JAZZ

Disco del mes. Junio de 2022 : “A Love Supreme. Live in Seattle”, de John Coltrane.

john coltrane-apoloybacoEl año 2021, fue muy fructífero en cuanto a la publicación de algunos trabajos discográficos inéditos por parte de algunas de los mejores músicos de jazz. Nos reeferimos a la edición del álbum en directo de Thelonious Monk en Palo Alto; o el doble álbúm con las grabaciones en directo de Miles Davis en el Festival de Jazz de Vienne (Francia), recogidas bajo el título de “Mercy, Miles”. Y para finalizar el año, el sello “Impulse!”, edita este histórico concierto del renovado septeto de John Coltrane, grabado en septiembre de 1965, en el Club Penthouse de Seattle, y que ha permanecido sin publicar más de medio siglo.

Pero antes de hablar de este disco, que indubitatibamente recomendamos a todos nuestros amigos que nos leen, es preciso poner en contexto aquel periodo mágico del jazz en general, y de Coltrane en particular. A mediados de los años sesenta del siglo XX, John Coltrane estaba en un período de transición en su carrera profesional, y en aquellos años, ya estaba cada vez más alejado de la zona de confort que había logrado formando parte del quinteto de Miles Davis. Coltrane, ya estaba decidido a adentrarse, cada vez más, en esa especie de catarsis musical en la búsqueda de una mayor expresión espiritual para su música con un grupo de nuevos músicos que lo respaldaban, como eran los saxofonistas tenores, Pharoah Sanders y Archie Shepp, protagonistas ambos, en aquel hito del movimiento freejazz, que supuso el álbum de Coltrane titulado: “Ascensión”, y publicado en el mismo año que este concierto de Coltrane en Seattle, en 1965.

Ya consagrado como uno de los grandes creadores del jazz tras su estelar paso por el quinteto de Miles Davis, y con un reguero de grabaciones exitosas desde 1957 para varios sellos discográficos entre los que destacan: Blue Train (1957-Blue Note); Soultrane (1958-Prestige); Giant Step (1959) y My Favorite Things (1960), ambos para Atlantic: las grabaciones en directo en el Village Vanguard en 1960 para el sello Impulse, o el disco con Johnny Hartman, también para Impulse,  lo cierto es que sus trabajos de principios de los sesenta ya indicaba el camino que iba a tomar su música, alejándose progresivamente de ese sonido y de la experiencia con Miles Davis, para evolucionar hacia otro concepto musical. Y entonces grabó, en 1964 para el sello Impulse, esa obra maestra absoluta que tituló: “A Love Supreme”.

Y 60 años después de aquella mítica grabación, ocurre una de esas cosas inesperadas y que es el sueño de cualquier productor. Perdidas en un cajón de “Impulse!, la compañía discográfica propietaria de las grabaciones originales, anuncia que habían aparecido unas cintas de aquel legendario grupo que lideraba John Coltrane, con un concierto en directo el 2 de octubre de 1965 en el “Penthouse”, un pequeño y desconocido club de jazz de Seattle, ubicado en la planta baja del Hotel Kenneth en el 701 de First Avenue, y que tuvo una efímera historia, abierto en 1962, y cerrado en 1968. El concierto fue grabado por Joe Brazil, un amigo de Coltrane que también actuó con él en algunas ocasiones. Brazil aprovechó el sistema de grabación del club, dos micrófonos y una rudimentaria grabadora Ampex, para luego conservar las cintas en su fonoteca durante más de medio siglo. Fue a la muerte de Brazil, cuando entre sus cosas, aparecieron estas cintas históricas, y a finales de 2020, los técnicos del sello “Impulse”, restauraron y remasterizaron las cintas en sus estudios de East Iris, en Nashville, Tennessee, bajo la experta dirección de Kevin Reeves, quién señaló al respecto, que las cintas originales estaban en excelentes condiciones y los resultados se encuentran entre las mejores grabaciones, no profesionales, realizadas a John Coltrane.

