GASTRONOMÍA

El tapeo en los pueblos de Sevilla: Morón de la Frontera.

 

Su origen se remonta como asentamiento en la época del Calcolítico, etapa de la que se han encontrado restos como el dolmen enclavado en el pueblo. Durante el período romano, se convierte en un pueblo con gran número de habitantes intensamente poblado, de gran importancia. El historiador Plinio la cita con el nombre de “Arunci”, aunque el nombre podría proceder de un asentamiento anterior celta, aunque se postula como de origen fenicio, ya que este pueblo mantuvo relación con sus pobladores. Sin embargo hay pruebas fehacientes de que el asentamiento de Morón ya existía antes de la etapa romana, época de la que han aparecido numerosos restos arqueológicos, siendo además situada por los historiadores en sus tierras la antigua ciudad de Isipo.

Una vez superada la invasión bárbara, los visigodos se asientan en el pueblo, los cuales construyeron la iglesia más antigua de Andalucía, de la que hoy día se pueden contemplar los cimientos cerca de la actual iglesia de San Miguel. De esta etapa visigoda, también han sido hallados sarcófagos y ladrillos decorados con temas figurativos.

En cuanto al nombre, hay un error al atribuirlos a la época de ocupación árabe, pues Estrabón ya lo llamaba Mourol y durante la etapa mora sólo se le añade Al, con lo que por lo que se pasó a llamarse Al-Mourol, y por el uso cambió a ser Morón.

Durante la dominación musulmana, se produjo un incremento de los habitantes, hasta tal punto que la ciudad se desarrollo a extramuros de la fortaleza.

En 1249, la villa fue conquistada por Fernando III para el reino de Castilla, siendo entregada al concejo de Sevilla con la condición de que cuidara de su defensa, para más tarde entregarse este señorío a la Orden militar de Alcántara y posteriormente al Conde de Ureña, el cual hizo aumentar el tamaño de la villa y se reformo la iglesia y las murallas. Por esta época, el castillo sufrió una remodelación, y es modificado una vez más en 1650 por los Condes de Ureña, que hicieron de éste su residencia.

Cuenta la leyenda que se origina hacia el siglo XVI, que cuando llegaba a cobrar los impuestos el recaudador de Granada, la persona encargada era bastante prepotente y de maneras toscas y groseras, de forma que se le apodó el Gallo de Morón, en el momento de su despedida los vecinos lo despidieron con una paliza. Curiosamente en la isla de Cuba hay un pueblo que comparte el mismo nombre de Morón, en el que sus habitantes, atribuyen su fundación a un vecino de este pueblo de Morón de la Frontera y que además cuenta con una plaza a la entrada del pueblo con la escultura de un gallo.

Este castillo, durante la ocupación francesa, sirvió de cuartel para las tropas napoleónicas, del que dinamitaron parte en 1812. La villa de Morón de la Frontera obtendría el “título de Ciudad” en 1894.

Os recomendamos algunos establecimientos gastronómicos para comer en Morón de la Frontera, que han sido visitados por nuestros socios.

 Establecimientos visitados, reseñados más abajo.
 

Fiestas de Morón de la Frontera: Carnavales (febrero); Corpus Christi (junio); Verbena El Pantano (junio); Feria Local (septiembre); Romería de Gracia (octubre); Fiestas Patronales de la Inmaculada (8 diciembre); Navidad, Semana Santa y Epifanía.

 
Web municipal
 
350 Moron mapa 350 moron de la frontera
 Nombre Domicilio 
Cal Viva
Calle Marchena, 61.
Casa Pepe. 
Calle Murillo, 44.
Bar Restaurante Salguero. 
Calle Montestruque, 22.
Bar Restaurante Villalón.  Plaza El Polvorón.
La Venta del Negro. 
Mata Alcozarina, Carretera Se – 435, Km 11.5.

   Mala   Aceptable   Buena   Muy Buena   Excelente