ASOCIACIÓN

Apoloybaco, visita la Bodega Hacienda “El Duende”, en Cazalla de la Sierra.

La Bodega Hacienda El Duende se encuentra an Cazalla de la Sierra (Sevilla), en la carretera a Guadalcanal km. 3,5. En pleno corazón del Parque Natural de la Sierra Norte. Esta hacienda fue adquirida por el bisabuelo del actual propietario, que es Carmelo Gallego Vera, aunque se tiene noticias de ella desde el siglo XVI, y ya hay una nueva generación que se prepara para continuar con las actividades de está hacienda, en la que la vitivinicultura juega un papel muy destacado.

Jaime Gallego, es el mayor de ellos junto con sus hermanos Jesús y Manuel se ocupan ya de muchas de las tareas de esta hacienda, ganadería, agricultura y dentro de ella con una especial atención a la viticultura.

Vista lateral de la bodega, que cuenta con unas instalaciones modernas, pero conservando y respetando la antigua bodega. Poseen también unas nueve hectáreas de viñedo, unas plantadas en vaso y otras en espalderas. Rafael García, Juan Fernández, José M. Mora y Eugenio Noguerol socios de Apoloybaco, junto con Jaime y Manuel Gallego, propietarios, tras ellos los depósitos troncocónicos de acero inoxidable.
Sala de las Tinajas, antiguos depósitos para la fermentación del vino. Manuel y Jaime primeros por la izquierda y Jesús (con gorra), hijos del actual propietario. Barricas de roble francés para la crianza y conservación del vino tinto, forma parte del proyecto de modernización de la bodega para elaborar vinos de calidad.
Manuel el mas joven de la saga Gallego junto con el Vice presidente de la asociación Apoloybaco. Catando el conocido y singular “mosto de la sierra”. Vino joven y afrutado. Una perspectiva del interior de la bodega, una construcción antigua y con las características propias de la zona, grandes muros y arcos de medio punto. 
Hacienda el Duende, una bodega con encanto, con una larga tradición vinatera, con un presente ilusionante y con un futuro asegurado.   Bodega El Duende elabora en la actualidad “el Mosto de la sierra”, un vino tinto joven, un blanco y un rosado. 
En las 9 hectáreas de viñedo, hay variedades blancas: Montua, Macabeo y Palomino y Tintas: Garnacha y Tempranillo, algunas de las vides tiene mas de 40 años de edad. Asimismo las vides que están plantadas en vaso se encuentran intercaladas con los olivos. Jaime, Jesús y Manuel atendieron nuestra visita, con hospitalidad y amabilidad. Sin duda es una visita que recomendamos a todos los aficionados y amantes del vino y de la naturaleza, para poder adquirir “in situ” sus extraordinarios productos.