JAZZ

José María Roca González.

jose maria rocaUno de los espacios creativos más emblemáticos de la Sevilla moderna, es la Sala “La Imperdible”, y José María Roca, fue su fundador y  director. Comienza en Sevilla sus estudios de teatro con 16 años, y a la edad de 19 monta la compañía Imperdibles. Desde entonces es director gerente de Producciones Imperdibles, dedicada a la producción de espectáculos, a la promoción de eventos y talleres, y a la programación escénica en la sala de teatro La Imperdible.

En su primitiva ubicación de la Plaza de San Antonio de Padua, en la Sala “La Imperdible”, tuvo su sede el Club de Jazz Universitario de Sevilla, y los conciertos de jazz, con programación casi diaria, se realizaban en el café del teatro: El Bar Almacén”. A pesar de su breve recorrido, el Club de Jazz Universitario de Sevilla tuvo momentos estelares, y destacamos dos de ellas; la primera en 1995, cuando se grabó en directo desde sus instalaciones uno de los conciertos que organizaba y promovía el programa radiofónico “El Bulevar del Jazz“, de Canal Sur Radio, dirigido por Javier Domínguez, y que contó con la actuación en directo del grupo “Mejunje”, el combo residente en “El Almacén”. La segunda referencia jazzística de enorme importancia que tuvo lugar en la Sala La Imperdible, fue la portentosa y excepcional actuación del cuarteto del pianista catalán Tete Montoliú en el bar “El Almacén”.

Sin un público afín a la demanda teatral, con la feroz competencia de las salas de teatro tradicionales de Sevilla, y con el dinero público volcado en la oferta cultural de la Expo’92, la Imperdible salió adelante por tres importantes razones: un equipo de gestión que creía en lo que hacía, la ausencia de un local de teatro de esas características en la capital de Andalucía, y por una arriesgada apuesta por programar compañías de teatro independientes de toda España e incluso del resto del mundo. Los primeros años, con poca respuesta de público, fueron muy difíciles, pero la perseverancia de sus gestores, la imaginación de su dirección artística, y el boca a boca de los sevillanos, la sacaron del ostracismo y la convirtieron en una de las salas más prestigiosas de Sevilla.

La Imperdible abrió sus puertas en 1990 en la Plaza de San Antonio de Padua, un local que había sido herrería a finales del siglo XIX, y que previamente había sido sede de la compañía teatral “El Globo”, un grupo sevillano integrado por profesionales del teatro, la música y la pedagogía, que dirigía José Luis Castro. La Imperdible estuvo en su original espacio de San Antonio de Padua, hasta el año 2007, mudándose al año siguiente a la céntrica Plaza del Duque para utilizar el antiguo “Teatro Duque” de Sevilla, en el edifico sindical de CC.OO. hasta 2017, año en que la Imperdible dejó de programar por dejar CC.OO, el uso del edificio.

Lo que empezó siendo una cesión temporal del “Teatro Duque”, duró once años, y durante todos ese tiempo que permitió a La Sala La imperdible sobrevivir a la mudanza de San Antonio de Padua, han pasado por su escenario más quinientas compañías de teatro y música, se han representado más de dos mil obras, y han asistido al teatro, más de 150.000 espectadores. Todo un hito para una pequeña sala independiente de teatro, y que rompió el mito de que Sevilla y el Teatro no se llevaban bien. Lamentablemente, la Sala La imperdible, y a expensas de la apertura de un nuevo local en el recinto de la Cartuja, ya es historia en la ciudad. Durante todos esos años de actividad, la Sala La Imperdible fue un referente del teatro y la danza contemporánea, siendo una de las pioneras de la gestión del teatro independiente en Sevilla. En 1997 recibió el Premio Andalucía de Teatro otorgado por la Junta de Andalucía, y el premio de Artes Escénicas de El Público, Canal Sur Radio TV en 2001.

Como decíamos, La Sala La imperdible tiene una relación muy especial en la ciudad con el jazz; allí en la Plaza de San Antonio de Padua, se estableció durante el tiempo que estuvo funcionando activamente, (1994-1999), el Club de Jazz Universitario de Sevilla. A pesar de su breve recorrido, el Club de Jazz Universitario de Sevilla tuvo momentos estelares, y ambas tuvieron como protagonistas la Sala La Imperdible; destacamos dos de ellos; el primero en 1995,  cuando se grabó en directo desde el Bar El Almacén, —el bar de la sala en la foto de la izquierda—, uno de los conciertos que organizaba y promovía el programa radiofónico “El Bulevar del Jazz”, de Canal Sur Radio, dirigido por Javier Domínguez, y que en aquella ocasión, contó con la actuación en directo del grupo “Mejunje”, el combo estable del Club de Jazz de la Universidad de Sevilla. El segundo momento importante en la historia de la Sala en relación a la música de jazz, fue la portentosa y excepcional actuación del cuarteto del pianista catalán Tete Montoliú en el “Almacén” el 6 de noviembre de 1995.

Tete Montoliú estaba en Sevilla para actuar en la VI edición del Festival de Jazz de la Provincia de Sevilla, celebrado en 1995 en varias localidades sevillanas y los responsables de l Club de Jazz Universitario, tuvieron la habilidad de aprovechar la estancia de Tete en Sevilla, para contratarlo. Aquella inolvidable noche, Tete actuó en La imperdible al frente de su cuarteto, formado entonces por: Guy Lafitte al saxo tenor, Horacio Fumero al contrabajo, y Peer Wyboris a la batería.

Aquella histórica e imborrable noche del lunes 6 de noviembre de 1995, cuyo cartel figura a la izquierda de estas líneas, fue la última vez que Tete Montoliu actuó en Sevilla, —falleció dos años después—, y Tete dejó escrita una de las mejores páginas de la historia del jazz en Sevilla. Aquél concierto de Tete Montoliu en Sevilla fue el cenit del Club de Jazz de la Universidad Hispalense.

En la actualidad, año 2021, La Sala Imperdible, fusionada con Odeón, sigue sus actividades en el actual CC de Plaza de Armas en Sevilla, la antigua estación de tren, y allí, como no podía ser de otra forma, “La Imperdible” sigue programando jazz semanalmente en colaboración con la Asociación de Músicos de Jazz de Sevilla: Assejazz.

 

MÚSICOS GRUPOS ENTIDADES / INSTITUCIONES NOMBRES PROPIOS