0
0
0
s2sdefault
powered by social2s
Las provincias de Zaragoza, Huesca y Teruel conforman el territorio aragonés. Una tierra colosal, dos grandes gigantes la protegen; el Aneto y el Moncayo. Una tierra misteriosa y fantástica, pues desde su prehistoria fue un lugar donde siempre ocurrieron cosas envueltas en mitos y leyendas, ejemplarizadas en su río Ebro al que los romanos deificaron en un numen sobrenatural conocido como el Flumen Hiberus. Pero sobre todo, Zaragoza, Huesca y Teruel conforman una tierra genial. Porque geniales son sus campos y sus viñedos y sus gentes como Francisco de Goya y Lucientes uno de los mayores prodigios de la pintura española que supo plasmar con sus pinceles los sentimientos, las pasiones y vocaciones de los aragoneses, sobre todo la vocación por la libertad. Como este sugerente cuadro de "El Bebedor"
 

La Comunidad Autónoma de Aragón con sus 47.646 kilómetros cuadrados es una unidad territorial centrada y condicionada por su gran río, el Ebro, pero también es una región llena de contrastes, desde los monumentales picos del pirineo oscense, hasta el apacible valle del Ebro, pasando por su singular desierto de los Monegros y ese trozo abrupto del sistema Ibérico que la atraviesa de noroeste a sureste, dejando a su paso ese monolito tan atractivo y mágico como es el Moncayo. Mágicas son también sus tierras de vinos, labradas y bien cuidadas por hombres y mujeres llenos de tesón y sabiduría, que le dan vida y alma a estas maravillosas tierras. 

En la actualidad la superficie total de viñedos en Aragón supera las 39.000 hectáreas; de las cuales el 60% pertenecen a las 4 denominaciones del origen existentes, de la que la D. O. Cariñena es la mayor ocupando una superficie similar a las otras tres denominaciones juntas. El 40% restante se distribuye en otras zonas vitícolas de la Comunidad. Son muchas las variedades que se cultivan desde la autóctona Juan Ibáñez (Moristel) o las tradicionales Garnacha, la Parraleta, Macbaeo, Alcañan, Moscatel romano a las de mas reciente plantación como la Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Pinot Noir, Gewürztraminer. Pero sin duda alguna la mas característica es la Cariñena, aquí denominada Crujillón o Crucillon, uva autóctona y originaria de la comarca que le dio su nombre Cariñena y que se ha convertido en la cepa mas cultivada del Mundo.

 
D.O. CALATAYUDD.O. CARIÑENA
  
D.O. CAMPO DE BORJAD.O. SOMONTANO
Ir Arriba