DENOMINACIÓN DE ORIGEN LA MANCHA 

 

"En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero". Con este comienzo de "Don Quijote", Miguel de Cervantes hizo de La Mancha la comarca más universal del Estado español.  La Mancha procede del árabe al-manxa (La seca) en alusión a lo parco de sus precipitaciones.
Pero de seguro de lo que no es parca La Mancha es en uvas, pues con sus incontables hectáreas de viñedo que pueblan sus campos es la zona vitivinícola más extensa del mundo. Y si se escribiese otro quijote, seguro que su comienzo sería el de "En cualquier Lugar de la Mancha de cuyo nombre siempre me acordare, vivía un hidalgo que siempre brindaba con uno de sus universales vinos". Como "El brindis" de este costumbrista cuadro del pintor Vázquez.


Situada en la meseta central de la península Ibérica, La Mancha es una comarca natural de 30.700 kilómetros cuadrados, con una gran uniformidad geográfica, pues su orografía es poco accidentada como corresponde a una meseta llana con una altura comprendida entre los 500 y 800 m. sobre el nivel del mar. Bañada por los ríos Tajo, Júcar, Guadiana y algunos de sus afluentes más importantes.

   Sus tierras son rojizas fruto de sedimentos miocénicos, lo que nos da unos suelos, por lo general, calizos, pobres en materia orgánica y de textura media ligera, relativamente arenosas. Que gozan de un clima continental extremado con grades oscilaciones térmicas que van de los -15ºC del invierno a los 45ºC del verano, siendo la sequedad otra de sus características, presentando una escasa pluviometría que oscila entre los 300 y 400 mm anuales. Estas tierras disfrutan también de unas 3.000 horas de sol al año. Todo ello supone unas condiciones edafo-climáticas que indican que es una zona idónea para el cultivo de la vid de calidad.


La Denominación de Origen La Mancha, comenzó su andadura como tal en el año 1973, aprobándose su reglamento por Orden Ministerial en 1976. Dicho reglamento da cabida a 182 términos municipales; 12 de ellos en la provincia de Albacete, 58 en Ciudad Real, 66 en Cuenca y 46 en Toledo. Por su extensión constituye la mayor agrupación vitivinícola del Mundo, con 193.133 hectáreas, de las cuales 18.216 se encuentran en Albacete, 94.970 en Ciudad Real, 37.649 en Cuenca y 42.298 en Toledo.

   En el viñedo más grande del planeta, la vid forma parte de la cultura de los manchegos que la cultivan con esmero y con el buen hacer que se ha ido transmitiendo generación tras generación. En su mayor parte se realiza como cultivo único en secano, siendo la conducción del viñedo en formas libres y bajas, principalmente en vaso y con podas corte a la manchega, tipo de poda en la que se dejan pulgares a una yema vista y la ciega. Las variedades de uvas permitidas por el Consejo Regulador son en blancas; la Airén que es la preferente y la que mayor extensión ocupa, la Viura o Macabeo, la Pardilla, la Chardonnay y la Sauvigon Blanc. Y en tintas; Cencibel o Tempranillo que es la preferente, la Garnacha, la Moravia, la Cabernet Sauvignon, la Merlot y la Syrah. Con estas excelentes uvas y la aplicación de las innovaciones tecnológicas se dan vida a unos grandes vinos, con matices muy singulares.

   En los vinos blancos se suele utilizar la variedad airén y Viura para los jóvenes, la chardonnay para los fermentados en barrica y la sauvignon blanc para la realización de coupage. Por lo general son vinos francos, de graduación moderada, afrutados y aromáticos. Los vinos tradicionales tanto blancos como tintos, elaborados por el método tradicional aunque implementado por los últimos avances tecnológicos guardan un punto de distancia entre los jóvenes y los de crianza ya que su conservación ha sido realizada en depósitos o en tinajas. Los rosados elaborados principalmente con la variedad garnacha, también se elaboran con la Cencibel, son de bellos, brillantes y vivaces tonalidades, afrutados y en boca se muestran ligeros y frescos. Los tintos de crianza, con dos años de envejecimiento natural, de los cuales uno de ellos deberá ser en barrica, son vinos de color intenso y nariz fina, de un sedoso paso por boca, plenos y redondos. Los tintos reserva, tendrán una crianza mínima de doce meses en barrica y 24 meses en botella y los tintos gran reserva tendrán una crianza mínima de 24 meses en barricas de roble y 36 meses en botella. En La Mancha también se elaboran vinos Espumosos mediante el método tradicional, con un mínimo de nueve meses de crianza en botella, elaborados con la Airén y la macabeo o un coupage de ambas son vinos brillantes de burbujas pequeñas y persistentes, de claros aromas frutales, frescos y equilibrados.

Tipos de Vinos ---------- Graduación Alcohólica

* Blancos ----------------          10 a 14% vol.

* Rosado ----------------          10 a 14% vol. 

* Tintos ------------------          11 a 15% vol.

* Espumosos ------------         10,5 a 13% vol.


Dirección del Consejo Regulador

Avda. Criptana, 73 - 13600 - ALCAZAR DE SAN JUAN (Ciudad Real). Tel: 926/54.15.23. Fax: 926/58.80.40. E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. web: www.lamanchado.es

Arriba