ASOCIACIÓN

Apoloybaco, en la vendimia de la Bodega Colonias de Galeón.

A principios de este mes de septiembre de 2012, Apoloybaco pasó un día de vendimia en los viñedos de Colonias de Galeón situadas en Cazalla de la Sierra. En pleno Parque Natural de la Sierra Norte de Sevilla, las bodegas Colonias de Galeón cuentan con un bonito viñedo de unas nueve hectáreas, plantados en las laderas de las lomas de la denominada “Colonia 40”.

A principios del siglo XX, las autoridades de la época pusieron en marcha un proyecto económico y repoblador en la Sierra Norte sevillana, consistente en repartir unas 72 colonias entre los habitantes de la zona para que plantarán un mínimo de 6 hectáreas de viñas por cada colonia. Este proyecto fue acompañado con la constitución de una cooperativa que construyera y pusiera en marcha una bodega para la elaboración de vino. Todo ello estuvo funcionando hasta mediados del siglo XX, a partir de ahí, los viñedos desaparecieron y la bodega se cerró.

Fue en 1998, cuando Julian Navarro y Elena Vigueras, socios de Apoloybaco, retomaron aquel viejo proyecto y plantaron su viñedo con cepas nobles como la Cabernet Franc, la Merlot, la Syrah, la Tempranillo, la Pinor Noir y la cabernet Sauvigon en uvas tintas y la Chardonnay y la Viogner en blancas, consiguiendo su primera cosecha en el año 2002.

Desde entonces, en este espléndido rincón del Parque Natural de la Sierra Norte de Sevilla, se produce ese extraordinario “milagro” que es la Vendimia.

A pie de viña Julián nos cuenta a los representantes de Apoloybaco y a Javier Compás, colaborador del periódico El Correo de Andalucía, como se está desarrollando este año la vendimia:… “ya sólo nos queda por recoger la pinor noir, y la verdad es que a pesar de la climatología tan seca que hemos tenido este año, las uvas presentan una buena salud” y a continuación nos añade: …”la producción será un 15% menos que el año pasado, pero con toda probabilidad la calidad del vino será mejor”.

En la Bodega Colonias  de Galeón, practican una viticultura ecológica, controlado y avalado por el CAAE (Comité Andaluz de Agricultura Ecológica), sus cepas se asientan en un suelo pizarroso y pobre en nutrientes con un pH de 7,3, con una cobertera natural de gramíneas y sin riego, solo el agua de lluvia y la humedad del suelo.

Después de 10 años vendimiando, Julian se siente muy seguro en sus predicciones y por supuesto en sus explicaciones, sin duda ha recopilado y acumulado unos conocimientos sobre la viña que solo se consigue con la experiencia de los años. Pero para aquellos que lo conocemos desde el principio de esta estupenda realidad vitivinicola, lo que no le ha cambiado en Julian, es su pasión y cariño por la agricultura y por ese mágico mundo del vino.

Julian y Elena son viticultores y bodegueros autodidactas, lo han aprendido sobre el terreno, por supuesto con aciertos y con errores, de ellos han aprendido también y hoy en día elaboran unos rutilantes y prodigiosos vinos que ya han obtenido diversos premios y galardones, tanto en el ámbito nacional como internacional.

Vinos tintos como su Colonia de Galeón Maceración Carbónica, un vino natural y espontáneo, actualmente su buque insignia que comparte los reconocimientos con el vino tinto que podríamos llamar de autor El Silente, un tinto con una prolongada crianza en barrica de roble francés y en botella. Y en blancos su Ocnos, un Chardonnay que ha asombrado a críticos, profesionales y autoridades en el mundo de los vinos, pero sobre todo ha sorprendido muy gratamente al público en general. Y este año 2012 una novedad: un rosado elaborado con la variedad Cabernet Franc, de una frescura y un sabor desbordante.

Ciertamente Colonias de Galeón es ya una realidad en el mundo de los vinos, una realidad digna de alabanza por su significado social, histórico cultural y por supuesto económico y generador de riquezas para la comarca. No nos queda otra cosa que desearles una excelente vendimia a ellos y a todos los viticultores y bodegueros de nuestro País.

Otras noticias de la Asociación Apoloybaco