LITERATURA

Agosto 2007: «Los poetas cantan al olivo. Una antología», editada por Francisco Vélez Nieto.

 

Título: Los poetas cantan al olivo. Una antología

Autor: Ed. Francisco Vélez Nieto

Tu amor por los olivares

de tierra recién arada.

Muchos años y cosechas

nos pesan en la mirada.

(Estrofa del poema Tu amor por los olivares, de Rafael Guillén)

 



 

Los que habitamos en el Sur tenemos la mirada repleta de olivos, de aceitunas machacadas, de platos con el oro derramado de sus venas, de ramitas cortadas a las puertas de una iglesia, de historias de hambre y panes con aceite y azúcar, de aceiteras de hojalata adornando la cocina de la abuela, de milenarias vasijas de barro arropando al tiempo, donde alguna vez durmió el fruto de este árbol – de este árbol dije, quizá debí decir amigo-, de sueños de amor en las almazaras, y de paisajes, de cientos de horas de paisajes donde el olivo nos acompañaba siempre en nuestros pensamientos, sin apenas darnos cuenta. Los que habitamos en el Sur tenemos discusiones con los inmortales sobre qué planta o árbol convendría / para los seres de las florestas de Artemisa, recordamos que las olivas selectas decoraban las mesas / con sus múltiples tintes, y los campos dormían / con olores profundos de jara e hierbabuena, y sabemos que el círculo del tiempo es extranjero / porque la rama inventa sus ficciones / y del sueño total que te sucede / sólo el amor aceita la distancia.

Los poetas cantan al olivo es una antología poética alrededor de este árbol -imagen de nuestra memoria, de nuestra mesa y nuestro paisaje- cuidadosamente editada por Francisco Vélez Nieto, quien ha reunido en estas páginas a poetas clásicos y poetas actuales, en su mayoría andaluces (casi todos de nacimiento y algunos de adopción), testigos de los campos de olivares del Sur y el Mediterráneo, que han cantado y cantan al olivo con la sutileza y el esplendor que sólo puede dar el amor por este árbol. Los poemas no tienen un orden concreto, ni cronológico ni alfabético, sino que el editor los ofrece como un abanico muy variado. Ocho capítulos componen el libro: El olivo y los poetas, Nostalgias y reencuentros, Coplas y Canciones, Fiestas del olivo, Paisajes y moradas, Olivos y olivares, Sed y árbol, y Mirando al Mediterráneo, con un epílogo final del jienense Salvador Compás.

Desde Apoloybaco os recomendamos su lectura, pausada, serena, recreándose en cada poema, con el mismo placer que se saborea una aceituna recién machacada con su poquito de sal.

 

Francisco Vélez Nieto es escritor, poeta y crítico literario, nacido en Lora del Río (Sevilla). En verso tiene publicados los libros: La otra historia de siempre, Excepto la derrota, Memoria ante el espejo, Itálica y otros poemas (IV ª edición, Finalista del Premio de Críticos del Sur, año 2006). Y los cuadernos: Poetas en el aula, Poetas y humanistas y Cuadernos abiertos. Además, es editor y coordinador de las antologías Antología del Olivo y Homenaje a la bicicleta.

Fue fundador de la revista poética ÉXODO y está incluido en las antologías Nueva Poesía Sevilla, Poetas en Sevilla, Ánfora Nova, Homenaje al soneto y Soleares, entre otras. En prosa, es autor de Itálica y el Monasterio de s. Isidoro del Campo (Guía para el paseante) 2ª edición (Agotada), así como coautor de varios libros. Articulista y crítico literario, es colaborador habitual de diversos periódicos y revistas nacionales: El Correo de Andalucía, Grupo Casco Antiguo, Diario de Málaga (Suplemento de Libros), Andalucía en la Historia, La República de las Letras (Madrid), Cuadernos para el Diálogo (2º etapa) y otras publicaciones. Actualmente es Presidente de la Asociación Colegial de Escritores de Andalucía (ACE-Andalucía), miembro asesor del Centro Andaluz de las Letras de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, Miembro asesor del Pacto del Libro y la Lectura (Junta de Andalucía), y Presidente, hasta diciembre de 2009, de la Asociación Feria del Libro de Sevilla.