GASTRONOMÍA

El fósil de hongo más antiguo, se remonta a 100 millones de años.

fosil hongo • En el pasado puente de Todos los Santos, la Plaza de Abastos de la capital de la Ribera Sacra celebró el Mercado Bocados de Outono.

• Boletus, senderuelas, níscalos, setas de cardo, nueces o frutos del bosque… son algunos de los productos que se pudieron adquirir. Unos bocados llegaron directos del bosque. Otros pudieron ser adquiridos en forma de bizcochos, mermeladas, conservas en almíbar e incluso tabletas de chocolate.

• Se conocen unas 100.000 especies de hongos, aunque se estima que existen más de un millón y medio. El 95% de las setas son comestibles, aunque la gran mayoría no tienen interés culinario.

• Galicia es la Comunidad Autónoma con mayor producción y exportación de castaña, con un volumen que oscila entre las 15.000 y las 25.000 toneladas al año.

Mercados de Monforte dedica el mercado temático del mes de noviembre, como no podía ser de otra manera, a las setas y los frutos que nos regala el otoño. Decimos adiós al calor y, con la llegada de temperaturas más bajas y la lluvia, los apasionados de la micología se reencuentran con un paraíso culinario, un remanso de paz para la vista, el tacto y el paladar. Rodeadas de luz y sosiego, las obras de arte que tiñen de formas inusuales y colores la materia orgánica sobre la que crecen, nos recuerdan que es noviembre. Algunas son diminutas. Otras alcanzan el medio metro. Las setas (o, lo que es lo mismo, la parte aérea de los hongos), han llegado otra vez. Y aunque algunas variedades, como el perrochico, se encuentran en primavera, esta época del año nos lleva a reflexionar sobre aquello de que “el mejor setero es el que no deja huella”.

Para ello están las manos expertas de productores y agricultores, que saben cómo respetar la naturaleza y cómo recolectar los preciados hongos para que, año tras año, nos sigan alegrando el paladar y los expositores de Mercados de Monforte. Níscalos, boletus, senderuelas, setas de cardo, castañas, nueces, frutos del bosque… son algunos Bocados de Outono que se pudieron adquirir durante el fin de semana del 2 y 3 de noviembre. Unos llegaronn directos con aroma a bosque. Otros se han transformado en deliciosas cocas, mermeladas, conservas en almíbar e incluso tabletas de chocolate.

Algunas curiosidades sobre los Bocados de Outono en Monforte de Lemos

Gracias a restos arqueológicos descubiertos, ya en la prehistoria el hombre usaba los hongos y las setas como alimentos y como base para encender fuego. Un buen ejemplo es el del Ötzi, el hombre primitivo hallado congelado en los Alpes Suizos. No obstante, el hallazgo de fósiles de hongos cubiertos de ámbar ha permitido saber que el más antiguo se remonta a 100 millones de años.

Si nos acercamos en el tiempo, se sabe que en el Imperio Romano el uso y el consumo de hongos eran habituales. Los esclavos escogidos realizaban la recolección. Algunas setas de exquisito sabor deben su nombre a la degustación de los propios emperadores romanos, como la Amanita caesarea, la seta favorita de los césares. Y, dentro de ese 5% de setas venenosas, la historia nos remonta hasta el seceso del emperador Claudio, que murió envenenado por su esposa Agripina con la seta mortal Amanita Phalloides.

Si nos centramos en la castaña, una de las protagonistas de este fin de semana, según los últimos datos publicados, Galicia es la Comunidad Autónoma con mayor producción y exportación de castaña. La superficie total de los bosques de castaños productivos suma las 38.000 hectáreas. Las entre 15.000 y 25.000 toneladas/año que se destinan al consumo español, y a otros mercados como Italia, Francia, Portugal, Reino Unido, Rusia, México, Japón o Arabia Saudí, suponen unos ingresos que oscilan entre los 30 y 40 millones de euros.