Los historiadores hablan, de que para cumplir su compromiso contractual de una semana en el “Penthouse Club”, Coltrane había ampliado su cuarteto habitual, y junto a la sección rítmica formada por McCoy Tyner al piano, Jimmy Garrison al bajo y Elvin Jones a la batería), la grabación incluye contribuciones del tambíen saxofiniusta tenor, Pharoah Sanders, el saxofonista alto Carlos Ward y un segundo bajista, Donald “Rafael” Garrett. Coltrane y Ward tocan en esta grabación, además del saxo tenor y alto, otros elementos de percusión.

Nadie sabe por qué Coltrane decidió tocar aquella noche “A Love Supreme”. Sus biógrafos solo documentan un par de interpretaciones en vivo de “A Love Supreme”, la que tocó en 1965 en el Festival de Jazz de Antibes, en el sur de Francia, y que es muy fiel a la grabación original, y otra en una iglesia en Brooklyn que (hasta donde se sabe) no fue grabada.

El descubrimiento de la cinta, y la consiguiente publicación de estas grabaciones de John Coltrane interpretando una versión, —muy distinta por cierto al álbum original—, es un hecho trascendente en la propia discografía de John Coltrane, y es superior en calidad, al menos para mi, a otras reediciones que vieron la luz el año pasado y que hemos citado anteriormente. Digo más, el descubrimiento y la publicación de este concierto de John Coltrane en Seattle, pasaran a la historia como uno de los hechos más relevantes en la historia del jazz del presente siglo.

El concierto de John Coltrane en Seattle, tiene una historia propia que la separa, de alguna manera de la grabación original de esta obra de arte en mayúsculas que es “A Love Supreme”; en primer lugar porque su duración es más del doble que la obra original, y en segundo lugar, porque capta un momento histórico con Coltrane reinventado su propio sexteto y su propia música. Por supuesto que la versión original de “A Love Supreme”, siempre prevalecerá, pero en este doble álbum que acaba de sacar “Impulse” con todo lujo de detalles, hay algo mágico, e histórico. El lanzamiento de estas grabaciones inéditas, no solo documenta una banda en transición (Tyner y Elvin Jones pronto abandonaron el grupo, mientras que Sanders tocó con Coltrane hasta su muerte); sino que Coltrane usó “A Love Supreme”, como una plataforma de lanzamiento para la siguiente fase de su particular búsqueda de otros conceptos musicales. Debido a que hay muy pocas versiones de “A Love Supreme”, es fácil pensar en la pieza original como algo intocable, pero la grabación de John Coltrane en Seattle, rompe con esta teoría. La música, la melodía, son reconocibles, pero sin embargo, ni el “tempo”, ni los solos de cada instrumentista, empezando por el propio Coltrane, que toca también aquí instrumentos de percusión, son los mismos. Es una música completamente diferente, sin dejar de ser la misma obra maestra que fue, es, y será, “A Love Supreme”.

Coltrane, fue un músico grande entre los grandes, y forma parte, sin lugar a duda alguna, entre los saxofonistas más influyentes, con independencia del genero musical, del siglo XX y con seguridad, también de los siglos venideros. Y este álbum, inédito hasta ahora, y que recomendamos con absoluta pasión, lo vuelve a demostrar.

LOS MÚSICOS LOS INSTRUMENTOS FICHA TÉCNICA
McCoy Tyner. Piano. Sello discográfico: IMPULSE!
Jimmy Garrison y Donald Rafael Garrett. Bajos. Número de serie: B0034291-01
Elvin Jones. Batería. Fecha de grabación: 2 Octubre 1965.
Pharoah Sanders. Saxo tenor y percusión. Lugar de grabación: Live at Penthouse Club. Seattle.
Carlos Ward. Saxo alto. Calificación: 5 * sobre 5.
John Coltrane. Saxo tenor y líder

 

Temas

Duración

A Love Supreme. Parte I – Acknowledgement 21:59
Interlude 1. 2.36
 A Love Supreme. Parte II – Resolution 11:05
Interlude 2. 6:26
A Love Supreme. Parte III – Pursuance 15:44
Interlude 3. 6:38
Interlude 4. 4.20
A Love Supreme. Pt IV – Psalm. 7:21