JAZZ

Disco del mes. Junio de 2022 : “A Love Supreme. Live in Seattle”, de John Coltrane.

john coltrane-apoloybaco

El año 2021, fue muy fructífero en cuanto a la publicación de algunos trabajos discográficos inéditos por parte de algunas de los mejores músicos de jazz. Nos reeferimos a la edición del álbum en directo de Thelonious Monk en Palo Alto; o el doble álbúm con las grabaciones en directo de Miles Davis en el Festival de Jazz de Vienne (Francia), recogidas bajo el título de “Mercy, Miles”. Y para finalizar el año, el sello “Impulse!”, edita este histórico concierto del renovado septeto de John Coltrane, grabado en septiembre de 1965, en el Club Penthouse de Seattle, y que ha permanecido sin publicar más de medio siglo.

Pero antes de hablar de este disco, que indubitatibamente recomendamos a todos nuestros amigos que nos leen, es preciso poner en contexto aquel periodo mágico del jazz en general, y de Coltrane en particular. A mediados de los años sesenta del siglo XX, John Coltrane estaba en un período de transición en su carrera profesional, y en aquellos años, ya estaba cada vez más alejado de la zona de confort que había logrado formando parte del quinteto de Miles Davis. Coltrane, ya estaba decidido a adentrarse, cada vez más, en esa especie de catarsis musical en la búsqueda de una mayor expresión espiritual para su música con un grupo de nuevos músicos que lo respaldaban, como eran los saxofonistas tenores, Pharoah Sanders y Archie Shepp, protagonistas ambos, en aquel hito del movimiento freejazz, que supuso el álbum de Coltrane titulado: “Ascensión”, y publicado en el mismo año que este concierto de Coltrane en Seattle, en 1965.

Ya consagrado como uno de los grandes creadores del jazz tras su estelar paso por el quinteto de Miles Davis, y con un reguero de grabaciones exitosas desde 1957 para varios sellos discográficos entre los que destacan: Blue Train (1957-Blue Note); Soultrane (1958-Prestige); Giant Step (1959) y My Favorite Things (1960), ambos para Atlantic: las grabaciones en directo en el Village Vanguard en 1960 para el sello Impulse, o el disco con Johnny Hartman, también para Impulse,  lo cierto es que sus trabajos de principios de los sesenta ya indicaba el camino que iba a tomar su música, alejándose progresivamente de ese sonido y de la experiencia con Miles Davis, para evolucionar hacia otro concepto musical. Y entonces grabó, en 1964 para el sello Impulse, esa obra maestra absoluta que tituló: “A Love Supreme”.

penthouse fachadaY 60 años después de aquella mítica grabación, ocurre una de esas cosas inesperadas y que es el sueño de cualquier productor. Perdidas en un cajón de “Impulse!, la compañía discográfica propietaria de las grabaciones originales, anuncia que habían aparecido unas cintas de aquel legendario grupo que lideraba John Coltrane, con un concierto en directo el 2 de octubre de 1965 en el “Penthouse”, un pequeño y desconocido club de jazz de Seattle, ubicado en la planta baja del Hotel Kenneth en el 701 de First Avenue, y que tuvo una efímera historia, abierto en 1962, y cerrado en 1968. El concierto fue grabado por Joe Brazil, un amigo de Coltrane que también actuó con él en algunas ocasiones. Brazil aprovechó el sistema de grabación del club, dos micrófonos y una rudimentaria grabadora Ampex, para luego conservar las cintas en su fonoteca durante más de medio siglo. Fue a la muerte de Brazil, cuando entre sus cosas, aparecieron estas cintas históricas, y a finales de 2020, los técnicos del sello “Impulse”, restauraron y remasterizaron las cintas en sus estudios de East Iris, en Nashville, Tennessee, bajo la experta dirección de Kevin Reeves, quién señaló al respecto, que las cintas originales estaban en excelentes condiciones y los resultados se encuentran entre las mejores grabaciones, no profesionales, realizadas a John Coltrane.

Los historiadores hablan, de que para cumplir su compromiso contractual de una semana en el “Penthouse Club”, Coltrane había ampliado su cuarteto habitual, y junto a la sección rítmica formada por McCoy Tyner al piano, Jimmy Garrison al bajo y Elvin Jones a la batería), la grabación incluye contribuciones del tambíen saxofiniusta tenor, Pharoah Sanders, el saxofonista alto Carlos Ward y un segundo bajista, Donald “Rafael” Garrett. Coltrane y Ward tocan en esta grabación, además del saxo tenor y alto, otros elementos de percusión.

Nadie sabe por qué Coltrane decidió tocar aquella noche “A Love Supreme”. Sus biógrafos solo documentan un par de interpretaciones en vivo de “A Love Supreme”, la que tocó en 1965 en el Festival de Jazz de Antibes, en el sur de Francia, y que es muy fiel a la grabación original, y otra en una iglesia en Brooklyn que (hasta donde se sabe) no fue grabada.

