendimia es nocturna. Una vez vendimiada la uva, se despalilla, se estruja y se realiza una maceración en frío durante unas horas, así se favorece la mayor extracción de aromas y estructura. Luego se realiza un desfangado estático durante 24 horas. Fermentación lenta en depósitos con control de temperatura. Una vez finalizada, se trasiega y se reposa con sus lías finas.

Una vez obtenido este vino base Rueda Verdejo, se realiza una crianza biológica en depósitos durante un tiempo variable y posteriormente se encabeza hasta los 17º de alcohol. Una vez añadido el alcohol vínico se coloca el vino en recipientes de cristal de una capacidad aproximada de 16 litros, llamados damajuanas,  que se colocan a la intemperie durante más de un año, aguantando el sol y los cambios de temperatura, lo que produce que el vino vaya tomando ese color dorado y aromas característicos de almendras y una nariz muy punzante. Después de esta primera crianza se realiza una segunda crianza, mediante el método de soleras y crideras, en barricas, de roble americano, que le aportan aromas avainillados que lo afinan produciendo un vino épico, de características únicas. La saca de las barricas suele ser de un 10% al año aproximadamente.

El vino Dorado; presenta un extraordinario color dorado oscuro brillante, con reflejos de oro antiguo. En nariz, muestra un intenso aroma con toques de frutos secos y notas golosas y mezcla con flores blancas. y bollería fina. En boca sorprende su buena acidez que equilibra las sensaciones golosas, glicérico, amargoso, notas de vainilla y pasa y muy largo, evoca a los vinos de Jerez. En retrogusto los frutos secos se mezclan con licores de distintos sabores. De gran persistencia. Temperatura de servicio Entre 12 y 14ºC.

vinos dorado damajuanaEs un vino que da mucho juego para su maridaje, desde tomarlo con una concha de frutos secos, hasta guisos potentes como una carrillada al vino tinto, pasando, como no, por unas buenas gambas de Huelva y un delicioso jamón de Salamanca. A nadie va a dejar indiferente y casi todos van a quedar satisfechos de un vino generoso no elaborado en las zonas tradicionales de Andalucía.

(1) La damajuana es un elemento cada vez más de moda en decoración y con una relación muy intensa con el mundo del vino, en especial con las bodegas que lo elaboran. Cuenta la leyenda que en el siglo XIV la reina Juana I de Nápoles, en un día de tormenta, se refugió en la aldea de Grasse, en Francia. En su estancia, visitó a un artesano del vidrio, donde mostró gran interés por el sistema de soplado del vidrio. Se dice que, soplando con gran fuerza, consiguió crear una botella de 10 litros, asombrado el vidriero, que bautizó dicha creación como  dame-janne, en castellano traducida como damajuana.

Desde entonces, hace más de 500 años, el recipiente de vidrio se ha usado para almacenar agua, vinos y otros líquidos, en despensas y bodegas. Así en la actualidad las pocas bodegas que elaboran este vino continúan usando las damajuanas, que lucen al sol, haciendo de estos vinos un producto único

Arriba