LITERATURA

Abril 2013: “Cuentos de muerte y demencia”, de Edgar Allan Poe.

Título: Cuentos de muerte y demencia

Autor: Edgar Allan Poe. (Ilustraciones de Gris Grimly) 

 

 

Cuatro terroríficos relatos de Edgar Allan Poe es lo que Nórdica Libros nos ofrece en Cuentos de muerte y demencia, su última propuesta de libro ilustrado, en esta ocasión con el trabajo de Gris Grimly, un misterioso artista del que poco se sabe.

Cuatro historias protagonizadas por un asesino exasperado por el latido del corazón aún palpitante de su víctima, una institución mental dirigida por alguien ajeno al personal, una caja misteriosa a bordo de un barco con un terrible secreto y la mirada de un hipnotizador que podría paralizar a la misma Muerte… Estas cuatro terroríficas historias es lo que encontrarás en “El corazón delator”, “El sistema del doctor Tarr y el profesor Fether”, “La caja oblonga” y “Los hechos del caso del Sr. Valdemar”.

Al contenido ya de por sí terrorífico que nos ofrecen los relatos de Poe se le añade en esta edición de Nórdica Libros la labor de Gris Grimly, un nombre tras el que se oculta todo un enigma. Su fecha y lugar de nacimiento siguen siendo objeto de debate, pero durante años ha estampado sus demonios en libros como estos Cuentos de misterio y locura de Edgar Allan Poe, La leyenda de Sleepy Hollow y, más recientemente, el exitoso libro ilustrado de Neil Gailman El alfabeto peligroso. Para más muerte y demencia siniestras, puedes echar un ojo a la web www.madcreator.com.

Booktralier en este enlace (merece la pena verlo)

Edgar Allan Poe (Boston, 1809- Baltimore, 1849) fue un escritor, poeta, crítico y periodista romántico estadounidense reconocido como uno de los maestros universales del relato corto, del que fue pionero en su país. Renovó la novela gótica y es recordado especialmente por sus cuentos de terror. Considerado el inventor del relato detectivesco, contribuyó asimismo con varias obras al género emergente de la ciencia-ficción. Por otra parte, fue el primer escritor norteamericano de renombre que intentó hacer de la escritura su modus vivendi, lo que tuvo para él lamentables consecuencias.

Fuente: www.estandarte.com