JAZZ

Pablo Zapata: Latidos.

Don_Pattersonpablo-zapata-latidosTítulo: Latidos.
Músico: Pablo Zapata.
Acompañantes: Horacio “El Negro” Hernández y Jimmy González (baterías); Rafael Garcés (saxo tenor y alto); Javier Ortí (saxo tenor y soprano); Pedro Cortejosa (saxo tenor); Guillermo Trujillo (trompeta); Manuel Morillo (flauta travesera); Álvaro Gandul (piano); David Montoya (piano y teclados); Manuel Soldán (guitarra eléctrica) y Sine León  y Víctor Pérez (percusión).
Fecha de Grabación: 2016. Mayo.
Lugar de Grabación: Gines (Sevilla).
Sello Discográfico: Autoedición.
Nº de temas: 10.
Formato: CD.
Instrumento: Bajo.
Estilo: Fusión.
Nº de Serie: SE-890-2016.
Año de Edición: 2013.
Duración: 01:14:27
Calificación: 3*/2

Comentario:

“Latidos”, es el segundo álbum liderado por el bajista sevillano, Pablo Zapata. Editado en 2016, tres años después de su debut con “Dream Come True“, el álbum fue presentado por primera vez en publico el 16 de junio de 2016, en el marco del IV Festival de la Asociación Sevillana de Jazz (Assejazz). Pablo Zapata vuelve a recurrir a los músicos que le inspiran confianza, y repiten en la grabación de “Latidos”: Rafael Garcés, Álvaro Gandul o Jimmy González. Y además cuenta con la colaboración de algunos de los músicos más importantes del panorama jazzístico de Andalucía en aquellos años, como el saxofonista gaditano, Pedro Cortejosa, el guitarrista, sevillano, Manuel Soldán, o el saxofonista onubense, Javier Ortí.

En “Latidos”, Pablo Zapata sigue con esa sana costumbre, de dedicar algunos de sus temas a los colegas de profesión que se han cruzado en su camino, como la canción: “Maese Pedro”, en honor de Pedro Cortejosa, “Gandul”, a ese gran pianista sevillano, que es, Álvaro Gandul, a su gran amigo, el flautista, Manuel Morillo con el tema: “My friend Morillo”; o “Assejazz night”, dedicado a la Asociación Sevillana de Jazz (Assejazz) de las que tanto él, como el que suscribe, tenemos el honor de pertenecer.

Música fresca, raíces sureñas en ese precioso tema que es “Guadalquivir”, y todo un divertido caleidoscopio musical en el que Pablo Zapata se siente tan cómodo. Música brillante, emotiva, creativa y el bajista dando muestra de un perfecto dominio del instrumento, del ritmo y demostrando, además, que tiene madera de líder para afrontar el trabajo de un noneto ampliado en el que la mayoría de los músicos tocan expresamente para esta sesión en estudio. Pablo Zapata domina cualquier tempo y cualquier estilo, y lo demuestra en las baladas con esa estupendo tema titulado “Love Moments”; en los ritmos latinos y flamencos con el citado “Guadalquivitr”, o con “Latidos”, el tema que abre y da título al disco. La colaboración del baterista y pecusionista cubano, Horacio “El Negro” Hernández, contribuye notablemente al éxito de este trabajo y a darle una impronta muy personal, por la que Pablo Zapata transita con elegancia y maestría.

“Latidos” fue un paso adelante importante en la carrera profesional de Pablo Zapata, y la consolidación de un músico muy creativo que sentía dentro la necesidad de escribir, componer, y expresar su música con un proyecto propio.