0
0
0
s2sdefault
powered by social2s
En este cuadro en el que Joaquín Sorolla inmortalizo a uno de los más ilustres canarios, Don Benito Pérez Galdós, nacido el 1843 en las Palmas de Gran Canaria, que en opinión general es el mayor novelista español después de Cervantes, se refleja el pragmatismo y la ingeniosidad del pueblo canario. Pues Sus vinos son el fruto de un esfuerzo denodado, de un empeño casi milagroso, de una paciencia rayana en la exasperación. Ya que sus suelos asentados en piedras volcánicas y lavas, no facilitan su cultivo. Unamúno fotografió en palabras, el paisaje de estas tierras - Tempestad petrificada - Pero los canarios (canarii), como los bautizaran al principio de nuestra Era los romanos, por ser los habitantes de unas islas donde existían unos perros muy fieros y salvajes (canes), han sabido extraer lo mejor de ellas, unas vídes apropiadas para su vinificación. 
 

Las Canarias, el finisterre de la ecumene conocida hasta el siglo XV, ha sido y es un cruce de caminos entre continentes, África, Europa y América. Un archipiélago formado por siete islas y seis islotes y con 7.446 kilómetros cuadrados, conocidas desde el siglo V a.c. con diversos nombres míticos: "Las islas de los Bienaventurados, Los Campos Eliseos, Las islas Afortunadas, El Jardín de las Delicias, La Atlántida, El Jardín de las Hespérides". Situada en el Océano Atlántico, en el noroeste de África, forma parte de la región de Macaronesia, que viene del griego y significa "Islas Felices o Afortunadas", junto con las islas de Cabo Verde, Azores, Madeira y Salvajes y el enclave macaronésico africano.

Canarias de clima oceánico tropical y afectada por el régimen de vientos Alisios que genera en las islas el anticiclón de las Azores, cuenta en la actualidad con cerca de 9.000 hectáreas de viñedo, presentes en todas las comarcas de la geografía insular, a excepción de la isla de Fuerteventura en la que sólo existen pequeñas plantaciones diseminadas. En su mayoría estos viñedos se encuentran inscritos en las distintas denominaciones de origen existentes en la actualidad. El origen de los viñedos en las islas, no esta del todo definido, Horacio, medio siglo antes de nuestra era, aseguró que "La viña sin podar florecía continuamente en las Afortunadas". Otros autores afirman que la vid fue introducida entre los siglo XIV y XV por los conquistadores y colonos. Sea como fuere, lo cierto es que la adaptación y aclimatación de las distintas variedades es un hecho evidente que durante mucho tiempo dio gran prestigio a los vinos canarios, sobre todo el vino "Malvasia" conocido en los principales palacios y cortes europeas con el nombre genérico de "Canary". Y que hoy en día continúan pujando por ocupar un sitio digno y de reconocido prestigio en el panorama vitivinícola.

 
D. O. ABONAD. O. MONTE LENTISCAL
  
D. O. EL HIERROD. O. TACORONTE - ACENTEJO
  
D. O. GRAN CANARIAD. O. VALLE DE GÜIMAR
  
D. O. LANZAROTED. O. VALLE DE LA OROTAVA
  
D. O. LA PALMAD. O. YCODEN DAUTE ISORA
Ir Arriba