red-normoTítulo:
 And His Orchestra, 1933-1936.
Músico: Red Norvo.
Acompañantes: And his Orchestra.
Fecha de Grabación: 1933-1946
Lugar de Grabación: New York
Sello Discográfico: Classics.
Nº de temas: 22
Formato: MP3.
Instrumento: Xilófono.
Estilo: Swing
Nº de Serie: Classics 1085.
Año de Edición: 1999.
Duración: 01:09:15
Calificación: 4*


Comentario:

Red Norvo fue el primer músico en usar el xilófono en el jazz. En este primer volumen de sus grabaciones completas en orden cronológico documenta los destacados experimentos de Norvo en jazz de cámara y swing de grupos pequeños durante los años 1933-1936. 

Las dos primeras sesiones, grabadas para el sello Brunswick durante la primavera y el otoño de 1933, dieron como resultado cuatro piezas diferentes a todo lo que se presentó al público en ese momento. "Knockin 'On Wood" y "Hole in the Wall" son características dinámicas para xilófono con el apoyo del clarinetista Jimmy Dorsey y un simpatizante trío del pianista Fulton McGrath, el virtuoso de la guitarra Dick McDonough y el bajista Artie Bernstein. "Dance of the Octopus" y "In a Mist" de Bix Beiderbecke están interpretados por un cuarteto que brilla positivamente con la fascinante combinación de la sublime marimba de Norvo y el colorido clarinete bajo de Benny Goodman. 

Las sesiones del Swing Septet de 1934 son notables por la presencia combinada de cuatro hombres recordados hoy por haber contribuido a dar forma al curso de la historia musical al liderar sus propias bandas de swing durante las décadas de 1930 y 1940: Teddy Wilson, Artie Shaw, Charlie Barnet y Norvo.

El grupo en la siguiente sesión, aparentemente la única cita de Norvo como líder durante el año 1935, es tan formidable, ya que Bunny Berigan y Chu Berry aparecen junto a Wilson, Bernstein, George Van Eps y Gene Krupa. Estas primeras 12 pistas. son sin duda lo mejor de la recopilación; sin embargo, las últimas sesiones, las de 1936, fueron un punto de inflexión por el lamentable sesgo comercial de jazz edulcorado con la elección de vocalista extrañas. Es lo peor del disco, sin duda. 

Arriba