blueTítulo: Blue.
Músico: Vania Cuenca.
Acompañantes: Vania Cuenca & Thǝe League: Mario Quiñones (Guitarra); Agustín Lozano (Contrabajo eléctrico); Miguel Morell (Guitarra, Banjo); Gabriel López (Batería); Julio Guillén (Piano, Teclados); Francisco Martínez (Saxofón alto), y Francisco Monteagudo (Batería).
Fecha de Grabación: 2009.
Lugar de Grabación: Albacete.
Sello Discográfico: Moluscos Discos.
Nº de temas: 3.
Formato: EP.
Instrumento: Combo.
Estilo: Fusión
Nº de Serie: MD0817.
Año de Edición: 2009.
Duración: 18:47
Calificación: 3*/2


Comentario:

Al crear el proyecto The League, Vania Cuenca quiso editar una serie de discos de corta duración, dedicados a reinterpretaciones de estándares jazzísticos. Cada entrega se titula con el nombre de un color, que funciona como guía temática, como evocador referente que otorga coherencia al conjunto. Este primer Ep se titula "Blue" porque agrupa piezas con “reminiscencias claramente bluesy”. Los tres cortes elegidos son Summertime, de George Gershwin; Blue Bossa, de Kenny Dorham; y Blue Monk, de Thelonious Monk. La primera es la más célebre, pero las otras dos composiciones también aparecen recurrentemente en álbumes del ámbito jazzístico: por algo son estándares.

Partiendo de este exigente repertorio, el propósito de The League es ofrecer un encuentro entre el jazz y la electrónica. Ahora bien, se trata de jazz electrónico desde la perspectiva del jazz, en el que la interpretación de jazzmen es la protagonista frente a los elementos electrónicos. Sí, Vania Cuenca realizó un largo trabajo de producción, creando una base de secuencias y programaciones, pero el peso del tema recae invariablemente en la instrumentación. Es incluso posible que un oyente que no conociese todo ese trabajo de producción ni siquiera apreciase los elementos electrónicos.

Blue comienza, no obstante, con la pieza en la que más equilibrada es la fusión de electrónica y jazz, aunque aquí lo interesante es la personal revisión de Summertime. Recorrida por un ambiente cinematográfico, captura bien el toque blues del original pero presentándolo con una estética eléctrica. Muy distinto es el tono de Blue Bossa, una alegre nu-bossa-jazzística, una de esas creaciones de nu-jazz accesible en las que se basa el éxito de sagas como Saint-Germain-des-Prés Café. Finalmente suena el más jazzístico y propicio para el virtuosismo de los temas incluidos en Blue, Blue Monk, un swingueante nu-jazz con más jazz que “nu” que conserva el aroma clásico del original pero incorpora una producción contemporánea.

 

Arriba