Sonny Boy WilliamsonKeep it to OurselvesTítulo: Keep it to Ourselves
Músico: Williamson, Sonny Boy
Acompañantes: Memphis Slim (p)
Fecha de Grabación: 1963
Lugar de Grabación: Copenhague
Sello Discográfico: Alligator
Nº de temas: 12
Formato: CD
Instrumento: Armónica
Estilo: Blues
Nº de Serie: ALCD 4787
Año de Edición: 1990
Duración: 0:47:36
Calificación: 5*

Comentario:

El hombre de la perilla de chivo y los ojos de diablo grabó este disco en Dinamarca cuando ya tenía 66 años. Sonny "Boy" Williamson aparece aquí como un veterano bluesman que domina como nunca la ormónica íntima y que en cada registro nos recuerda que se puede soplar con el corazón. Un gran disco.

SONNY BOY WILLIANSON

Sonny Boy Williamson fue, en muchos sentidos, la máxima leyenda del blues. En el momento de su muerte en 1965, había vivido el tiempo suficiente para haber tocado con Robert Johnson al comienzo de su carrera y con Eric Clapton, Jimmy Page y Robbie Robertson al final. Mientras tanto, bebió mucho whisky, vagabundeó por todo el país, tuvo un exitoso programa de radio durante 15 años, hizo una gira por Europa con gran éxito y simplemente escribió, tocó y cantó algunos de los mejores blues jamás grabados en discos fonográficos negros. Su discurso fue astuto, malvado y cansado del mundo, mientras que su arpa estaba llena de breves estallidos rítmicos en un minuto y potentes y apasionados soplos al siguiente. Sus canciones estaban repletas de ingenio mordaz, con letras en gran parte autobiográficas que resisten el escrutinio de la página impresa. Aunque tomó su tocayo de otro conocido músico de armónica, nadie sonaba como él.

Un hombre con fama de mal humor, receloso y suspicaz, que tejió una tupida red de desinformación tan confusa como eficaz. Nadie sabe, por ejemplo, la fecha exacta de su nacimiento, 1899 como aparece en la mayoría de los libros de referencia, o en 1897 o 1909, como señalan otras fuentes, incluso su nombre real es un misterio. De sus días de infancia en Mississippi, no se sabe absolutamente nada. Lo que se sabe es que a mediados de los años 30, viajaba por el Delta del Mississippi trabajando bajo el alias de “Little Boy Blue”, acompañado por Robert Johnson o Elmore James.

Se las apañó para participar, a principios de los años 40, en el famoso y pionero programa de radio de la “King Biscuit Time” de KFFA, el primer programa de radio de blues en vivo que llegó a las ondas de radio estadounidenses. La música que Sonny Boy Willianson realizó en ella entre 1951 y 1954,  lo muestran como un bluesman en gran forma, potenciando al máximo sus habilidades vocales e instrumentales.

En 1963 cruzó el charco para hacer una gira por Europa como parte del espectáculo musical “American Folk Blues Festival”. Sonny Boy fue la estrella de la gira allá por donde la compañía actuó. Al finalizar el contrato de la banda, Sonny Boy decidió instalarse en Gran Bretaña y comenzó a trabajar en el circuito de clubes locales ya colaborando en grabaciones y actuaciones con los famosos “Yardbirds” y con Eric Burdon. Uno de sus éxitos más sonados en aquellos años, era el single: "Help Me", que se convirtió en un éxito absoluto entre la juventud e de toda Europa. 

En 1965, regresó a Mississippi, y rodeado de viejos amigos, falleció de un ataque al corazón el 25 de mayo de 1965. Sonny Boy Wilianson, fue elegido miembro del Salón de la Fama de la Fundación Blues en 1980.

Arriba