GASTRONOMÍA

Casa Manolo.

La calle Feria es una de las arterias más importantes de la zona norte de Sevilla y salida natural desde el centro de la ciudad hacía la ronda histórica por la zona conocida como “La Resolana”. Uno de los elementos ligados históricamente con la calle Feria también tiene que ver con el intercambio de mercancías, en este caso de antigüedades y otros objetos curiosos. Nos referimos al ancestral “mercadillo del Jueves” un atractivo recorrido por el  mundillo del coleccionismo, las artes, las antigüedades y otros objetos de segunda mano que lleva la friolera de siete siglos en el mismo sitio.

En la actualidad el “mercadillo del jueves” ha perdido prácticamente todo su primitivo atractivo y raro es encontrar algo de interés en sus puestos. Tal y como la conocemos hoy, en el interior del mercado hay la posibilidad de tomar en algunos de sus puestos algunas tapas y viandas.         
Es el caso de La Cantina, en el Puesto nº 111, del q ue hablamos en otra sección de nuestra web, y el puesto nº 110, de nuestro querido  amigo José Carlos Negrete Morales. José Carlos pertenece a una familia cuyos ancestros han formado parte de la fisonomía del mercado de Abastos de la Calle Feria desde hace más de un siglo. Hijo y nieto de comerciantes, José Carlos heredó de su padre, Manuel Negrete y de su abuelo “El Primo” la querencia por el oficio y la maestría de un buen comerciante.

En el Mercado de Abastos de la calle Feria todos, y especialmente los comerciantes más antiguo, conocen a José Carlos por el apodo de “El Primo” una saga de hombres y mujeres que han echado raíces en el Mercado de la Calle Feria desde principios del Siglo XX. Su familia empezó en el negocio del papel de embalar con el que prácticamente nutría a todos los puestos del mercado. Más adelante amplió su negocio al comercio de la sal, las legumbres y el bacalao seco, siendo en aquella época el primer puesto del mercado que ofrecía tales productos.

Ahora el puesto de José Carlos sigue la tradición familiar y su negocio está enfocado en mitad tienda de ultramarinos y conservas, mitad despacho de vinos y viandas que incluso se pueden degustar insitu.   Son espectaculares sus mejillones gigantes en escabeche, los chicharrones de Chiclana y las anchoas del Cantábrico que ofrece José Carlos.

Para acompañar tales exquisiteces, se sirven unos botellines muy fríos de Cruz Campo aunque si se prefiere el vino como acompañante, también dispone se ofrecen algunos riojas de calidad y también el magnifico tinto de la bodega sevillana (Cazalla de la Sierra) Colonia de Galeón. Una parada en el puesto 110 del Mercado de la Feria, el puesto de José Carlos, es una magnifica forma de finalizar una visita al mercado de abastos más antiguo de Sevilla. 

Rutas Gastronómicas por los barrios de Sevilla: Macarena – Feria – Plaza de Abastos.
Plaza de Calderón de la Barca. Puesto 110 de la Plaza de Abastos. 41002 Sevilla.
 

Relación calidad-precio:

Presentación:

Cocina:  No hay

Servicio:

Tapa destacada: Chicharrones de Chiclana.

Otras tapas: Conservas, chacinas y ahumados.

  Mala   Aceptable   Buena   Muy Buena   Excelente