Las Bodegas González Palacios fue fundada en el año 1960 por D. Francisco González Palacios, en el mítico pueblo de Lebrija (Sevilla). Lebrija "La que rinde especial culto a Baco, allí donde tienen su morada los ligeros sátiros y las Ménadas, que celebran de noche los misterios de aquel Dios, cubierta la cabeza con una piel de ciervo". (La Patria de Nebrija, de José Bellido Ahumada). 

Una representación de la asociación Apoloybaco tuvimos la fortuna de visitar está singular bodega el pasado mes de febrero. D. Felix González, gerente de la misma, hizó de anfitrión y con todo lujo de detalles y de forma muy pedagógica nos explicó las características y particularidades de la bodega.

Comenzamos haciendo un recorrido por los viñedos, unas 22 hectáreas de viñas de las variedades Palomino, Moscatel, Sauvignon Blanc, Syrah, Tempranillo y Caberbet Sauvignon, todas ellas en suelo de albariza. Tienen dos bodegas, una situada a las afueras del pueblo, en la llamada Loma de Overo y otra en el interior de la localidad de Lebrija. Tanto en una como en otra tienen naves de crianza con un importante parque de barricas, unas jerezanas procedentes de otras bodegas y por tanto ya envinadas y son las que se utilizan para la crianza de los vinos generosos, y otras son de roble francés y americano para la conservación y crianza de su tinto Overo. Sus instalaciones muestran una cuidada limpieza e higiene y cuentan con una maquinaria moderna y depósitos de acero inoxidable. Sus vinos "gloria bendita".

Felix (gerente de la bodega. 1º por la izquierda), Antonio (Presidente asociación Apoloybaco), Sebastian (socio de apoloybaco), Francisco (propietario de la bodega) y Miguel Ángel (socio de apoloybaco). Al fondo el viñedo.D. Francisco González (derecha), propietario de la bodega junto a D. Sebastián socio de apoloybaco, en el interior de la bodega situada en la Loma de Overo, donde envejecen los vinos generosos y el tinto OVero.
 
 
Felix Gonzalez (derecha), gerente de la bodega, explica el proceso del tratamiento de la uva para la obtención del mosto, en unas instalaciones modernas, asepticas y con una tecnología avanzada.La bodega de crianza situada en la Loma de Overo, cuenta con un importante parque de barricas jerezanas para la crianza de los generosos y barricas nuevas de roble francés y americano para el tinto Overo.

 

Felix González explica que las 22 hectáreas de viñedos que circundan la bodega se asientan en suelo de albariza y que están expuestan a condiciones climáticas similares a las del marco de Jerez.La situación de la bodega, en lo alto de una loma y abierta a las brisas oceánicas, permiten que sus vinos generosos realicen una crianza bajo velo de flor y a su tinto Overo le imprima unos aromas y sabores muy singulares.
  
La bodega situada en el interior de la localidad de Lebrija, cuenta con una nave de crianza, así como esta coqueta "sacristía" donde degustar su amplia gama de vinos: Generosos, blancos y su extraordinario tinto Overo.En este rincón baquico, donde pudimos degustar esos excelentes vinos. Se han dado cita importantes cataores como El Lebrijano, Curro Malena, Pedro Bacan, Dorante y Tomás Ferrate, entre otros.
Arriba