0
0
0
s2smodern

 

RESTAURANTE LES QUINZE NITS


Plaza Reial, 6.
08002 Barcelona, España.

 

 

 

www.lesquinzenits.com

 

Teléfono: 933 173 075. (No admite reservas)
 
 

Paseando por la plaza Real de Barcelona nos podemos encontrar con una cola de personas a la espera de tomar una mesa en el restaurante Les quinze nits (Las quince noches). Al variado público que acude, actualmente formado por bastantes turistas, no le importa esperar ya que la relación calidad / precio que ofrece este establecimiento es muy buena.

Relación calidad-precio:

Presentación:               

Cocina:                      

Servicio:                      

 

 
 

Mala   Aceptable   Buena   Muy Buena   Excelente

Se pueden degustar las viandas tanto dentro del local (en el que se encuentran dos plantas), como en la solicitada, y a veces casi imposible de acceder terraza exterior que da a una plaza Real siempre concurrida de público. 

Este establecimiento que forma parte de una cadena de restaurantes muy famosa en Barcelona (Stonebridge SL), presenta platos elaborados, con una carta en la que combinan cocina tradicional catalana con otra mas internacional en la que la esmerada presentación es una de sus características. 
 

Durante nuestra visita pudimos probar algunos de sus platos como la ensalada de gambas con guacamole, un exquisito bacalao con compota de manzana y butifarra negra, así como un atún vuelta y vuelta con puré de calabazas y aceitunas. Como final de la cena pudimos degustar unos postres de Catalunya en el que destacaba la crema catalana como no podía ser de otra manera. Un vino blanco de la casa servido en una adecuada frasca regó esta comida. 

Actualmente este local ofrece al medio día unos menús bastante competitivos en precios, siendo las cenas ofrecidas a la carta con unos precios aceptables. El servicio, de marcado carácter internacional, fue a ritmo adecuado a pesar de estar el restaurante con una alta ocupación. Si la virtud de la paciencia es ejercida adecuadamente en la cola de acceso, esta será ampliamente recompensada en el paladar y en el bolsillo.

 

Ir Arriba