0
0
0
s2smodern
Retablo en la Iglesia
Virgen de la Consolación (Utrera)

 

José Marchena

Nació en la localidad sevillana de Utrera en el año 1768, y se puede decir, sin duda alguna, que es uno de los personajes más controvertido, más apasionante y más desconocido de nuestra literatura. Estudió humanidades y teología en Sevilla, pero no pasó de las órdenes menores; por lo que se le conoce como el Abate Marchena. Su vida es, en si, como una obra literaria, con vicisitudes y situaciones realmente extremas.

En una sociedad en España donde no había tintas medias para los intelectuales en sus preferencias: o estaba contra el poder de los franceses, o ser un afrancesado, José Marchena optó por lo segundo, poniéndose a favor de las corrientes de libertad que venían de Francia. Amante de la revolución, abanderado de la libertad total, sufrió la persecución del Santo Oficio. Según consta en su expediente inquisitorial, se le acusaba de propagar ideas no acordes con la moral establecida y por las muchas "proposiciones heréticas" que se podían rastrear en su obra. Hecho que provocó que tuviera que refugiarse en Gibraltar para posteriormente emigrar a Francia.

En Francia tomó parte muy activa en la revolución francesa; se podría decir, incluso, que fue el único personaje español de cierta relevancia que lo hizo, redactando con Marat El amigo del pueblo, y más tarde El amigo de las leyes. Aunque sufrió la persecución de La Montaña -nombre dado en los días de la revolución francesa al partido que profesaba las ideas más radicales, y cuyos miembros se sentaban en los bancos más elevados de la Convención- durante los años de terror como declarado girondino, y conoció la cárcel, hay constancia -según testimonio de Jean Baptiste Louvert en sus memorias- de que no se amedrentó y desafió al mismísimo Fouquier, el acusador público, en estos términos: "Me está usted olvidando. Estoy aquí para que me guillotinen".

 

 

La revolución francesa

 

 

Tras sobrevivir los terribles años donde imperaba la guillotina, se alejó de la primera línea de la política, dedicándose a la filosofía, las matemáticas, los análisis económicos y la literatura, además de la publicación de algunos periódicos como Le Spectateur Français. Vivió durante varios años en Alemania como inspector de contribuciones, tras la llegada al poder de Napoleón, volviendo posteriormente a España como funcionario en el ministerio de interior de José I. Durante toda esta época su fecundidad literaria fue importante, además de colaborar en diversos periódicos de entonces.

En el año 1813, tras la expulsión de los franceses de España y la proclamación de las Cortes de Cádiz, se ve obligado de nuevo a abandonar su país natal; de nuevo emigra a Francia. Tras el levantamiento de Riego y la instauración del liberalismo, José Marchena vuelve a España en el año 1820, para morir en Madrid el 31 de enero de 1821.

Tanto su vida como su extensa obra son dignas de estudio, y no merecen el olvido al que han sido relegadas. Escribió en el campo de la poesía: odas, elegías, sátiras, discursos, epístolas, silvas, sonetos, versos sueltos, epigramas, romances, seguidillas y heroidas. En teatro: Polixea, El hipócrita y La escuela de las mujeres. También realizó trabajos de traducción, como los cuentos de Voltaire La princesa Babilonia y El Toro Blanco, o De la naturaleza de las cosas de Tito Lucrecio Caro. En prosa escribió el Discurso sobre la Literatura Española y las Lecciones de Filosofía moral y Elocuencia.

Nota: En la dirección http://cervantesvirtual.com/FichaAutor.html?Ref=369 se encuentra toda la obra digitalizada de José Marchena.

 

 

Portada obras completas de D. José Marchena
Edición de Menéndez y Pelayo

 

¿Quién sabe si es la muerte mejor vida?
Quién me dio el ser, ¿no puede conservarme
más allá de la tumba?. ¿Está ceñida
a este bajo planeta su potencia?.
El inmenso poder ¿hay quien lo mida?.
¿Qué es el alma?. ¿Conozco yo su esencia?.
Yo existo. ¿Dónde iré?. ¿De dó he venido?.
¿Por qué el crimen repugna a mi conciencia?.

José Marchena

Ir Arriba