DENOMINACIÓN DE ORIGEN VADEPEÑAS 

 

"Sé templado en el beber, considerando que el vino demasiado, ni guarda secreto ni cumple palabra". Está es otra de las sentencias a las que tan acostumbrado nos tiene el Ingenioso "Don Quijote". Y lo cierto es que el exceso a la hora de beber vino no sólo no guarda secreto, ni cumple palabra, sino que también, y quizás sea lo mas grave, no te permite disfrutar de sus ricas y excelsas sensaciones.


Los vinos de Valdepeñas son vinos para disfrutar, para ser bebidos con mesura, templanza y sosiego; como el que trasmite este delicioso cuadro de tonos ligeros y trazos insinuantes, "El atardecer" de Llanos Gallardo.


La comarca vinícola de Valdepeñas, "el valle de las peñas", se encuentra situada en el borde meridional de la meseta sur, limitada por la llanura manchega al norte, los campos de Montiel al este, el de Calatrava al oeste y Sierra Morena al sur, y es atravesada por el río Jabalón de este a oeste.

   Su clima es continental extremado de inviernos fríos y veranos calurosos. Las precipitaciones son escasas alrededor de 400 mm. al año y una insolación media de 2.800 horas al año, es a su vez una región muy ventosa, por lo que dificulta las formas altas de viñedos. La mayor parte de sus suelos son pardo-rojizo o pardo-calizo, con una significativa proporción de cal, son suelos pobres en materia orgánica y bastantes sanos.


La denominación de origen Valdepeñas, ya obtuvo tal calificación con el Estatuto del Vino de 1932, plasmándose definitivamente en 1968. En la actualidad cuenta con 29.200 hectáreas de viñedos inscritos, repartidos entre 10 municipios de Campo de Montiel y Campo de Calatrava ( Moral de Calatrava, San Carlos del Valle, Santa Cruz de Mudela, Torrenueva, Torre de Juan Abad, Granátula de Calatrava, Alhambra, Montiel, Alcubillas y Valdepeñas).

   Las vides están situados a una altura media de 750 metros. Siendo en blancas la Airén la preferente y la que mayor extensión ocupa, el 80% del total del cultivo de uvas, seguida de la Macabeo y en tintas la Cencibel es la preferente, también están permitidas la Garnacha y la Cabernet Sauvignon.

   Sus vinos blancos elaborados fundamentalmente con la Airén son poco ácidos y de moderada graduación alcohólica, de color amarillo pajizo, suelen consumirse jóvenes, pero cuando adquieren alguna vejez muestran unos aromas tostados de almendra. Los vinos rosados, elaborados con la Cencibel, y a menudo complementado con la Airén son de tonos vivaces y con una grata frutosidad. Los tintos obtenidos con la Cencibel son finos pero bien estructurados y muy aromáticos en su juventud. Los crianza, reserva y gran reserva de está variedad, presentan un agradable atisbo dulce de la vainilla trasmitido por el roble americano, son de textura aterciopelada y con un tanino muy suave. Los claretes o aloques típicos de la zona llamados tintos valdepeñas se consiguen mezclando el mosto blanco de la Airén con el mosto de la Cencibel, obteniéndose unos vinos ligeros y de gran sutiliza aromática, cualidades que se aprecian mejor en su juventud.  

Tipos de Vinos                    Graduación Alcohólica

* Blancos -------------------------- 10 - 13% vol.

* Rosados ------------------------- 10,5 - 13% vol.

* Tintos --------------------------- 11 - 14% vol.

* Tintos Valdepeñas ------------- 11 - 13% vol.


Dirección del Consejo Regulador

C/ Constitución, nº 19 - 13300- Valdepeñas (Ciudad Real). Teléfono: 926 322 788; Fax: 926 321 054.  E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  web: dovaldepenas.es

 


 

Arriba