0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Hablar de "mosto" en Sevilla, es hablar del Aljarafe, una de las comarcas que circundan la capital. Su tradición vinatera le viene de lejos - una de las primeras alusiones al cultivo de la vid la vemos reflejada en monedas, con representaciones de racimos, de época romano-republicana de Osset (San Juan de Aznalfarache) - este acervo vitivinícola a pesar de los avatares y transformaciones que ha sufrido dicha comarca, sigue presente. Y gracias a sus viticultores y bodegueros continúa con gran pujanza la elaboración y consumo de este peculiar vino.

Nosotros le llamamos "Mosto", pero obviamente no es mosto; el mosto es el primer caldo de la uva pisada o prensada antes de su fermentación y lo que nosotros empezamos a beber y degustar a partir del mes de noviembre, no es otra cosa que el mosto de uva fermentado y encubado durante unos cuarenta días, con un grado alcohólico aproximado de 12%.

Siendo las uvas más utilizadas para su elaboración: Palomino, Zalema, Airén, Garrido y Pedro Ximénez.

 

 

Sevilla no es una provincia viticultora, su producción de uvas para vinificación apenas supone el 0,5% del total de Andalucía, en sus tierras no existe ninguna denominación de origen, aunque si cuenta con tres comarcas vitícolas muy características; La Sierra Norte, El Bajo Guadalquivir y El Aljarafe.

Y el vino desde tiempos inmemorables, siempre ha formado parte de la cultura sevillana. Por ello, con los primeros fríos del mes de noviembre es fácil escuchar la frase de "ya hay Mosto en el Aljarafe".

El Mosto a parte de ser un vino joven y de consumo local, ha sido y sigue siendo un elemento esencial en las relaciones sociales, tanto las de carácter cotidiano, como las ritualizadas. No en balde muchas de las fiestas y ferias más significativas que se celebran en los pueblos aljarafeños, están relacionadas con la vendimia y la elaboración del mosto.

Y quizás una de sus particularidades mas transcendentales son sus implicaciones sociales y culturales.

Así durante los meses de noviembre, diciembre, enero y febrero, se hace difícil no encontrar en una partida al domino, o a las cartas, en una tertulia rociera, en una peña futbolística, no importa si es del Betis o del Sevilla, en una reunión familiar, un convite (bautizo, boda) y por supuesto en un improvisado grupo de aficionados al cante, donde no se consuma el Mosto del Aljarafe.

Aunque en muchas tabernas luzca el cartelito de "se prohíbe el cante", esa es una de tantas normas escritas que están hechas para no cumplirlas y sobre todo si el cante, es un buen cante, entonces, es el propio tabernero el que apostilla: "Se prohíbe el cante, pero el cante malo". "Venga otro vasito de mosto".

El mosto del Aljarafe abastece la mayor parte de tabernas, tascas, bares y mesones de la capital andaluza y sus alrededores.

Pero, por su cercanía y sus encantos, artísticos, históricos, naturales, paisajísticos, culturales y gastronómicos, ir a beber mosto al Aljarafe es un deleite que no debemos dejar pasar. Por ello os proponemos para estos meses una Ruta del Mosto por los pueblos del Aljarafe sevillano.

A disfrutarlo y que os siente bien.

RUTA DEL MOSTO - PUEBLOS:

* ALBAIDA DEL ALJARAFE

* ALMENSILLA

* AZNÁLCAZAR

* BENACAZÓN

* BOLLULLOS DE LA MITACIÓN

* BORMUJOS

* CAMAS

* CARRIÓN DE LOS CÉSPEDES

* CASTILLEJA DE GUZMÁN

* CASTILLEJA DE LA CUSTA

* CASTILLEJA DEL CAMPO

* CORIA DEL RÍO

* GELVES

* GINES

* ESPARTINAS

* HUÉVAR DEL ALJARAFE

* LA PUEBLA DEL RÍO

* MAIRENA DEL ALJARAFE

* OLIVARES

* PALOMARES DEL RÍO

* PILAS

* SALTERAS

* SAN JUAN DE AZNALFARACHE

* SANTIPONCE

* SANLÚCAR LA MAYOR

* TOMARES

* UMBRETE

* VALENCINA DE LA CONCEPCIÓN

* VILLAMANRIQUE DE LA CONDESA

* VILLANUEVA DEL ARISCAL

Ir Arriba