El descubrimiento de la cinta, y la consiguiente publicación de estas grabaciones de John Coltrane interpretando una versión, —muy distinta por cierto al álbum original—, es un hecho trascendente en la propia discografía de John Coltrane, y es superior en calidad, al menos para mi, a otras reediciones que vieron la luz el año pasado y que hemos citado anteriormente. Digo más, el descubrimiento y la publicación de este concierto de John Coltrane en Seattle, pasaran a la historia como uno de los hechos más relevantes en la historia del jazz del presente siglo.

 

john coltrane seattleEl concierto de John Coltrane en Seattle, tiene una historia propia que la separa, de alguna manera de la grabación original de esta obra de arte en mayúsculas que es “A Love Supreme”; en primer lugar porque su duración es más del doble que la obra original, y en segundo lugar, porque capta un momento histórico con Coltrane reinventado su propio sexteto y su propia música. Por supuesto que la versión original de “A Love Supreme”, siempre prevalecerá, pero en este doble álbum que acaba de sacar “Impulse” con todo lujo de detalles, hay algo mágico, e histórico. El lanzamiento de estas grabaciones inéditas, no solo documenta una banda en transición (Tyner y Elvin Jones pronto abandonaron el grupo, mientras que Sanders tocó con Coltrane hasta su muerte); sino que Coltrane usó “A Love Supreme”, como una plataforma de lanzamiento para la siguiente fase de su particular búsqueda de otros conceptos musicales. Debido a que hay muy pocas versiones de “A Love Supreme”, es fácil pensar en la pieza original como algo intocable, pero la grabación de John Coltrane en Seattle, rompe con esta teoría. La música, la melodía, son reconocibles, pero sin embargo, ni el “tempo”, ni los solos de cada instrumentista, empezando por el propio Coltrane, que toca también aquí instrumentos de percusión, son los mismos. Es una música completamente diferente, sin dejar de ser la misma obra maestra que fue, es, y será, “A Love Supreme”.

Coltrane, fue un músico grande entre los grandes, y forma parte, sin lugar a duda alguna, entre los saxofonistas más influyentes, con independencia del genero musical, del siglo XX y con seguridad, también de los siglos venideros. Y este álbum, inédito hasta ahora, y que recomendamos con absoluta pasión, lo vuelve a demostrar.

LOS MÚSICOS LOS INSTRUMENTOS FICHA TÉCNICA
McCoy Tyner. Piano. Sello discográfico: IMPULSE!
Jimmy Garrison y Donald Rafael Garrett. Bajos. Número de serie: B0034291-01
Elvin Jones. Batería. Fecha de grabación: 2 Octubre 1965.
Pharoah Sanders. Saxo tenor y percusión. Lugar de grabación: Live at Penthouse Club. Seattle.
Carlos Ward. Saxo alto. Calificación: 5 * sobre 5.
John Coltrane. Saxo tenor y líder

 

Temas

Duración

A Love Supreme. Parte I – Acknowledgement 21:59
Interlude 1. 2.36
 A Love Supreme. Parte II – Resolution 11:05
Interlude 2. 6:26
A Love Supreme. Parte III – Pursuance 15:44
Interlude 3. 6:38
Interlude 4. 4.20
A Love Supreme. Pt IV – Psalm. 7:21

 

OTROS DISCOS RECOMENDADOS DE JOHN COLTRANE

THE COMPLETE 1961 VILLAGE VANGUARD RECORDINGS

A LOVE SUPREME

ASCENSIÓN

Si siempre es difícil elegir un disco entre otros, la labor se complica hasta el infinito cuando se trata de recomendar tres, solo tres, de John Coltrane. El criterio que hemos seguido para elegir estos y dejar, con mucho dolor de oídos, otras fuera, han sido los mismos que para cualquier otra ocasión: intentar recoger el legado discográfico del músico en sus diferentes etapa creativas y en diferentes casas discográficas. No haremos una lista, porque seria interminable, de los discos que merecerían estar aquí, tanto o mas que estos que traemos, pero os aseguro que estos que he elegido deben ser adquiridos y/o escuchados sin ninguna dilación por vuestra parte.
El primero, es toda una señora recopilación de las sesiones que Coltrane grabó al frente de su grupo entre los días 1 y 5 de noviembre de 1961 en el Village Vanguard de New York. La música que se grabó, felizmente reeditada en Cd en un lujoso pero excepcional estuche de cuatro compactos, es de tal calibre y de tal belleza que difícilmente el Vanguards, con su casi centenaria historia, habrá tenido otra vez ocasión de repetir. Imprescindible.

Una obra maestra absoluta. Cuando Coltrane en la cresta de la ola del jazz grabó “Giant Steps”, estaba dando verdaderamente un “paso de gigante” en la música de jazz. Autentica sensación de placer da escuchar una y otra vez este disco que supera con creces el “hardbop” que se hacía en la época. El disco está incluido en el libro: “Los 100 mejores discos de Jazz”. Imprescindible.

