jimmy garrisonNacido en Miami, (Florida), el 3 de marzo de 1934, y fallecido el 7 de abril de 1976 en Nueva York, el contrabajista Jimmy Garrison, fue uno de esos extraños casos en los que su discografía como jazzmen es muy abundante, colaborador clave en más de un centenar de discos, y, sin embargo, jamás grabó ningún disco a su nombre, a pesar de que formó y lideró ocasionalmente un sexteto. Garrison, ha pasado a la historia del jazz, no sólo como el contrabajista titular del legendario cuarteto de John Coltrane, que no es moco de pavo, sino que , además, su estilo, su manera de tocar el contrabajo, ha creado toda una escuela jazzística absolutamente perdurable en el tiempo.

A pesar de nacer y residir en Miami, su familia se trasladó a Filadelfia en 1943. Allí inició el joven Jimmy sus estudios de clarinete y, algo después, en 1952, los de contrabajo. Comenzó, al igual que otros jóvenes de su edad, tocando en orquestas locales con orquestas de R&B. El paso hacia delante lo dio por medio de su amigo el baterista, Philly Joe Jones, quien le aconsejó en 1958 marcharse a la capital del jazz: Nueva York. En esta ciudad dio sus primeros pasos, que no fueron tímidos: acompañó a Bill Evans, Bennie Golson, Lee Konitz o Lennie Tristano.

Garrison conoció a Coltrane en 1961, quién le daba de vez en cuando la posibilidad de sustituir ocasionalmente a Reggie Workman en su cuarteto, y, sólo un año después, en 1962, ya pasó a ser miembro fijo del mismo. Lo cierto es que Coltrane encontró en Garrison, a ese músico capaz de llevar su música mucho más lejos. Jimmy Garrison era un joven contrabajista de enorme talento y salido de la factoría free de Ornette Coleman, y con los conceptos musicales mucho más amplios que Workman. Coltrane se convenció definitivamente, cuando Garrison grabó en 1961, esa obra maestra de Benny Carter, titulada: “Further Definitions”. Fue la entrada por la puerta grande de Jimmy Garrison en el sello “Impulse¡”.

Antes de su entrada en el “cuarteto” de Coltrane -auténtico pasaporte a la fama de este contrabajista-, Garrison también tuvo una memorable participación en unos de los clubes más importantes de Nueva York: el Five Spot, donde Thelonious Monk, grabó uno de sus grandes discos en directo. En 1966, e inmerso en la dinámica del cuarteto de John Coltrane, Garrison se vinculó, además en varios proyectos discográficos con McCoy Tyner, Sonny Rollins, o Hampton Hawes, en 1966. Tras la muerte inesperada de Coltrane en 1967, y tras haber dejado grabadas algunos de los mejores discos con John Coltrane, Jimmy Garrison se unió al grupo de Archie Shepp, uno de los saxofonistas abanderados del free, con quien realizó una gira por todo el mundo. 

Algo más tarde se unió al trío del batería de Coltrane, Elvin Jones, y formó un sólido conjunto en el que también recaló el saxofonista y flautista Joe Farrell. Esta formación tuvo una duración de dos años (1968-69). Después, tras un paréntesis, y algo antes de su prematura muerte, volvió a colaborar con Elvin Jones entre 1973 y 1974. El 7 de abril de 1976, un cáncer apagaba su vida a los 42 años de edad.

Jimmy Garrison representaba a esa estirpe de contrabajista acompañante, que fluctuó siempre entre las vanguardias jazzísticas acontecidas a partir de los años sesenta. Su militancia en el famosísimo cuarteto de Coltrane desde 1962, en sustitución de Reggie Workman, ya le hizo entrar en la historia del jazz por la puerta grande. Garrison, sabedor de ello, no desarrolló demasiado la figura del freelance, aunque sí acompañó muy ocasionalmente a otros líderes. 

Su estilo cabe resumirlo en dos términos: autoridad y carácter. Contrabajista pesado y, a la vez, musical, la línea de bajo marcada por Garrison posee una gran inventiva de ideas, sugerencias y matices, que procede tanto del estilo clásico de Ray Brown como de la línea vanguardista de Charlie Mingus, sin duda la gran referencia musical para los contrabajistas de este periodo del jazz. Garrison es sólido y firme en el acompañamiento, al tiempo que creativo y musical en sus “solos” de contrabajo. Esto le hace muchas veces convertir el mástil de su contrabajo en el de una guitarra, por la flexibilidad de sus ataques en los pizzicatos. Podemos por ello suponer que este contrabajista construía sus solos pensando en un instrumento polifónico como la guitarra, lo que se observa en la gran musicalidad de su estilo, al que suma el golpeteo en la madera del contrabajo a modo de instrumento de percusión en la base rítmica del tema que se está interpretando.

En definitiva, la huella de Garrison, sin implicar una estela determinante en la historia del jazz, sí representa una cala diferencial por el simple hecho de pertenecer durante seis años a los grupos de Coltrane. La muerte de éste dejó a muchos músicos desubicados, sin horizonte. Tal vez Garrison pertenezca al grupo de músicos que aprendieron casi todo del maestro y que quedaron huérfanos tras su repentina muerte. Hay una clase de músicos que no han sido revolucionarios -cuyo designio no está al alcance de muchos-, pero que han sabido ser partícipes de la revolución. Estar en el sitio adecuado en el momento preciso, y sin duda, uno de ellos, fue Jimmy Garrison. 

 Instrumento:

Contrabajo

Web oficial:

Jimmy Garrison

Contacto 
 Mis discos de Jimmy Garrison 
Ver mi discografía de John Coltrane  
john-coltrane-jimmy-garrison   
Arriba