ASOCIACIÓN

Apoloybaco, visita la Destilería “Martes Santo”, en Higuera de la Sierra.

A los pies de la sierra de Santa Bárbara se encuentra Higuera de la Sierra, puerta sureste de acceso al Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Y que al parecer toma su nombre de una higuera salvaje que existía en su original nucleo de población (tres ventas situadas en el camino de Zufre a Sevilla, a finales del siglo XIII).

En este bello pueblo, se encuentra una de las destilerías que antaño salpicaban la sierra de Huelva; Las Destilerías Martes Santo, sucesora de la primigenia destilería llamada Girón, S.L. y que fundara en el año 1895 D. Francisco Girón Pineda.

Unos años después, el hermano de Francisco Girón, Rafael se separo y fundó Martes Santo, llamado así porque el día de su constitución coincidía con el Martes Santo.

Manuel Belchi (en la foto) y su hijo son los actuales propietarios, ya que la adquirieron en el año 1976, aunque permaneció cerrada desde 1989 a 2008. Manuel, higuereño, panadero y restaurador (el restaurante se llamaba La Caldera). En 2008, reabrió la actual destilería en lo que fue una antigua quesería y molino de aceite.

Antiguas instalaciones de la destilería en la C/ Señor, donde también se fabricaban gaseosas y sifones “La Serrana” y refrescos con la marca “Lanz”. En las nuevas instalaciones cuenta con un alambique, que se calienta con leña de encina y olivo, y cuenta con un sistema de toberas que reparte el calor homogéneamente.

La destilería Martes Santo fue la segunda de toda España en embotellar sus productos, entre los años 1902 y 1905. Los aguardientes y licores de la destilería, obtuvieron una medalla de oro en la Exposición Iberoamerica de Sevilla de 1929.

Antigua Alquitara con mas de 100 años que se expone en su tienda y que muestra su funcionamiento al presidente de la asociación. Al igual que esta alquitara también se mantienen las tradicionales formulas de todos sus productos. Desde la izquierda: Enrique Guerra, Eduardo Vázquez, Manuel Belchi (propietario) y Vicente Sanchis, ante el corazón de la destilería: “La Caldera” o Alambique, donde con la experiencia y sabiduría de Manuel se elabora un auténtico producto artesanal y milenario.

Un azulejo con un poema:”Viajero que a la sierra te encaminas…y cuando llegues relajado a Higuera… que junto esta la secular caldera…a donde Belchi con amor te invita al Martes Santo…”. De su paisano el poeta Manuel Ordoñez, preside su tienda museo. Martes Santo; un rincón mágico en Higuera, donde conviven armoniosamente pasado, presente y futuro. Recipientes como botellas y vasitos para beber el aguardiente, llamados “Manguara”, fabricados en la Trinidad de Sevilla. Presente con nuevas tecnologías, y futuro formando a nuevas generaciones.

Martes Santo; uno de los mejores aguardientes de España, bidestilado (doble proceso de destilación). Aunque la primera marca comercializada fue “La Serrana”, que ahora se sigue elaborando en seco y dulce. También elaboran la bebida de los legionarios “Leche de Pantera”. Junto con otros licores como Licor de hierbas, licor de bellotas, de mora, de castañas y de Café todos con la marca “La Serrana”. Y su conocido Licor de Guindas de Higuera: Guindaser.

Detrás de Enrique y Vicente, el “Torno de Ballesta”, centenario artilugio para fabricar las sillas de enea, a lo que se dedicaba el padre de Manuel, todo ello y mucho mas es visitable en: C/ Molino de la Fontanilla- Higuerra.

Una delegación de la asociación Apoloybaco, encabezada por su presidente Antonio Vázquez, tuvimos el placer de visitar este genuino rincón higuereño, que Manuel Belchi nos enseño con tanta pasión y cariño.