“Ascensión” es una obra colectiva en donde Coltrane se rodea de jóvenes músicos abanderados del freejazz y con este disco. se integra definitivamente en ese movimiento. “Ascensión” alcanza por momentos ciertas dosis de paroxismo y tras su edición ya nada seria igual en la música de este genio del saxo tenor. Tras grabarlo en 1965, Coltrane inicia la búsqueda de otros sonidos y otra dimensión sonora, como demostró con su siguiente disco “Interstellar Space” (Impulse, 1967). Un camino truncado por la muerte, pocos meses después, de grabar este ultimo disco.

coltrane
coltrane coltrane

JOHN COLTRANE

John Coltrane, era uno de esos pocos hombres, en arte o en otras cosas, que son capaces de hacer la revolución. Con su saxo se convirtió en uno de los creadores mas importantes de toda la historia del jazz.

Coltrane, había comenzado a tocar el saxo siendo aun adolescente y en 1943, su familia se trasladó a Philadelphia donde obtuvo una beca para estudiar música. A su regreso del servicio militar en Hawai, -donde formó parte de una banda de música- Coltrane descubre el bebop y en 1947 formará parte de la orquesta de Eddie “Cleanhead” Vinson, donde descubre las posibilidades del saxo tenor. En 1949 se incorpora como saxo alto a la gran orquesta de Dizzy Gillespie, allí permanece incluso cuando la banda se disuelve al año siguiente ya con el saxo tenor en sus labios. Entre 1952 y 1954 trabaja con varios músicos de sideman y no es hasta septiembre de 1955 cuando el saxofonista contacta con Miles Davis para formar parte de su quinteto junto al pianista, Red Garland, el contrabajista, Paul Chambers y el batería Philly Joe Jones.

Ese mismo año se casa con su primera esposa, Juanita Grubss (de nombre musulmán, Naima). Sus progresos se evidencian en el disco “Round Midnight” de septiembre de 1956 para Columbia en el quinteto de Miles. Su afición a las drogas se agudiza y Miles le despide de su grupo y el saxofonista aprovecha para trasladarse a Philadelphia con la intención de desintoxicarse de la heroína y el alcohol. En la primavera de aquel año, se incorpora al cuarteto de Thelonious Monk, que actuaba en el club Five Spot de New York. Vuelve con Miles Davis en 1958 y al año siguiente graban el inmortal álbum: “Kind of Blue”.

A partir de ahí, su carrera es meteórica y firma un contrato con el sello, Atlantic y deja dos discos inconmensurables: “Giant Steps” y “Coltrane Jazz”. El primero se convierte por derecho propio en uno de los discos cumbres del Hardbop. Viaja por primera vez a Europa en 1960 donde es recibido multitudinariamente. A su regreso decide formar su propio grupo. Es en 1960 y lo forman  el pianista, McCoy Tyner, el contrabajista, Steve Davis, sustituido luego por el definitivo, Jimmy Garrison, y el batería, Elvin Jones. El cambio a la música modal se inicia en octubre de 1960 cuando graba el tema: “My Favorite Things” y incorpora a su repertorio el saxo soprano, un instrumento que desde los tiempos de Sidney Bechet y con la excepción de Steve Lacy, nadie lo había incorporado al jazz moderno.

Durante este periodo incorpora a su música el interés por folklores ajenos  a la tradición europea: el flamenco (Olé Coltrane), la música  y ritmos africanos (Dahomey Dance, África) la música india (Aisha) etc. En muchas de estas obras aparece el saxo alto, clarinete bajo y flautista, Eric Dolphy, que permaneció en su cuarteto desde 1961 hasta marzo de 1962 y a partir de ahí da comienzo un nuevo proyecto con su firma para el sello Impulse! donde graba en directo desde el Village Vanguard de New York, una serie de conciertos absolutamente geniales. Parte otra vez hacia Europa en 1963 y al año siguiente graba un álbum (Crescent) que indica el desplazamiento espiritual en su música que llega luego con su álbum quizás más conocido por el gran publico: “A Love Supreme”. Un nuevo giro a su música en 1965 con un concepto mas radical es inaugurada con el disco “Ascensión” que señala su definitiva adscripción al movimiento “freejazz”.

John Coltrane, cambia a sus músicos en función de su nuevo sonido y su enfermedad le obliga a ralentizar sus grabaciones siendo lo mas destacable en sus últimos años otra actuación en el “Village Vanguard” y una gira por Japón. Las ultimas grabaciones de 1967 – incluidas las aparecidas tras su muerte – dan la impresión  de que iban encaminadas en una dirección donde el protagonismo era la pureza del sonido pero su muerte en 1967 a consecuencia de una infección hepática le privó de alcanzar su sueño de visitar África.

Temas

Duración

A Love Supreme. Parte I – Acknowledgement 21:59
Interlude 1. 2.36
 A Love Supreme. Parte II – Resolution 11:05
Interlude 2. 6:26
A Love Supreme. Parte III – Pursuance 15:44
Interlude 3. 6:38
Interlude 4. 4.20
A Love Supreme. Pt IV – Psalm. 7:21