0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Hablar de los valores históricos del vino en Sevilla, no es tarea fácil, aunque sí muy interesante y apasionante. Como todos los grandes descubrimientos, inventos y acontecimientos de la humanidad, estos, suelen tener una génesis mítica o legendaria y mas si ese descubrimiento, invento o acontecimiento se pierde en la noche de los tiempos y eso es lo que sin duda alguna le ocurre a la viticultura en el ámbito planetario y por supuesto en el ámbito local.
Sevilla o mejor dicho la Turdetania prehispánica, al igual que otras zonas geográficas con una larga historia vinícola, tiene su propio mito. Cuenta la leyenda que fueron los reyes Gárgoris y Habbis, los que enseñaron a sus gentes, los Curetes, considerados como un pueblo de genios a los que se les atribuye la educación del dios Dionisio, las artes de la agricultura y el cultivo de los viñedos. Eso nos dice el mito, pero, qué nos dice la ciencia?
Como consideración previa, hemos de señalar que los estudios sistemáticos y multidisciplinares sobre el origen de la vid y el vino son bastante recientes, alrededor de la década de los 80 del pasado siglo XX, pero sobre todo será a partir de 1992 cuando se crea en Paris la Unidad de Investigación sobre el Origen de la Vid y el Vino (ORVE), por parte de la Office International de la Vigne et le Vin (OIV), cuando se producirá un punto de inflexión muy importante en estas líneas de investigación. En nuestro País estas líneas de trabajo están dirigidas por el Instituto de Arqueología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (IAM-CSIC) y desde la Universidad Autónoma de Madrid (UAM)

Una Aproximación al origen de la Viticultura El Origen de la viticultura en Sevilla El Vino en la Bética: Hispalis La Sevilla Islámica y el vino 
 
Sevilla y los vinos en los S. XIII, XIV y XV El Vino en Sevilla en los S. XVI, XVII y XVIII La Sevilla Vitivinícola de los S. XIX, XX y XXI Bibliografía 
Ir Arriba