LITERATURA

Julio 2013: “Las lágrimas de San Lorenzo”, de Julio Llamazares.

Título: Las lágrimas de San Lorenzo

Autor: Julio Llamazares 

 

 

Hace unos meses leí un artículo que recordaba que, en este año 2013, se cumple el 25 aniversario de la edición de “La lluvia amarilla”, la novela más emblemática de Julio Llamazares (León, 1955), uno de los grandes narradores de esa nómina de escritores leoneses (de nacimiento o adopción) que tantas buenas letras nos ha dejado (Antonio Gamoneda, Juan Carlos Mestre, Antonio Colinas o José María Merino, entre ellos).

Aproximadamente por la misma fecha (abril de este año) se anunció la publicación del último libro actualmente escrito por Julio Llamazares, “Las lágrimas de San Lorenzo”, lo que me llevó a su lectura de manera inmediata. Y la alegría fue inmensa al volver a encontrar a aquel mismo escritor que me hizo disfrutar tánto con la lectura de su novela más emblemática.

Las lágrimas de San Lorenzo” es un libro que ofrece una visión de la vida como consecuencia del paso del tiempo y la impronta que éste va dejando en las personas cuando se acercan a una cierta edad. No es un libro puramente autobiográfico, pero sí denota atisbos de las reflexiones de su autor, que expresa con un trasfondo poético, lírico, insuperable.

Julio Llamazares vuelve a darnos todo lo que lleva dentro, su profundidad literaria y su visión sobre ese caminar del tiempo, que simboliza e inspira en el motivo repetido del fenómeno astrológico que ocurre en agosto durante la noche de San Lorenzo, cuando se visualiza una lluvia de estrellas fugaces que conocemos como lágrimas; tan fugaces como la vida, que dejan una señal de cada uno de nosotros que apenas dura lo que dura el recuerdo que hayamos dejado.

En el capítulo de cierre, de este magistral libro, hay una pregunta que resalta sobre el resto del texto. Una pregunta que dice “¿No será Dios el tiempo?”.