naima cafeEn la Alameda Hércules de Sevilla no todo es botellona y ruido, un problema que trae de cabeza a los vecinos de este bulevar situado en pleno casco antiguo de la capital hispalense. En el Jazz Café Naima (Calle Trajano 47), cambian cada noche de lunes a domingo el ruido de la botellona por la música de Jazz.

El Café Jazz Naima, es un local consagrado al jazz desde 1996 de la mano de dos socios y grandes aficionados al jazz: Jorge Moreno y Carlos Rivas, que, contra viento y marea, mantienen desde hace casi dos décadas la llama del jazz en directo en Sevilla. Por su local, un pequeño café donde a duras penas cabe por sus puertas un contrabajo y una batería, han pasado infinidad de músicos y grupos que buscan en la capital de Andalucía el premio que todo artista busca: tocar jazz en directo.

El Café Jazz Naima de Sevilla cumple en estos días de Noviembre de 2014 su mayoría de edad; 18 años ofreciendo semana tras semana jazz en directo a su fiel clientela. Entre esas cuatro paredes repletas de fotografías de músicos de distintos estilos y generaciones (como bien resume el árbol genealógico del jazz, que destaca en su decoración), ha transcurrido parte de la historia del jazz según Sevilla de estas últimas dos décadas.

Esa liturgia de abrir cada día las puertas del Naima es muy costosa, y no es una frase hecha. El jazz tiene en Sevilla un público fiel y entendido, pero como en otros negocios relacionados con el ocio y la cultura, la crisis se ha cebado con ellos de manera especialmente dura. Tener abierto el Naima durante 18 años, ha sido, es, toda una osadía. Y lo han hecho con dignidad, con el convencimiento pleno de que ofrecer música de jazz en directo no deja dinero para vivir. Ni tampoco para que los músicos vivan de su música. Pero siguen en la brecha.

naimaMúsicos y propietarios del Naima han aprendido a convivir con la crisis, a nadar contracorriente y en un mar de aguas bravas para sobrevivir. Y todo por el jazz. Por esa música que transforma cada noche cuando se cruzan sus puertas, el ruido de la Alameda en notas y compases salidos de un saxo, una guitarra o un contrabajo.

Este fin de semana el Naima prepara una programación especial para conmemorar esos 18 años de música improvisada en Sevilla. No estarán muchos de los centenares de músicos y cantantes que alguna vez tocaron en ese rincón sagrado del jazz en Sevilla. Pero Jorge y Carlos, Carlos y Jorge han preparado una programación para que no se les eche de menos.

Por todos estos años de jazz, de noches llenas de música, de vida, de compromiso, de militancia jazzística, gracias amigos Jorge y Carlos.


¡LARGA VIDA AL NAIMA! ¡LARGA VIDA AL JAZZ!.

 

 

OTRAS NOTICIAS DE JAZZ 

 

 

 

Arriba