GASTRONOMÍA

Junio 2024. Restaurante del mes: Farol. (Sevilla).

FAROL BAR RESTAURANTE. (SEVILLA).

Calle Faustino Álvarez, 1. Esquina Calle Relator.
41002 Sevilla.

Horario de apertura:
De martes a domingo en horario de almuerzos y cenas. Lunes cerrado.

Teléfono reservas: 697 896 657.

RCP:

Presentación: 

Cocina:

Servicio: 

Mala Aceptable Buena Muy Buena Excelente

«…Una casa portuguesa con certeza», así reza un cartel colgado en la fachada de «Farol Bar Restaurante», un establecimiento que acaba de cumplir su primer aniversario desde que abriera sus puertas en mayo de 2023, y que ya se ha ganado el favor de muchísimos amantes de la cocina portuguesa en Sevilla.

Y es que, en nuestras dos visitas a este coqueto y agradable restaurante, ubicado a tiro de piedra de la Alameda de Hércules, en pleno barrio de la Calle Ancha de la Feria, y casi al lado de la histórica Plaza de Abastos del barrio, la propuesta gastronómica de «Farol» nos permitió constatar el que, por fin, exista una casa de comida portuguesa con sus vinos autóctonos, en Sevilla.

«Farol» es un pequeño local que ofrece una sincera y básica cocina portuguesa y es regentado por tres socios: Antonio Almagro, Nicolás Garrido, y Andrés Lima, este último nacido en el país vecino. Los tres venían de compartir una experiencia conjunta en en otro restaurante sevillano, y en mayo de 2023, ahora hace un año, decidieron montar su propio restaurante y abrieron sus puertas con la intención, conseguida por cierto, de traer a la capital andaluza una panorámica muy representativa de la rica gastronomía portuguesa. Su carta, de manera casi exclusiva, nos propone un sabroso paseo por esos platos y recetas que han hecho famosa su cocina: cataplanas y arroces, lulinhas (calamares), bacalhau dorado, carne alentejana, pollo da guia (a la brasa), espetadas, y con una oferta corta, pero muy atractiva de los famosos postres portugueses, donde no pude faltar, los Bolos de Chocolate, » o melhor Bolo de Chocolate do mundo» dicen en su carta, o la popular Tarta de Nata portuguesa.

A nuestra mesa llegaron, en ambas ocasiones, la mayoría de platos que están diariamente en su carta: Arroz de rape y marisco, espetadas de mero y gambones, croquetas de piñones, capirotes de langostinos, carne a la manera alentejana, ensaladilla de gambas con fondo de torta Inés Rosales, Bacalhao dourado, pulpo a la brasa al estilo de Olaho, para chuparse los dedos, y los tres postres que ofrecían en su carta y ya citados: los Bolos de Chocolate, la popular Tarta de Nata portuguesa y la bola de caramelo.

Ensaladilla de Gambas con fondo de Torta Inés Rosales

Arroz de marisco

Bacalhao Dourado

Pulpo entero a la brasa

Espetada, ya enplatada, de gambón y rape.

Carne Alentejana

Tarta de Nata

Bolo de Chocolate

Como hemos dicho, para acompañar las viandas, el restaurante dispone de una breve, pero atractiva, carta de vinos portugueses, donde además del famoso «vinho verde», se puede degustar por copas tanto tintos (Herdade de Grous, EA, Papa Figos), blancos (Muralhas Monçao, Aveleda Fonte) o rosados como Mateu Rosé. La carta de vinos de «Farol», también hace un guiño a los vinos andaluces generosos, permitiendo tomar por copas, la exquisita Manzanilla Lustau, el Fino en rama «Tio Pepe», o amontillados, olorosos y Pedro Ximenez. Como no podía ser menos, para los amantes de la cerveza, ofrecen en su carta la popular «Sagres» en tres presentaciones: Tostada, rubia o sin gluten, tanto en barril como embotellada.

Para acompañar esos manjares, los vinos que llegaron a nuestra mesa, portugueses por supuesto, fueron el tinto «EA 2021, de las Bodegas Cartuxa, con las variedades de uvas propias del Alentejo como la Trincadeira, Aragonêz, Alicante Bousche y Castelaò «, el Muralhas Blanco 2023, de Bodegas Monção de la región Vinho Verde y con las variedades de Alvarinho y Trajadura. Para los aperitivos se sirvió cerveza Sagres y la magnífica manzanilla Lustau.

En nuestra primera visita éramos solo dos comensales, y ya en la segunda ocasión, aprovechamos su excelente cocina para celebrar en su local un evento familiar. El servicio, en ambas ocasiones, fue excelente, y la calidad de sus platos sencillamente estupenda. En ese evento familiar, (diciembre de 2023), con más de 15 comensales, nos dieron a elegir entre comer a la carta, o probar algunos de sus tres menús: El Algarve, El Oporto, o el Menú Alentejo. Una experiencia muy agradable en ambos casos.

El restaurante es pequeño, (conviene reservar, sobre todo en fines de semana), y cuenta con una pequeña barra, varias mesas altas y otras tantas mesa bajas, que en ningún caso, alteran la necesaria intimidad del comensal.

Es necesario destacar, que en «Farol», la mayoría de los platos que se sirven en mesa, incluso cuando se pide el menú, son preparados y cocinados al instante: arroces, cataplanas, espetadas y los alimentos a la brasa, salen de la cocina cocinados al momento en que se pide la comanda, una cuestión, a nuestro juicio muy importante, y que garantiza que la calidad del producto se traslade al plato con inmediatez.

Un atractivo más del restaurante Farol, es que organizan cenas temáticas con los que ellos llaman, «Noches de Fados en Farol», con el atractivo encanto de ese canto tan singular y que el comensal tiene la oportunidad de ver actuaciones en directo de destacados y desatacadas fadistas. Las «Noches de Fado en Farol», suelen ser un día de la última semana de cada mes, e incluyen la cena y el espectáculo artístico.

En definitiva, queridos comensales y seguidores de la sección de gastronomía de Apoloybaco, «Farol, Bar Restaurante», es, como reza en el cartel de la fachada, «Una casa portuguesa con cereza». Un sitio céntrico, bien situado, en zona tranquila y con un ambiente intimo, acogedor, y con las condiciones perfectas para disfrutar de una comida o cena, perfecta. La relación C/P, es adecuada, el servicio es atento, muy profesional y el espacio, siendo pequeño, está muy bien dispuesto, con mesas altas y bajas en función de las necesidades del cliente. Sin duda, una apuesta segura para los amantes de los vinos y la gastronomía del país vecino, que echábamos de menos una casa portuguesa de calidad en Sevilla.

 

Comparte