ASOCIACIÓN

Apoloybaco, visita a las Bodegas Regina Viarum, en la D.O. Ribeira Sacra.

En la Denominación de Origen Ribeira Sacra (Galicia), cultivar la vid es algo que parece inverosímil, casi todo su viñedo esta plantado en las terrazas o bancales que le ha sustraído el hombre a los cañones que forma el río Sil a su paso por este mágico lugar. La Denominación de Origen Ribeira Sacra, obtuvo tal nominación en 1997. Aunque su tradición vitivinícola se remonta a época romana y sobre todo a la alta edad Media, gracias a los monasterios que se instalaron en esta zona y por lo que desde entonces se la empezo a conocer como «Ribeira Sacra». En esta Denominación de Origen se distinguen las subzonas de Quiroga-Bibei, Amandi, Chantada y Ribeira do Miño, en Lugo y Ribeira do Sil en Orense.

En la subzona de Amandi se encuentra las Bodegas Regina Viarum. «Appia Longarum Teritur Regina Viarum», la reina de las grandes calzadas romanas, denominaban comúnmente los romanos a la Vía Appia. En honor a esta cultura romana toma el nombre la bodega, pues cerca de la misma existen restos de una calzada romana.

Bodegas Regina Viarum fueron fundadas en el año 2002 por Horacio Gómez Araujo, el que fuera también presidente del equipo de fútbol Real Club Celta de Vigo.

Regina Viarum cuenta con viñedo propio, unas 20 hectáreas de las variedades Mencia, Tempranillo, Garnacha y Godello. Unos viñedos muy singulares en bancales y terrazas, donde la viticultura se parece mas a la escalada de una montaña que al trabajo del campo.
Monumento en honor al viticultor. Y de izquierda a derecha: Juan Fernández, José M. Mora, Eugenio Noguerol y Rafael García. La bodega posee unas modernas instalaciones, con tecnología de última generación, lo que garantiza unos vinos de alta calidad.
Regina Viarum tiene una capacidad para la elaboración de 300.000 litros, aunque actualmente elabora unos 200.000 litros de vino. Grandes tinas de roble francés, extraordinario método para la fermentación y maceración de los vinos: actualmente 5 tipos de vinos tintos y uno blanco.
Sonia López Rodriguez, fue la encargada de enseñarnos las instalaciones y explicarnos muy didacticamente el proceso de elaboración de los vinos. La bodega es un edificio mezcla de pazo y monasterio de unos 4.000 metros de superficie de los cuales 2.000 están destinados exclusivamente a la bodega.
Sonia junto con Vicente Sanchis en la sala de barricas, explicando el proceso de crianza que tienen algunos de sus extraordinarios caldos. En la sala de catas de la bodega la delegación de la asociación Apoloybaco que visitó la bodega degusto varios de sus expresivos y deliciosos vinos.