ASOCIACIÓN

La Asociación de Vinos y Licores de Sevilla, en el III Encuentro Cultural de Apoloybaco.

Los Vinos y Licores de la provincia de Sevilla estuvieron presentes en la celebración del III Encuentro Cultural Apoloybaco. Los licores y aguardientes de Constantina de la destilería La Violetera, y de Carmona de la destilería Los Hermanos. Vinos del Aljarafe de las Bodegas F. Salado, Bodsegas Loreto y Bodegas Vinos de Autor. De Cazalla de la Sierra vinos de la bodega Colonias de Galeón. De Constanina vinos de la Bodega Fuente Reina y de Lebrija, vinos de la Bodega González Palacios. Una nutrida y variopinta representación de los mejores vinos y licores que se elaboran en Sevilla.

Todo ello fue posible gracias a la recien creada Asociación de productores de vinos y licores de Sevilla, una asociación que intenta unir sus esfuerzos, conocimientos y experiencias para potenciar la presencia en todos los lugares de los licores y vinos que con tanta calidad y buen hacer se están elaborando en nuestra provincia. Los 150 socios asistentes a este Encuentro Cultural pudieron comprobar las excelencias de estos vinos y licores.

Un grupo de socias brindando al final del acto con uno de los vinos de Sevilla que se degustaron en dicho evento. Una representación de los distintos vinos y licores de Sevilla que se cataron junto con algunas viandas que acompañaron a los mismos.

La Denominación de Origen Jamón de Huelva ofrecio a los asistentes una de las mejores delicias gastronómicas de nuestro País: el jamón. El vice-presidente de la Asociación Apoloybaco, dirigiendose a las socias y socios para explicar el origen de los vinos y licores de Sevilla.
   
Julián Navarro, presidente de la Asociación de Vinos y Licores de Sevilla explicando a los asistentes las funciones y los objetivos de dicha asociación.  Fernando Gavira presidente de los Norios Tabernarios de Carmona, recogiendo el premio Apoloybaco en el apartado de enología.  
   
Vinos y Licores de la provincia de Sevilla que pusieron el broche final a este tercer encuentro cultural. Las socias y socios de apoloybaco disfrutaron una noche cargada de jazz, vino, literatura y gastronomía.